30 septiembre 2010

Enzo, 'le petit' Zidane

Hijo del mítico Zinedine Zidane, tiene 15 años y ya destaca en las categorías inferiores del Real Madrid. Es un chaval que juega muy bien, al estilo de su padre. Si sigue con esta proyección será uno de los grandes futbolistas de las próximas décadas. Tiene doble nacionalidad, y ya se le están rifando la Federación Española y la Francesa.

Enzo Alan Zidane Fernández nació el 24 de marzo de 1995 en Burdeos (Francia), mientras su padre jugaba en el Girondins. Luego vivió en Italia por el traspaso de Zizou a la Juventus, y desde el 2001 la familia reside en Madrid. Debe su nombre al jugador uruguayo Enzo Francescoli, ídolo futbolístico de su padre cuando el charrúa despuntaba en las filas del Olympique de Marsella, ciudad en la que se crió 'Zizou'. Lleva la sangre y el apellido de un campeón del mundo. Un pequeño futbolista que esconde un futuro enorme. Y heredó el tesoro más preciado de la familia: la habilidad, la elegancia y la pasión por el juego.

Su padre se retiró del fútbol con la camiseta del Real Madrid en 2006, y ahí donde lo dejó su padre, lo retomó Enzo, su hijo.

Es un jugador muy completo, se trata de un medio centro ofensivo, aunque esta temporada está jugando pegado a la banda izquierda, con unas condiciones físicas envidiables para un chico de su edad, tiene el estilo de su padre, buen control de balón, gran habilidad, voz de mando y juego aéreo. Sus pases, regates y su picardía suele dejar con la boca abierta a los que asisten a los partidos de su equipo, sepan o no de quien es hijo. El pequeño Zidane ya entusiasma. Su padre fue de los más exquisitos con la pelota y siempre quedan ganas de verlo en un campo de juego. "Juego mucho en casa con mi padre, y cuando me equivoco me aconseja. Mi padre me ha enseñado algunos truquitos con la ruleta". La ruleta es esa jugada característica de 'Zizou', en la que pasa una pierna por encima del balón y se la lleva con la otra.

Es un jugador que hace diabluras con el balón en los pies. Muy vertical en su juego, usa las dos piernas. En 'La Fábrica' madridista lo cuidan mucho, es uno de los niños que más deslumbra. José Fernández, entrenador de la cantera madridista, ha señalado que "futbolísticamente está claro que tiene cosas del padre. Decir lo contrario seria mentir. Pero es temprano para saber si Enzo será capaz de llegar a profesional o no".

29 septiembre 2010

Freddy Adu, de estrella a futbolista olvidado

Fue el niño prodigio de la MLS. Con 14 años firmó el mayor contrato de la historia del 'soccer' y sin rubor alguno se le comparó con Pelé. Millonario antes de su debut en cualquier liga profesional, la carrera de Freddy Adu jamás ha alcanzado las expectativas que había despertado. Ocho años después la única similitud con el astro brasileño es el color de su piel...

Fredua Korateng Adu nació el 2 de junio de 1989 en Tema (Ghana). A los 8 años cambió de continente con toda su familia ya que su madre fue premiada en la 'Green Card Lottery'. Comenzó a jugar al fútbol en la escuela privada 'The Heights School' en Potomac (Maryland). A los 12 años se proclamó campeón del 'Maryland State Championship'. Pasó a formar parte del Programa Olímpico sub-14 y participó en un torneo juvenil en Italia. El equipo norteamericano ganó el torneó y Freddy fue elegido como mejor jugador, lo que propició que todos los grandes del calcio lo quisieron fichar.

Contra todo pronóstico regresó a Estados Unidos para firmar un contrato millonario con el DC United que le convertía en el futbolista mejor pagado de la MLS. Tenía 14 años y fue también el jugador más joven en participar en la competición. La Major League Soccer estadounidense lo asignó a la franquicia de Washington el 18 de noviembre de 2003 después de llegar a un acuerdo con el Dallas Burn, que era el club que tenía el derecho a la primera elección del SuperDraft para ese año. Tras dos temporadas en el DC United, varios clubes europeos se pelearon por hacerse con sus servicios, entre ellos el Manchester United y el Chelsea. Sin embargo, a finales de 2006 su equipo lo vendió al Real Salt Lake.

Debutó con la selección estadounidense sub-17 en el Mundial de la categoría de 2003 en Finlandia. Tan solo contaba 14 años. Luego jugó el Mundial sub-20 de 2003 en los Emiratos Árabes Unidos y el de 2005 en Holanda. El 22 de enero de 2006, a los 16 años, se convertía en el jugador más joven de su país adoptivo en participar con la selección absoluta de los EE.UU.

Su juego, refrendado con sus intervenciones en las selecciones inferiores de Estados Unidos, le catapultó a Europa. El Benfica se decidió a pagar los dos millones de dólares que por él pidió la MLS, después de verle por última vez en acción en el Mundial sub 20 de Canadá, en donde marcó un ‘hat trick’ en la goleada de Estados Unidos a Polonia (6-1) y dio dos asistencias de gol a Altidore en la victoria por 2-1 contra Brasil.

El club portugués pensó haber encontrado en él a la reencarnación de Eusebio. Adu deslumbró en su debut, en un partido de la fase previa de la Champions contra el Copenhague, pero poco a poco fue perdiendo protagonismo. La marcha de Camacho supuso también su adiós al club de las águilas. Su falta de adaptación al fútbol de primer nivel le ha condenado a un rosario de cesiones. Mónaco, Belenenses y ahora en el Aris no se puede decir que su suerte haya cambiado. Tres goles en poco más de 30 partidos es la triste tarjeta de visita de Adu en el fútbol europeo. Héctor Cúper le ha dejado fuera de la lista de inscritos para jugar la Europa League, competición que le hubiera devuelto al escaparate mediático, ya que el Aris comparte grupo con el Atlético de Madrid, Bayer Leverkusen y Rosenborg.

Evasión o victoria

Abrimos esta sección en la que vamos a ver las películas relacionadas con el mundo del fútbol. Este blog está abierto a todos vosotros, para que aportéis opiniones sobre las películas, para que contéis anécdotas o para que propongáis nuevos títulos.

Título Original: Victory

Año: 1981
Duración: 116 min.
País: USA
Director: John Huston
Guión: Evan Jones, Yabo Yablonsky
Reparto: Sylvester Stallone, Michael Caine, Max von Sydow, Pelé, Osvaldo Ardiles, Daniel Massey, Bobby Moore, Kazimierz Deyna
Productora: Lorimar
Género: Acción / II Guerra Mundial

La película está inspirada en un hecho real llamado El Partido de la Muerte. El 9 de agosto de 1942, el FC Start, un equipo de ex-jugadores del FC Dinamo de Kiev (en su mayor parte) se enfrentó al más potente equipo alemán, en la época que Ucrania estaba ocupada por el III Reich. Donde los jugadores, a pesar de ser advertidos que de no perder morirían todos, ganaron y humillaron a los alemanes para el delirio colectivo. Pocos días después las amenazas se cumplieron.


A pesar de estar inspirada en este hecho real, la história de la película varia un poco con respecto a la misma. Y es que la sinopsis de la película se orienta hacia 1943 en el campo de concentración de Gensdorff, un oficial alemán visita el campo viendo a unos prisioneros jugar al fútbol, y recordando que fue jugador antes de la guerra, se le ocurre organizar un encuentro entre una selección de futbolistas alemanes y los prisioneros. Los aliados en un principio se niegan, pero comprenden que puede ser una ocasión única para evadirse... por lo que terminan por aceptar el reto.

28 septiembre 2010

Fascitis plantar

El pie es una de las estructuras anatómicas clave en el futbolista. Cualquier molestia producida por el esfuerzo que implica la alta competición, que afecte a esta zona, condiciona la mecánica y puede provocar otras lesiones en las rodillas, la cadera, etc. Entre los problemas que pueden surgir en la zona, la fascitis plantar es la lesión más frecuente en atletas y futbolistas.

Se produce debido a la sobrecarga del tejido fascial tendinoso que sujeta el pie, y que está localizado en la planta. Debido a su uso forzado o al calzado, puede llegar a irritarse o inflamarse, produciendo un dolor que puede alargarse en la vida del deportista.

La función de la fascia plantar es la de proveer estabilidad y capacidad de absorción de impactos al arco longitudinal del pie. La inflamación de la membrana o aponeurosis que recubre la musculatura de la planta del pie y de su zona insercional en el talón, provocada por las tracciones en cada impacto y en los movimientos de propulsión del pie, es lo que se denomina en medicina deportiva, fascitis plantar.


La actividad de alto rendimiento a la que los deportistas profesionales someten a sus talones, especialmente cuando se corre en terrenos o superficies duras, provocan una continua percusión en la planta de los pies, que producen micro traumatismos, que a su vez son los responsables de una posible inflamación del talón y su consecuente generación de dolor.

En algunos casos, el dolor crónico del talón también puede estar producido porque el denominado espolón calcáneo, que también provoca la inflamación alrededor de las fibras de la fascia, aunque no tiene porqué ser la causa de la fascitis. Entre un 15 y un 25% de la población tiene espolón calcáneo pero no experimenta dolor y, por el contrario, muchos corredores con fascitis, no lo tienen.

Las principales causas de esta lesión son:
• Sobrecarga. Suele ser la más común y está originada por el uso excesivo de la articulación o la repetición de una técnica deportiva desarrollada de forma errónea.
• Cambio de calzado. Es muy común que aparezca un dolor en la fascia plantar al renovar el calzado deportivo.
• Problema óseo. Alguna malformación de tipo óseo puede generar una fascitis plantar.

Cuando se sufre una fascitis plantar los principales síntomas son:
• Dolor. Es lo que más sufre el paciente, y lo primero que nota al realizar cualquier actividad deportiva.
• Hipersensibilidad e hinchazón.
• Calor.
• Enrojecimiento.
• Tensión en la planta del pie.

La prevención de la fascitis plantar es relativamente sencilla: el calentamiento y el estiramiento previo al ejercicio físico es fundamental para evitarla. Antes de cada entrenamiento es recomendable una carrera suave de 5 o 10 minutos. Después es necesario realizar, además de los estiramientos generales, unos específicos de la planta del pie para disminuir la probabilidad de lesiones en la fascia del pie y las estructuras músculo tendinosas.

La elección de la zapatilla adecuada es imprescindible. La zapatilla debe ser confortable, con un tamaño adecuado al pie ya que los pies pueden no ser simétricos. El deportista deberá probarse cada par nuevo de zapatillas aunque sean del mismo modelo que suela utilizar.

Qué fue de... Sócrates

Ha sido, junto a Zico y Careca, uno de los mejores jugadores en la década de los 80 del fútbol brasileño, jugó y fue capitán de la canarinha en los Mundiales de España'82 y México'86. Es considerado por muchos como uno de los mejores centrocampistas de la historia del fútbol.

Sócrates Brasileiro Sampaio de Souza Vieira de Oliveira nació el 19 de febrero de 1954 en Belém do Pará (Brasil). Su padre era un fanático de los filósofos griegos. De ahí su nombre. Además, dos de sus hermanos se llaman Sófocles y Sóstenes. Su hermano pequeño fue también futbolista. Se trata del gran Raí (pronto hablaré de él también).

Es doctor en Medicina, y también en Filosofía, y no deja de ser extraño que un jugador profesional de fútbol tenga tan alto grado de educación (en Brasil, otro jugador famoso, Tostão, también es médico, y en Argentina son conocidos los casos de Carlos Bilardo y Raúl Madero). Antes de entrar en la Facultad de Medicina, Sócrates jugaba con las categorías inferiores del Botafogo. Su padre le tenía prohibido jugar al fútbol y él lo hacía a escondidas. Un día, el padre de Sócrates fue a ver al equipo jugar, y descubrió que su hijo estaba entre los 11 futbolistas.

Debutó como profesional en 1974 en las filas del Botafogo de Riberão Preto. En 1978 llegó al Corinthians de São Paulo, donde permaneció la mayor parte de su carrera. En 1984, y tras su gran papel en el Mundial de España, probó fortuna en la Fiorentina. Tras un mal año en Italia regresó a Brasil para jugar en el Flamengo de Rio de Janeiro, hasta 1987. Entre 1988 y 1989 jugó en el Santos, donde se retiró (porque aunque luego volvió a fichar por el Botafogo, no jugó).

Con la selección brasileña jugó 63 partidos y metió 25 goles. Fue elegido 'futbolista sudamericano del año' en 1983. Jugó los Mundiales de España’82 y México’86. Pelé lo eligió como uno de los 125 mejores jugadores vivos de la historia del fútbol.
Su habilidad para leer los partidos, su impecable toque de balón y su fuerte pegada (faltas directas incluídas), le permitieron ser uno de los mejores mediocentros de la década de los 80. Sin embargo, su firma personal residía en su pase de tacón, de exactitud milimétrica. Era conocido también con los sobrenombres de 'Magrão' (Delgado) y 'Doutor' (Doctor). Tenía una altura inusual para un jugador de fútbol de la época (192 cm) y más aún para alguien con la habilidad que él mostraba, a pesar de su talla utilizaba un 38 de pie.

Siempre fue un jugador comprometido. Lideró el movimiento Democracia Corintiana, cuando jugaba en el Corinthians de São Paulo. Se trata de un modelo de autogestión del club, en el que los jugadores y los técnicos tomaban las decisiones de manera consensuada y democrática. Todo ello, por cierto, en plena dictadura militar en Brasil.

En 2004, casi 15 años después de su retirada, fue contratado por un mes como entrenador-jugador del Garforth Town FC de la Northern Counties East Football League en Inglaterra. Su única actuación como jugador fue el 20 de noviembre contra el Albión Tadcaster AFC, siendo sustituido doce minutos después. Ahora es columnista en una revista semanal brasileña en la que no solo habla de fútbol, sino también de política y economía, y por supuesto, sigue ejerciendo la medicina en Brasil.

26 septiembre 2010

McEachran, savia nueva para Stamford Bridge

Está considerado uno de los jugadores con más talento que han surgido de la Academia del Chelsea en los últimos años. Juega en el centro del campo, tiene una zurda prodigiosa, sólo 17 años y ya ha debutado con el primer equipo. Esa proeza, porque así lo denominan ya en Inglaterra, es el premio al magnífico rendimiento que lleva en los últimos tiempos la 'perla' de la cantera de Stamford Bridge.

Joshua Mark McEachran nació el 1 de marzo de 1993 en Oxford (Inglaterra), comenzó a jugar fútbol en el Garden City FC de su ciudad natal, antes de ser fichado por la Academia del Chelsea a los 8 años. Durante su período en la academia, Josh destacó de tal forma que a los 15 años tuvo la oportunidad de entrenar con el primer equipo. En la temporada 2008-09, Josh debutó en el equipo juvenil, siendo aún jugador de la Academia y la temporada siguiente pasó definitivamente a formar parte del equipo juvenil, en el que rápidamente se convirtió en titular indiscutible, siendo parte fundamental en el mediocampo del equipo. También debutó en el equipo de reservas en septiembre de 2009 ante el Wolverhampton Wanderers.

Centrocampista ofensivo, hábil, escurridizo, con gran visión de juego y descaro en el regate. A primera vista llama la atención su portentosa zurda, con ella coloca pases precisos en los pies de sus compañeros. A pesar de tener tan sólo 17 años, su rendimiento y nivel de trabajo es comparable al de los jugadores de primer nivel. Se siente más a gusto cuando parte desde el centro del campo aunque con Inglaterra ha jugado en ocasiones como interior izquierdo. Aunque ocupe tal demarcación, suele caer hacia al centro y proporcionar grandes pases al hueco. No abusa de los remates a puerta pero, a cambio, ofrece asistencias peligrosas y precisas. Individualmente destaca por su calidad y técnica con la que es capaz de acariciar el balón. Su gran velocidad no le impide realizar regates únicos con los que deshacerse del rival. Es un jugador potente aunque su físico no sea llamativo. Le gusta sentirse activo en los encuentros y siempre busca participar en cada jugada aunque sin la posesión del balón se pierde.

El 17 de julio de 2010, durante la pretemporada del Chelsea, debutó con el primer equipo ante el Crystal Palace. Su segundo partido fue ante el Ajax holandés. Su debut oficial con el Chelsea fue el 15 de septiembre de 2010 en partido de Liga de Campeones ante el MŠK Žilina, al sustituir en el minuto 78 al israelí Yossi Benayoun, convirtiéndose así en el primer jugador que ha debutado en dicha competición nacido después de que esta tomase su nombre y formato actuales. Su esperado debut en la Premier League fue el 25 de septiembre de 2010 ante el Manchester City con el dorsal 46 a la espalda, al sustituir en el minuto 80 al brasileño Ramires.

El centrocampista, mimado día a día por los entrenadores y formadores del Chelsea, sería el futuro recambio de Lampard y desde Stamford Bridge no quieren poner en riesgo su carrera con cesiones a clubes donde puede dejar de crecer o frenar su progresión.

McEachran ha sido internacional sub-16, sub-17, y muy recientemente sub-19 y sub-21. Durante su periodo en la sub-16 Josh fue capitán de los 'pross'. Con la sub-17 disputo el europeo de la categoría el pasado verano en Liechtenstein, con la que se proclamó campeón al vencer a España 2-1 en la final. De este campeonato salió reforzada su figura, ya que se ha convertido en la más clara promesa del país que inventó el fútbol, y en él están puestas las esperanzas de futuro de miles de aficionados que desean volver a lo más alto del podio mundialista con su selección.

Dime cómo vistes… y te diré que clase de portero eres

Suele decirse que para ser portero hay que tener una personalidad especial. La razón que esgrime el saber popular futbolero es la ingratitud del puesto, y el límite entre el cadalso y la gloria es tan fino que no cualquiera puede sobrellevarlo. Entonces, pararse debajo de los tres palos requiere algo de locura y rebeldía, cualidades que definen tanto los distintos estilos de parar de cada uno… ¡como su manera de vestir!
Es por eso que vamos a repasar el nombre de algunos de aquellos guardametas que han llamado la atención por su indumentaria.


Uno de los primeros en instaurar moda desde el arco fue el ruso Lev Yashin, apodado la Araña Negra porque, completamente vestido de ese color, parecía tener ocho manos a la hora de parar. Si bien hubo otros que prefirieron vestirse monocromáticamente como Yashin, uno de los más recordados fue el italiano Dino Zoff, quien popularizó la camiseta gris plata con la que levantó la Copa del Mundo en España 1982.Añadir imagen

El portero holandés Van der Sar puede ser considerado uno de los eslabones entre el antes y el después, si uno repasa las camisetas multicolor que solía vestir a principios de la década de los 90 en el Ajax. De hecho, por esos años, un joven Bodo Illgner ya había dejado su huella en el Mundial de Italia'90, cuando se consagró campeón del mundo con una vestimenta que hubiera causado sensación en cualquier discoteca de la época.

Esta era similar al otro portero de aquella final, el argentino Sergio Goycochea, quien se hizo famoso en dicha fase final como experto ‘parapenaltis’. Cuánto ayudó el estrafalario diseño a que Argentina jugase el partido decisivo es relativo, ya que el gol de Alemania en la final fue desde los once metros.

No obstante, nada se compara con las camisetas que solía vestir el mexicano Jorge Campos e hicieron furor durante el Mundial de Estados Unidos en 1994. Aquel extrovertido portero, que también ocupaba de vez en cuando la posición de delantero, usaba una talla más grande y colores fluorescentes “Distraen a los rivales, les quita concentración”, afirmaba el mexicano.

El inglés David Seaman pareció copiarlo en la Eurocopa 1996, aunque ese año le robó la atención el tunecino Chokri El Ouaer durante la Copa de África, donde causó sensación con una camiseta cuasi-psicodélica: su diseño replicaba a aquellos cuadros o dibujos en los uno debía fijar la vista durante un buen rato para encontrar la figura entre las formas. Mal no le fue al capitán de Túnez, porque su selección fue finalista y él resultó elegido el mejor portero del torneo, aunque luego prefirió volver a diseños más convencionales.

A la hora de las excentricidades, es imposible obviar el nombre del francés Jeremie Janot. El ya histórico guardameta del Saint-Étienne se ha forjado toda una fama en el tema, y no es para menos. Un día, Janot jugó con una camiseta muy similar a la de Argentina simplemente porque de niño tenía admiración por la selección albiceleste. En otra oportunidad, y por la misma razón, jugó disfrazado de… ¡el Hombre Araña!


Los estampados también han dado que hablar, sobre todo los de animales. En Argentina, uno de los primeros fue el colombiano nacionalizado argentino Carlos Fernando Navarro Montoya, quien durante una parte de su etapa en Boca Juniors le agregó a su multicolor camiseta un mono en camión en honor a su apodo, 'el Mono'.

Su némesis esa época no fue otro que el paraguayo José Luis Chilavert. Si bien el 'Chila' vestía generalmente de negro, supo estamparse en el pecho un buldog, haciendo honor a su fama de 'malas pulgas'.

Independientemente del color, diseño o estampa de sus vestimentas, todos los porteros comparten un objetivo común: evitar que la pelota entre en su portería y en esa tarea no hay camiseta que valga.

La crisis del Schalke de Raúl

Tan sólo se llevan disputadas seis jornadas de la presente campaña en la Bundesliga alemana y el Schalke 04 ya se encuentra sumido en plena crisis. Algunos medios incluso hablan de una posible destitución de Magath en las próximas semanas. El mismo entrenador que hace unos años fue campeón con el Bayern y Wolfsburg, y que la temporada pasada llevó al Schalke al segundo puesto con una plantilla más bien corta. Es cierto que los cuatro primeros encuentros se han saldado con derrotas para el conjunto de Gelsenkirchen, pero ¿es justificado este alarmismo?
En mi modesta opinión no lo creo. Hagamos una recapitulación de los puntos clave de esta crisis y mi posicionamiento sobre ellos:

1. Crisis ya en pretemporada. Sinceramente no entiendo el entorno que rodea al club. Después de la fantástica temporada pasada y con los primeros fichajes ya en el club,se podían oir sin embargo diversas críticas a la gestión de Magath. La pelea de este y posterior cesión del coordinador de fans empeoró aún más si cabe el ambiente. Esto hizo que ya antes de empezar la temporada el Schalke y Magath ya estuviesen bajo presión.

2. Demasiados fichajes en una temporada. A Magath se le está achacando, incluso desde dentro del propio club, el haber renovado completamente la plantilla. La estrategia de Magath no es nueva y casi siempre el equipo que ha cogido lo ha renovado en su totalidad hasta adaptarlo a su perfil. Esto es algo que ya se sabía eso antes de ficharlo, por lo que no entiendo que esa política suya parezca ahora una sorpresa. Por otro lado, siempre que un equipo está en fase de construcción y hay jugadores nuevos necesitan unos meses de adaptación y por eso hay que tener paciencia para que se acoplen las piezas. Una paciencia que no se ha tenido y ahí esa desmesurada presión antes incluso de empezar la temporada.

3. Algunos fichajes han llegado demasiado tarde. Es el caso de Huntelaar, Jurado y Plestan. Fichar el último día te obliga a ir por detrás de tus rivales. La búsqueda infructuosa del '10' deseado (Misimovic y Diego eran las principales opciones) ha llevado al retraso del resto de jugadores. Este punto hay que anotarlo como negativo a la gestión de Magath y la dirección deportiva.

4. Cambios en la defensa. Aquí sí estoy de acuerdo con las críticas, pues no se debería haber vendido a tres de los cuatro titulares del año pasado. Las ofertas por Rafinha y Westermann eran demasiado buenas para dejarlas pasar, pero a Bordón se le debería haber mantenido en el equipo al menos una temporada más. La defensa es en mi opinión el punto más débil del equipo. Ni los fichajes están demostrando ser refuerzos ni parecen estar conjuntados. Quizás se debería haber invertido una mayor parte del presupuesto en reforzar esta linea con jugadores de mayor nivel.

5. Fichajes en el ataque. Las críticas que se han vertido sobre la linea atacante me parecen desmesuradas, los jugadores que se han fichado (Raul, Huntelaar, Jendrisek) son grandes jugadores, pero el principal problema que estoy viendo al equipo es que la conexión centro del campo-delantera no está exisitendo. Apenas llegan balones en medianas condiciones al ataque. Falta un medio centro creativo, ni Jones ni Kluge lo son, y un organizador entre lineas, a Rakitic aún le falta experiencia, y en teoria esa posición la deberían cubrir Jurado o Deac. Yo hubiese apostado por reforzar el pivote en vez de traerme dos organizadores, pero esa ha sido la decisión de la pareja Magath-Heldt.

25 septiembre 2010

DORSALES MÍTICOS: 7 George Best

Hablar de futbolistas que marcaron época es hablar de George Best. Como ya indicaba su propio apellido, el chico de Belfast había nacido para ser el mejor. Como los grandes genios, aquellas personas privilegiadas para considerarse únicos en alguna faceta de la vida, fue tan brillante en su carrera como oscuro en su vida personal. Dejó tantos detalles sobre el terreno de juego como fuera de él. Eléctrico, desequilibrante, polémico, vividor... así fue el gran George Best. El norirlandés podía acarrear un torrente de sensaciones, pero lo que es seguro es que su trayectoria no dejaba a nadie indiferente.

George Best nació el 22 de mayo de 1946 en Belfast (Irlanda del Norte). De no ser por su padre quien le mostró su disconformidad con que se dedicara al fútbol y la rebeldía del joven George hacia su progenitor, puede que Best nunca hubiera elegido ese camino. La rapidez con la que llegó a la élite, al reconocimiento internacional y la admiración de los aficionados al fútbol puede que contribuyeran al desafortunado rumbo que tomó su vida lejos de los terrenos de juego. Como cualquier deportista, Best dio sus primeras patadas en un equipo de la ciudad, en Cregagh. Se dice que cuando el niño 'prodigio' tenía quince años, el por entonces entrenador del United, Matt Busby, recibió una llamada de uno de sus ojeadores: "Acabo de encontrarte un talento".

Con 17 años, Best ya había debutado con el United y con la selección de Irlanda del Norte. Su rapidez en la conducción, habilidad en el desborde y eléctricos cambios de dirección a una velocidad vertiginosa levantaban semana tras semana a los aficionados ingleses de sus butacas en Old Trafford. Best recuperaba la sonrisa de los ciudadanos de Manchester y restauraba la pasión por un deporte sacudido por la tragedia de Múnich en 1958, donde ocho de los 15 integrantes de la plantilla de Matt Busby habían perdido la vida en un accidente aéreo. Con Best, Bobby Charlton o Denis Law volvió la alegría.

Cayeron dos ligas, en el 65 y el 67, y la ansiada Copa de Europa, en 1968. Era la primera vez que un equipo inglés se proclamaba rey del viejo continente, y la enésima que Best demostraba su camino hacia mito del fútbol. El escenario era Londres y el rival, el todopoderoso Benfica de Eusebio. Con el partido empatado a uno y en pleno inicio de la prórroga, Best estuvo vivo para recoger un balón en zona de nadie, anticiparse a su marca y regatear con tranquilidad al portero. El partido acabaría 4-1 pero Best había decidido una vez más con su velocidad y sangre fría en el área. El rápido extremo de Belfast había rendido su particular homenaje a las víctimas de Múnich justo diez años después de la tragedia. Su actuación, por cierto, le dio el Balón de Oro.

Fue el clímax de su carrera futbolística, pero sus excesos con el alcohol, los constantes deslices con las mujeres o las fiestas hasta altas horas de la madrugada mermaron su estado físico y le encaminaron hacia una etapa de su trayectoria en la que deambuló por numerosos equipos, aunque eso sí, dejando momentos y goles para el recuerdo.

Probó en Estados Unidos y tuvo un pequeño resurgir con el Fulham, pero sus últimas 'delicias' deportivas las reservó para su selección, donde tuvo que resignarse a lograr metas individuales ante la falta de competitividad y calidad de sus compañeros. Dejó, con la elástica verde, grandes momentos como aquel 15 de mayo de 1971 en el que hizo sonrojar a toda una institución como Gordon Banks en un Inglaterra-Irlanda.

Best fue tan grande dentro del campo como polémico fuera de él, fue apodado el 'Quinto Beatle' ya que fue el primer jugador mediático, el precursor de lo que ahora son Beckham o Cristiano Ronaldo (curiosamente ambos jugadores también pasaron por las filas del United con el dorsal 7 a la espalda). El norirlandés tuvo graves problemas con el alcohol, numerosas aventuras con el sexo opuesto y una actitud un tanto arrogante de cara al público. Ya en el 2001 tuvieron que realizarle un trasplante de hígado y una hemorragia interna acabó con su vida el 25 de noviembre de 2005.

Fue conocido por su electrizante conducción del balón, sus disparos, su creatividad, pero también fue conocido por sus problemas fuera de los campos de juego que le acompañaron a lo largo de su trayectoria y después de esta. Con un micrófono delante George Best no dejaba indiferente a nadie. Aquí unas cuantas frases conocidas:
- "En 1969 dejé las mujeres y el alcohol, fueron los peores veinte minutos de mi vida".
- "Mucha gente va diciendo por ahí que me he acostado con siete Miss Mundo... pero sólo han sido tres".
- "He gastado mucho dinero en mujeres, alcohol y coches... el resto lo he despilfarrado".
- "Si hubiese nacido feo, nunca hubieseis oído hablar de Pelé".
- "Si perdía la pelota era un insulto personal y la quería recuperar. Sí señor, me fastidiaba mucho que me la quitaran, porque era mi pelota".
- "He dejado de beber, pero sólo cuando duermo".
- "Hace unos años dije que si me daban a elegir entre marcar un golazo al Liverpool o acostarme con Miss Mundo, iba a tener una difícil elección. Afortunadamente, he tenido la oportunidad de hacer ambas cosas".
- "Nunca salía por la mañana con la intención de emborracharme, sólo sucedía".
- "Cada vez que entro en un sitio, hay 70 personas que quieren invitarme a beber, y yo no sé decir que no".
- "Tenía una casa en la costa, pero para llegar a ella había que pasar por un bar. Nunca llegué a ver el mar".
-“No le pega con la izquierda, no cabecea, no defiende y no marca muchos goles. Aparte de eso, está bien”
(opinando de Beckham).

24 septiembre 2010

Qué fue de... Baljić

Elegido jugador bosnio del año en 1998 y 1999, tenía nombre y pinta de crack. Era uno de esos típicos jugadores de los Balcanes que a finales de los ochenta iluminaron el fútbol europeo. Hoy recordamos a Baljić, un delantero a priori hábil, técnico y trabajador que demostró poco y nada durante su andadura por la liga española.

Elvir Baljić nació el 8 de julio de 1974 en Sarajevo (antigua Yugoslavia y actual Bosnia y Herzegovina). Comenzó a dar sus primeras patadas a los ocho años, en las categorías inferiores del FK Željezničar, equipo de la capital bosnia. En 1993, en plena guerra de los Balcanes, fichó por el FK Sarajevo, uno de los grandes del país. A pesar de las dificultades sociales y deportivas, juega 11 partidos (además de un amistoso contra las fuerzas de paz locales) y marca 8 goles con el club 'Bordo-Bijeli' en la temporada 1994–95.

En 1995 hizo las maletas y desembarcó en la liga turca para jugar con el Bursaspor. Con el conjunto 'verdiblanco' jugó cuatro temporadas marcando 42 goles en 87 partidos, incluyendo la Copa Intertoto de 1995. En el verano de 1998, con 24 años, recalaba en el Fenerbahçe SK, uno de los grandes del país otomano. Esa temporada el conjunto de Estambul queda tercero tras Galatasaray y Beşiktaş, y Baljić consigue marcar 18 goles en 30 partidos, convirtiéndose en una de las referencias del equipo 'Sari Kanarya' y quedando a tan solo dos goles de Hakan Şükür, quien se llevó el título de máximo goleador de la liga turca.

En 1999 llegó al Real Madrid CF de la mano de John Benjamin Toshack, entonces entrenador blanco, quien había seguido sus pasos en la liga turca cuando el técnico galés entrenaba al Beşiktaş JK. Recaló en el club 'blanco' a cambio de 3.500 millones de pesetas (algo más de 21 millones de euros), convirtiéndose en el fichaje más caro de toda la historia del club hasta la llegada de Nicolas Anelka unas semanas después. La pretemporada fue irregular y Baljić sufrió una pequeña lesión de rodilla que le dejó fuera las dos semanas previas al inicio de Liga. Jugó una decena de partidos hasta que, a mediados de octubre, se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla, y ya nunca volvió a ser el jugador que explotó en Turquía. Tras su recuperación, Vicente del Bosque entrenaba al equipo y no contó mucho con el delantero bosnio que peleaba por un puesto con Raúl, Morientes, Anelka, Sávio, Ognjenović, Zárate o el mismísimo Samuel Eto'o. A pesar de ello fue incluido en la convocatoria de la final de la Champions League que el Madrid ganó al Valencia en el Stade de France.

Para la siguiente temporada Florentino Pérez había llegado a la presidencia del club de Chamartín y tenía sus ideas sobre Baljić que, básicamente, se resumían a que no era lo suficientemente bueno para vestir la camiseta del Real Madrid. Fue cedido al Fenerbahçe, donde jugó 27 partidos y con quienes ganó la SüperLig 2000-01. A su regreso a Madrid, costó encontrarle acomodo, especialmente porque nadie quería pagar los 1,2 millones de euros que tenía de ficha. Finalmente acabó cedido en el Rayo Vallecano, donde tampoco gozó de oportunidades debido a sus continuas lesiones musculares y sus 'más que palabras' con la familia Ruiz-Mateos, viéndose casi siempre relegado al banquillo por los delanteros titulares, su compatriota Elvir Bolić y Jon Pérez 'Bolo'. Con el conjunto 'franjirrojo' apenas participó en una decena de encuentros, siendo despedido por indisciplina (el jugador prefería claramente la vida nocturna de la capital) tras una bronca con Gregorio Manzano, quien había sustituido a Andoni Goikoetxea a principio de temporada.

Tras su inerte estancia en el Rayo, acabó la temporada entrenando con el Madrid que pudo recuperar gran parte de lo invertido vendiéndolo al Galatasaray SK en el verano de 2002. Con el conjunto 'Sari-Kirmizililar' disputó tres temporadas a un destacable nivel en las que disputó 34 partidos y marcó 3 goles. Su estrella se fue apagando poco a poco y fichó por el modesto Torku Konyaspor Kulübü, donde volvió a ganar confianza de la mano del técnico bosnio Safet Sušić, pero la enfermedad de su hijo y su poca motivación le llevaron a anunciar su retirada en 2005. Finalmente decidió seguir en activo y ese mismo año fichó por el MKE Ankaragücü a cuyo banquillo acababa de llegar Sušić. En el conjunto 'auriazul' jugó una temporada, fichando posteriormente por el Istanbulspor AŞ, donde tras dos temporadas decidió, con 34 años, colgar las botas.

Internacional con la selección de Bosnia y Herzegovina, Fuad Muzurović lo hace debutar con la selección absoluta el 24 de abril de 1996 frente a Albania en el estadio Bilino Polje de Zenica. Jugó un total de 38 partidos en los que marcó 14 goles, el primero de ellos frente a las Islas Feroe en el Stadion Koševo de Betanija Ulica (Sarajevo), el 12 de agosto de 1998. Su mejor partido lo disputó frente a Estonia el 9 de octubre de 1999 cuando marcó los cuatro goles del combinado 'Zmajevi' que se jugaba con la República Checa y Escocia la clasificación para la Eurocopa del 2000.

Tras su retirada, en 2008, de los terrenos de juego se decidió cambiar las botas por el micrófono para ofrecernos el repertorio de su melodiosa voz. Con temas como 'Bio Sam Tvjoj', o 'Jos Poljubce', todos pertenecientes al álbum 'Novidan', el bosnio nos ofrece esa melancolía característica de los Balcanes. Tras sacarse el título de entrenador, desde febrero de 2010 es asistente de Safet Sušić en la selección bosnia.

Eden Hazard, el heredero de Scifo


El fútbol belga busca desde hace años el modo y los talentos para resurgir y recuperar el status en el fútbol europeo. Ahora, con la aparición en la escena futbolística de nuevos talentos, comienza a elevar su nivel. El máximo exponente es Eden Hazard, media punta del Lille francés, al que ya siguen los grandes equipos del fútbol europeo.
Eden Hazard nació el 7 de enero de 1991 en La Louvière (Bélgica). Su pasión por este deporte la lleva en la sangre porque tanto su padre como su madre fueron profesionales del fútbol. Thierry, su padre, jugó como mediocentro defensivo en las filas del RAA Louviéroise en la Segunda División belga, mientras que Carine, su madre, actuó seis años como delantera en la Primera División femenina del fútbol belga. Eden comenzó su carrera futbolística jugando en el Royal Stade Brainois de su ciudad natal en cuyas filas entró cuando apenas contaba 7 años. Pasó cinco años en el club antes de enrolarse en las filas del AFC Tubize, donde fue descubierto por los ojeadores de la escuela del Lille OSC mientras jugaba en un torneo local.
 
El club de la región de Nord-Pas-de-Calais ofreció a Eden un contrato juvenil que fue aceptado por sus padres, no se opusieron a que se marchara del país debido a la cercanía de Lille con su país de nacimiento y por las infraestructuras que podían ofrecer al joven jugador belga. En 2005 se unió a 'Les Dogues' donde pasó dos años en desarrollo en la cantera del club. El 28 de mayo de 2007, firmó su primer contrato profesional y debutó con el primer equipo, convirtiéndose en el profesional más joven en la historia del club. La pasada temporada se hizo con un puesto en el once titular del conjunto galo y marcó 6 goles, además fue galardonado con el premio al mejor jugador joven de la Ligue 1, votado por los propios futbolistas y que ganaba por primera vez un jugador no nacido en Francia.
 
El talento de Hazard radica en una excelente técnica, visión de juego y llegada. Puede jugar en las bandas o como segundo punta, pero la posición donde explota sus cualidades es en la media punta. El joven jugador belga es de esos capaces de ganar partidos con una jugada. A pasar de su baja estatura posee una gran velocidad, aceleración, explosividad y zancada, aunque en las carreras de larga distancia puede castigar demasiado su talento. Tiene una velocidad mental prodigiosa, sabe elegir en milésimas de segundo. Es diestro pero se maneja muy bien con la zurda. Con un buen regate y habilidad para dar el último pase. Con metros por delante no lo duda y resulta determinante. A veces se le tilda de individualista, pero es capaz de dejar atrás rivales y abrir la defensa. Es muy inteligente en los movimientos sin balón, buscando espacio, profundizando, incluso arrastrando a los defensores. Interpreta muy bien las necesidades de su equipo, anteponiéndolas a su juego, algo digno de admirar por su corta edad.

Ha sido internacional en todas las categorías inferiores de Bélgica, destacando su participación en la Eurocopa sub-17 de 2007 en la que la seleción belga llegó a semifinales donde cayeron derrotados por España en semifinales. Desde 2008 juega con la absoluta con la que debutó en el mes de noviembre, convirtiéndose en el jugador más joven en vestir la camiseta de los 'diablos rojos' con 17 años y 316 días. En su país ya sueñan con una delantera formada por Hazard y Lukaku, las dos joyas de la corona del fútbol belga. Además ha sido nombrado como el heredero y sucesor del gran Vicenzo Scifo, las casualidades ayudan ya que los dos nacieron en la misma ciudad, juegan en la misma demarcación y Hazard se parece físicamente al ídolo del fútbol belga.

En Lille son conscientes de que tarde o temprano perderán a su gran estrella. Ante la presión de clubes como Arsenal, Chelsea, Manchester United, Real Madrid, Inter o Bayern, la directiva del club del norte de Francia decidió este año ampliar el contrato de Hazard hasta 2014.