24 septiembre 2010

Eden Hazard, el heredero de Scifo


El fútbol belga busca desde hace años el modo y los talentos para resurgir y recuperar el status en el fútbol europeo. Ahora, con la aparición en la escena futbolística de nuevos talentos, comienza a elevar su nivel. El máximo exponente es Eden Hazard, media punta del Lille francés, al que ya siguen los grandes equipos del fútbol europeo.
Eden Hazard nació el 7 de enero de 1991 en La Louvière (Bélgica). Su pasión por este deporte la lleva en la sangre porque tanto su padre como su madre fueron profesionales del fútbol. Thierry, su padre, jugó como mediocentro defensivo en las filas del RAA Louviéroise en la Segunda División belga, mientras que Carine, su madre, actuó seis años como delantera en la Primera División femenina del fútbol belga. Eden comenzó su carrera futbolística jugando en el Royal Stade Brainois de su ciudad natal en cuyas filas entró cuando apenas contaba 7 años. Pasó cinco años en el club antes de enrolarse en las filas del AFC Tubize, donde fue descubierto por los ojeadores de la escuela del Lille OSC mientras jugaba en un torneo local.
 
El club de la región de Nord-Pas-de-Calais ofreció a Eden un contrato juvenil que fue aceptado por sus padres, no se opusieron a que se marchara del país debido a la cercanía de Lille con su país de nacimiento y por las infraestructuras que podían ofrecer al joven jugador belga. En 2005 se unió a 'Les Dogues' donde pasó dos años en desarrollo en la cantera del club. El 28 de mayo de 2007, firmó su primer contrato profesional y debutó con el primer equipo, convirtiéndose en el profesional más joven en la historia del club. La pasada temporada se hizo con un puesto en el once titular del conjunto galo y marcó 6 goles, además fue galardonado con el premio al mejor jugador joven de la Ligue 1, votado por los propios futbolistas y que ganaba por primera vez un jugador no nacido en Francia.
 
El talento de Hazard radica en una excelente técnica, visión de juego y llegada. Puede jugar en las bandas o como segundo punta, pero la posición donde explota sus cualidades es en la media punta. El joven jugador belga es de esos capaces de ganar partidos con una jugada. A pasar de su baja estatura posee una gran velocidad, aceleración, explosividad y zancada, aunque en las carreras de larga distancia puede castigar demasiado su talento. Tiene una velocidad mental prodigiosa, sabe elegir en milésimas de segundo. Es diestro pero se maneja muy bien con la zurda. Con un buen regate y habilidad para dar el último pase. Con metros por delante no lo duda y resulta determinante. A veces se le tilda de individualista, pero es capaz de dejar atrás rivales y abrir la defensa. Es muy inteligente en los movimientos sin balón, buscando espacio, profundizando, incluso arrastrando a los defensores. Interpreta muy bien las necesidades de su equipo, anteponiéndolas a su juego, algo digno de admirar por su corta edad.

Ha sido internacional en todas las categorías inferiores de Bélgica, destacando su participación en la Eurocopa sub-17 de 2007 en la que la seleción belga llegó a semifinales donde cayeron derrotados por España en semifinales. Desde 2008 juega con la absoluta con la que debutó en el mes de noviembre, convirtiéndose en el jugador más joven en vestir la camiseta de los 'diablos rojos' con 17 años y 316 días. En su país ya sueñan con una delantera formada por Hazard y Lukaku, las dos joyas de la corona del fútbol belga. Además ha sido nombrado como el heredero y sucesor del gran Vicenzo Scifo, las casualidades ayudan ya que los dos nacieron en la misma ciudad, juegan en la misma demarcación y Hazard se parece físicamente al ídolo del fútbol belga.

En Lille son conscientes de que tarde o temprano perderán a su gran estrella. Ante la presión de clubes como Arsenal, Chelsea, Manchester United, Real Madrid, Inter o Bayern, la directiva del club del norte de Francia decidió este año ampliar el contrato de Hazard hasta 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada