20 noviembre 2010

DORSALES MÍTICOS: 10 Pelé

Su palmares es difícilmente igualable, aunque a lo largo de su carrera solo dos equipos tuvieran la suerte de contar con el mítico 10 en sus filas. Considerado por muchos como el mejor jugador de la historia del fútbol, la IFFHS lo nombró 'mejor jugador del mundo' y el Comité Olímpico Internacional le otorgó el título de 'mejor deportista del siglo XX'. O Rei era un jugador de corpulencia media que conjugaba una gran habilidad técnica, un poderoso disparo con ambas piernas y una inusitada capacidad de anticipación.

Edson Arantes do Nascimento nació el 23 de octubre de 1940 en Três Corações, en el Estado de Minas Gerais (Brasil). Conocido como Pelé, es hijo del jugador del Fluminense y Atlético Mineiro ‘Dondinho’. Está considerado por muchos ex jugadores, por diversos entes deportivos, por periodistas, la prensa en general, y gran parte de los admiradores del fútbol como el mejor jugador en la historia de este deporte.

Sus inicios en el mundo del fútbol no fueron fáciles, el internacional brasileño Waldemar de Brito se fijó en él cuando tenía 11 años, pero fue rechazado por los principales clubes de fútbol brasileños, hasta que en 1955, tras jugar en varias formaciones secundarias, fichó por el Santos FC, con el que debutó como profesional en septiembre de 1956 y donde pasó la mayor parte de su carrera, el cual se convirtió en uno de los mejores equipos del mundo. Obtuvo nueve Campeonatos Paulistas, tres Torneos Río-São Paulo, el Torneo Roberto Gomes Pedrosa, cinco Trofeos brasileños, dos Copas Libertadores, dos Copas Intercontinentales y la Supercopa de Campeones Intercontinentales.

Pelé debutó en la selección brasileña con sólo diecisiete años y, ya entonces, su contribución al juego carioca fue clave para la obtención del mundial de Suecia’58. No jugó hasta el tercer encuentro, frente a la URSS. Se hizo con la titularidad a petición del resto del equipo, que quería una sociedad Garrincha-Vava-Pelé en ataque, marcó 6 goles y fue nombrado mejor jugador del torneo.

En Chile'62, Pelé volvió a proclamarse campeón del mundo, aunque sólo pudo disputar dos encuentros debido a una lesión muscular.

México’70 es el momento donde se vio la mejor selección que ha habido en la historia de los Mundiales. Brasil se paseó de la mano de Pelé, Gerson, Jairzinho, Tostão, Rivelino, Carlos Alberto, y ganaron todos los partidos. Conquistó su tercer Mundial, lo que valió al combinado brasileño la adjudicación en propiedad del primer trofeo instituido por la FIFA, la copa Jules Rimet. En el transcurso del campeonato, retransmitido por primera vez en color, ‘O Rei’ deslumbró al Mundo. Su intento de vaselina desde mitad del campo frente a Checoslovaquia, el cabezazo al que responde el inglés Gordon Banks con una parada milagrosa e, incluso, su autopase sin tocar el balón ante el portero uruguayo son gestos inéditos que dejaron boquiabierto al mundo del fútbol.

Tras obtener todos los títulos posibles anunció su retirada del deporte activo en 1974. Sin embargo, en 1975, Pelé sorprende fichando por el New York Cosmos de la extinta NASL, equipo constituido por un conjunto de grandes figuras del fútbol a fin de promocionar este deporte en Estados Unidos.

Es el máximo anotador de la selección de Brasil y del Santos, con 77 y 474 anotaciones respectivamente. En su carrera marcó 760 goles oficiales, 541 en campeonatos de liga, convirtiéndolo en el máximo goleador de toda la historia.

Se convirtió en un mito deportivo y una de las máximas referencias del fútbol brasileño y mundial. Tras su retirada del fútbol en activo fue nombrado 'Caballero de Honor del Imperio Británico', 'Ciudadano del Mundo' por la ONU, 'Embajador de Educación, Ciencia, Cultura y Buenos Deseos' de la Unesco, 'Embajador para la Ecología y el Medio Ambiente' por la ONU (1992), 'Ministro Extraordinario de Deportes' por el gobierno de Brasil (1994-1998) y 'Embajador del Deporte' en el Foro Económico Mundial de Davos (2006). En 2004 recibió el encargo por parte de la FIFA de la elaboración de la lista de los 125 mejores futbolistas vivos, en el marco de la celebración del centenario de esta institución.

El brasileño es un icono, un jugador que inventó constantemente el fútbol, porque, más allá de los tres Mundiales que consiguió (algo que jamás se ha vuelto a lograr), lo que caracterizaba a Pelé es su capacidad de crear, de sorprender, de inventar en cada segundo en el que tocaba el balón. Goleador increíble, pasador genial, regateador nato, Pelé hizo soñar a generaciones enteras. Gracias a su legendario número 10, la 'seleção' simboliza para todos los amantes del fútbol el juego vistoso por excelencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada