29 octubre 2010

El sueño de Jimmy Grimble

Título Original: There is Only One Jimmy Grimble
Año: 2000
Duración: 105 min.
País: Gran Bretaña
Director: John Hay
Guión: Simon Mayle, John Hay, Rik Carmichael
Reparto: Lewis McKenzie, Robert Carlyle, Ray Winstone, Gina McKee, Jane Lapotaire, Ben Miller
Productora: Pathe Pictures / The Arts Council of England / Le Studio Canal + Impact Films
Género: Drama

No debe ser fácil ser hincha del equipo 'pequeño' en la ciudad que ha visto jugar a George Best o Bobby Charlton. Si encima eres una joven promesa del fútbol que intenta abrirse hueco en un equipo cuyos componentes te dan de lado dentro y fuera del campo, las cosas se complican.


Puede que esta película no aporte muchas cosas nuevas ni siquiera al poco trillado campo de las películas sobre el deporte rey, y que las escenas de fútbol sean un tanto malas.

Pero su elogio del amor incondicional a unos colores, que en contra de lo que mucha gente cree nada tiene que ver con ir a armarla a un campo, la convierte en una película dignísima de ver e injustamente olvidada en favor de otras del mismo corte. Y unos personajes cuidados (destacar a Robert Carlyle como el entrenador que da la oportunidad a Jimmy) hacen que no solamente sea recomendable para los amantes del deporte, sino para todo espectador que quiera acercarse a una historia sencilla y agradable en todo momento.

27 octubre 2010

La camiseta mexicana de 'La Piedra del Sol'

Los colores de la bandera mexicana (verde, blanco y rojo) son lo que visten a la selección de fútbol del país norteamericano: camiseta verde, pantalón blanco y medias rojas. Durante la historia de esta selección, apenas ha habido cambios (excepto un par de ocasiones en las que vistió toda de verde).

Llegaba el Mundial de Francia'98 y el conjunto mexicano, que contaba con un buen equipo entre los que destacaban jugadores como Jorge Campos, Luis García, Pavel Pardo, Luis Hernández o Cuauhtemoc Blanco, optaba a dejar una buena imagen. En aquella época, la marca mexicana ABA Sport, patrocinaba a la selección. La idea de la marca de Monterrey para confeccionar el uniforme era dar una imagen representativa del país frente a todo el mundo. Y además de los mariachis, el tequila, los chiles y los sombreros, no hay nada tan mexicano como la cultura azteca.

Hagamos un paréntesis para hablar un poco de historia. El 17 de diciembre de 1791, fue hallado en el Zócalo de México DF (el Zócalo es la plaza principal de la capital de México y una de las plazas más grandes del mundo, de hecho, ya era la plaza principal de la ciudad en la época azteca) uno de los principales descubrimientos arqueológicos de la época precolombina mexicana: La Piedra del Sol. Con un diámetro de 3,5 metros y un peso de 50 toneladas, se trata de un disco de basalto, datado aproximadamente en 1479, que representa el cosmos según lo entendían los aztecas o mexicas (los anglosajones lo llaman Calendario Azteca, aunque en realidad no lo es). Es uno de los principales símbolos de la cultura azteca y de hecho, está en el reverso de algunas monedas del país norteamericano.

Pues bien, los responsables de ABA Sport decidieron incluir en la camiseta la parte central de la Piedra del Sol, que en concreto representa el rostro de Tonatiuh, el dios azteca del sol. La forma de incluirla fue bien sencilla. No era una marca al agua, como en tantas otras camisetas de fútbol, sino que directamente estaba impresa en una tonalidad oscura sobre fondo verde. Los mexicanos estaban encantados con el diseño de la camiseta y todavía hoy se recuerda como uno de los mejores uniformes que haya llevado nunca su selección. En mi opinión es un acierto, porque unir la mitología de un país con una selección nacional no hace sino mejorar el sentimiento de identidad nacional de los hinchas.

Pero los responsables de ABA Sport quisieron rizar el rizo. Crearon una tercera equipación (la segunda siempre era camiseta blanca y pantalón verde). La camiseta de este tercer uniforme era muy parecida a la que protagoniza este post, pero con un cambio: El verde era algo más oscuro y el dibujo de la Piedra del Sol estaba realizado en trazos rojos. Es curioso comprobar como una camiseta casi idéntica a una exitosa se convirtió en un fracaso sólo por el uso del color. Y es cierto, porque la combinación de colores no era en absoluto afortunada.

25 octubre 2010

Enfermedades Cardiovasculares

El caso de Miguel García, que por fortuna se pudo recuperar gracias a los auxilios de los médicos del Salamanca y del Real Betis, recuerda no tan lejanos casos como el del sevillista Antonio Puerta o el españolista Dani Jarque, nombres propios que encierran lesiones de difícil diagnóstico, según la Sociedad Española de Cardiología.

La diferencia entre el fatal desenlace del sevillista Antonio Puerta, de 23 años, quien cayó fulminado en el Sánchez Pizjuán tres días antes de su fallecimiento, el 28 de agosto de 2007, y la salvación "in situ" de Miguel García la marcó un aparato, el desfibrilador, que obró el milagro en manos del médico del Betis, Tomas Calero.

Otra vez la sombra de la tragedia en el fútbol español, que puede hablar de seis casos de graves lesiones cardíacas en los últimos 3 años. De nuevo el debate de la prevención en un terreno en el que la dificultad del diagnóstico mantiene a los investigadores de la cardiología en permanente estudio.


En el reciente Congreso de Enfermedades Cardiovasculares de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) una de las conclusiones indica que el corazón del deportista es más grande que el de la población en general, por lo que el volumen cardíaco puede ser el doble que el de una persona que no hace ejercicio.

Esa puede ser la causa de que haya mayor dificultad a la hora de detectar si este tipo de alteraciones que conducen a percances graves o irreversibles son debidas a la propia práctica deportiva o en cambio son expresión de una cardiopatía incipiente.

La muerte de Puerta marcó un antes y un después a la hora de plantear entre los clubes la necesidad de potenciar los controles cardiovasculares a los deportistas, en un país como España, donde practican deporte 12 millones de personas, de ellos 7 millones de forma federada.

Un debate necesario que obligó a tomar medidas de prevención de la muerte súbita. El caso Puerta planeó con fuerza sólo dos meses después en Irún, donde el equipo local y el Real Madrid jugaban un partido de Copa del Rey.

El internacional madridista Rubén de la Red, que pocos meses antes había conquistado la Eurocopa 2008 con la selección española, se desplomó en el centro del campo, inconsciente. La rápida intervención de los médicos le salvó la vida, pero De la Red no ha vuelto a jugar y se descarta su vuelta a los terrenos de juego.

No quedaron ahí las convulsiones en el fútbol español. El 8 de agosto de 2009 la muerte sorprendió al entonces capitán del Espanyol, Dani Jarque (26 años), mientras hablaba por teléfono con su mujer desde la habitación del hotel de concentración, en Coverciano (Italia). Otro caso digno de análisis. La muerte súbita se llevó a una de las grandes promesas del club catalán.

Una víctima más de una afección que no tiene respuesta en la medicina preventiva. La muerte súbita se da en unas 40.000 personas al año, una cifra elevada según los estudios de los expertos. En el caso de los deportistas menores de 35 años se estima que se dan entre 40 y 50 casos anuales.

Sergio Sánchez, futbolista del Sevilla de 23 años, tuvo que cesar en el ejercicio de su profesión en enero de este año al serle detectada una enfermedad cardíaca, de la que fue operado en Hamburgo por el doctor Sievers. Sánchez mantiene la esperanza de volver a jugar al fútbol.

Tampoco la juventud protegió al mediocampista del Reus Jordi Pitarque (23 años), quien falleció el 6 de septiembre en el Hospital de Tortosa después de sufrir tres infartos de miocardio en su domicilio.

Un día antes Pitarque jugó sin problemas un encuentro con su equipo en el campo de El Prat, de tercera división. En la siguiente madrugada sufrió un primer paro cardíaco, un segundo en el traslado y el tercero y definitivo en el centro hospitalario.

En el mes de julio el jugador del Reus había pasado la revisión médica junto al resto de la plantilla, sin que se le detectara nada anómalo.

Según la SEC, el entrenamiento intenso puede acelerar la manifestación clínica de las enfermedades cardíacas hereditarias, principal causa de la muerte de los deportistas menores de 35 años. No obstante, la ciencia aún debe librar una dura batalla contra la muerte súbita, ya que en uno de cada tres deportistas menores de 35 años fallecidos de forma súbita la causa de la muerte se desconoce totalmente.

Algunos especialistas en cardiología y en medicina del deporte aseguran que una de las soluciones para evitar la muerte súbita son las pruebas genéticas que detecten lesiones. Mientras tanto, la asistencia urgente permite en muchos casos salvar vidas.

Un desfibrilador fue decisivo para no estar hablando en estos momentos de otro fallecimiento en un campo de juego. Miguel García, de 31 años, sufrió un infarto agudo en pleno partido. Los médicos del Betis y Salamanca acudieron al rescate y le salvaron la vida. Otro susto, otro motivo para seguir luchando contra una enfermedad que, cuando da la cara, a menudo tiene como consecuencia la muerte.

20 octubre 2010

Juan Cruz, otro talento 'fugado' a Italia

En Italia son, normalmente, los clubes extranjeros los que suelen llevarse a las jóvenes promesas faltas de contrato, el Bologna FC, en cambio hace lo contrario. Después de haber atado al talento sevillano Manu Gavilán, 'arrebatándoselo' al Real Betis por tan solo 300.000 euros, pocas semanas después llegó el turno de Juan Cruz, 18 años, procedente del Juvenil del Atlético de Madrid, al que se ha pagado 220.000 euros por su pase al conjunto italiano. Así, los dos jóvenes talentos españoles se encontrarán en este modesto equipo de la Serie A italiana.

Juan Cruz Álvaro Armada, nació el 28 de julio de 1992 en Madrid (España). El jugador formado en las categorías inferiores de la E.F. Roceña (actualmente Las Rozas C.F.), pasó a formar parte de la cantera rojiblanca. La temporada pasada destacó en el juvenil B del Atlético de Madrid, también con la selección de Madrid sub-18 en los torneos de El Álamo y Murcia, donde fue 'espiado' por técnicos del Bolonia, quienes lo siguieron, después, en el mundialito de clubes sub-18, disputado en las localidades madrileñas de Pozuelo de Alarcón, San Sebastián de los Reyes y Torrejón de Ardoz, del 23 al 30 de mayo, y en donde el jugador madrileño tuvo una gran actuación con el filial rojiblanco.

Jugador polivalente que empezó como pivote defensivo jugando por delante de los dos zagueros centrales. La temporada pasada alternó esa posición, con la de lateral izquierdo, sin embargo en el conjunto italiano suele ser un fijo en banda izquierda. Pese a su juventud y falta de experiencia a nivel profesional, el madrileño está rindiendo a un gran nivel y es por ello que se ha convertido en uno de los jugadores en los que la dirección técnica del Bolonia tiene puesta mayor ilusión de cara al futuro.

Sus 18 años no le privan de tener un físico privilegiado. Es un jugador del que destaca su fortaleza física y, principalmente por la confianza con la que juega. Sabe anticiparse al rival en el momento preciso, es rápido, no le falta criterio a la hora de mover el esférico. Su posicionamiento siempre suele ser correcto. Bien colocado y muy concentrado sobre todo, donde también destaca especialmente. No realiza un marcaje al hombre espectacular, pero defiende la zona perfectamente. Sabe ir al cruce sin cometer falta y sacar la pelota bien jugada. Posee un gran disparo a puerta y por alto destaca en la anticipación y en que posee un buen salto, en la faceta goleadora puede aportar su 'granito de arena', ya que se incorpora con asiduidad en jugadas a balón parado. Es un jugador inteligente en la labor defensiva. Serio, comprometido y muy cumplidor.

El 26 de agosto abandonó la concentración en Bilbao del Juvenil A rojiblanco para irse repentinamente hacia Bolonia con el objetivo de firmar su primer contrato profesional. En el conjunto lombardo irá alternando el equipo 'primavera' (segundo equipo) con la primera plantilla, continuando así el excelente trabajo de futuro de Carmine Longo y Sergio Porcedda, Director Técnico y Presidente del Bologna FC respectivamente, que sólo en el último año se han hecho con las adquisiciones de Gastón Ramírez (Uruguay), Rene Krhin (Eslovenia), Albin Ekdal (Suecia), Edoardo Zita (Italia) y Filippo Lombardi (Italia).

19 octubre 2010

La 'herramienta' del portero

Los guantes, la única barrera entre balón y guardameta, cada vez son un producto más complejo, con una serie de características específicas casi a gusto del consumidor. En este maremagnum de productos, el jugador se encuentra perdido en muchas ocasiones.
Para todos los porteros, tanto aficionados como profesionales, es vital escoger adecuadamente la protección para la parte del cuerpo que más utilizan sobre el terreno de juego; las manos. El guante es su herramienta de trabajo, y hay que saber elegir el más adecuado. Por este motivo, existe una interminable variedad de guantes de portero, cada uno con sus peculiaridades para que cada persona encuentre el producto que más le convenga.

Por ello recomendamos la web de Javier Sánchez Broto, ex portero de Zaragoza, Villarreal, Málaga, Celtic de Glasgow, Murcia, Getafe o Hércules, entre otros y director de www.soloporteros.com. En ella podreis encontrar todos los consejos necesarios para conseguir los guantes a la medida de cada portero. Según Javier, llevar un buen guante es importantísimo para cualquier portero. “A la hora de elegir, el guardameta profesional valora sobre todo la calidad del material, que tenga un buen grip, un buen cierre y muchas prestaciones, todo cambia cuando el portero es aficionado; normalmente busca un producto ajustado en calidad-precio y duradero”.
Si vital es saber escoger bien los guantes, no es menos importante la conservación de los mismos. Para ello Sánchez Broto da sus consejos. “Hay mucho desconocimiento; algunos limpian directamente los guantes en la lavadora y los secan en un radiador, lo que nunca se puede hacer. Lo mejor es lavarlos a mano, si es posible con un detergente especial y dejarlos secar en una habitación cerrada. Normalmente, los guantes son caros y, si no se cuidan, la durabilidad no es muy alta”.

16 octubre 2010

El fenómeno

Título Original: El fenómeno
Año: 1956
Duración: 88 min.
País: España
Director: José María Elorrieta
Guión: José María Elorrieta, José Manuel Iglesias
Reparto: Fernando Fernán Gómez, Maria Piazzai, Antonio Riquelme, Juan Calvo, José María Martín, Xan das Bolas, Lina Canalejas, Raúl Cancio
Productora: Gredos Films
Género: Comedia (Blanco y negro)

Rodríguez y Fernández, agentes deportivos, consiguen con su intercesión que el delantero ruso Pawloxky fiche por el Castellana FC por ocho millones de pesetas. Pero en el aeropuerto de Hamburgo, Claudio Enkel, un patoso catedrático de ética y ciencias morales de la Universidad de Frankfurt, se agencia por error la tarjeta de embarque del futbolista y es confundido con él. Al llegar a España es recibido con gran agasajo por multitud de admiradores y piensa que es debido al alto nivel cultural del país. Pero no todos se alegran de su aterrizaje: los directivos del Deportivo, club rival del Castellana, y unos agentes pro soviéticos albergan muy malas intenciones. Y aunque el equívoco se aclara, al haber tanta pasta por medio, el pobre profesor se ve obligado a suplantar al delantero hasta que aparezca.

Comedia satírica de enredo cuyo guión es casi prodigioso y su dirección más que sobrada. Destaca por sus diálogos, que pasan de ser simpáticos sobre el papel a ser irresistibles en las impagables actuaciones de Fernando Fernán Gómez, Antonio Riquelme y la extensa lista de cómicos que intervienen. Resulta simpático comprobar que, a pesar de que ha transcurrido más de medio siglo, su temática es plenamente contemporánea.

15 octubre 2010

Qué fue de... Pantić

Famoso por sus saques de esquina y jugadas de estrategia a balón parado, cada partido en el Calderón, un ramo de flores es depositado junto al banderín de córner como homenaje al mejor sacador que se recuerda en el estadio del Manzanares. Milinko Pantić, un hombre que alcanzó la categoría de estrella en su madurez como futbolista.

Milinko Pantić nació el 5 de septiembre de 1966 en Loznica (antigua Yugoslavia y actual Serbia). Empezó a jugar al fútbol profesionalmente en la 1985 en las filas del FK Partizan de Belgrado, equipo en el que jugaría hasta 1991 ganando las ligas de 1986 y 1987, y la Copa yugoslava de 1989. En esta etapa no encontró su sitio en el once titular y fue suplente habitual del equipo 'crno-beli', por lo que le resultó un alivio cambiar de aires al salir cedido al NK Olimpija Ljubljana y posteriormente salir con destino a la liga griega.

En el país heleno, en las filas del Panionios GSS las cosas cambiaron. Si bien al principio le costó adaptarse, la continuidad en el conjunto 'Kyanerythroi' le hizo ser elegido, en su segunda temporada, como mejor jugador de la Superliga griega. En el equipo de Nea Smirni estaría cuatro temporadas, hasta 1995, cuando ya con 29 años fichó, gracias al entrenador Radomir Antić, por el Club Atlético de Madrid, primer, y último, equipo grande en el que jugaría, y en el que se convertiría en un ídolo.

Debutó en la liga española el 3 de septiembre de 1995, en la primera jornada de liga frente a la Real Sociedad, marcando un gol de lanzamiento de falta directa, su gran especialidad. Jugó tres temporadas en el Atlético de Madrid. En la primera disputó 41 partidos y metió 10
goles; en la segunda jugó 37 partidos, anotando 5 goles. Sobre todo se debe destacar su fundamental contribución en el doblete (Liga y Copa del Rey) logrados el primer año, y destacando el gol que marcó de cabeza (su primer gol en esta modalidad en toda su carrera) en la prórroga de la Final de la Copa del Rey. En su segundo año con el Atlético, jugando la Champions League, fue el máximo goleador en aquella edición con 5 tantos. Especialmente memorable fue su gol de falta directa en Dortmund, contra el Borussia, que al final se alzaría con el trofeo. Después llegaría la que sería su última temporada en las filas del Atleti, la 1997-98. En su tercera temporada no logró volver a tener el papel protagonista que tuviera en las dos anteriores, hecho motivado, principalmente, por la llegada de Juninho, fichaje estrella de aquella temporada. El brasileño era el mismo estilo de jugador que Pantić, y le quitó el sitio como titular.

Al terminar esta temporada dejó el equipo rojiblanco, con más de 130 partidos oficiales a sus espaldas. El jugador balcánico hizo las maletas y se fue a Francia, recalando en las filas del Le Havre Athletic Club. En el conjunto de la Alta Normandía estuvo tan solo una temporada, tras la cual regresó a Grecia para jugar en su ex-equipo, el Panionios, donde se retiraría en 2001, ya con 35 años.

En 1996 Pantić consiguió cumplir un sueño, siendo convocado por primera vez para ser internacional con la selección de la República Federal de Yugoslavia (denominación que recibió la antigua Yugoslavia en 1991 tras la separación de Eslovenia, Croacia, Macedonia y Bosnia-Herzegovina). Debido a su edad (30 años) no contó mucho para el seleccionador yugoslavo Slobodan Santrač, y solo pudo vestir la camiseta de Yugoslavia en dos ocasiones.

En la actualidad es el Director Técnico de la Escuela de Fútbol de la Fundación del Atlético de Madrid, trabajando en la formación de jóvenes jugadores, y también forma parte del equipo de veteranos del Atlético de Madrid que juega en la Liga de Fútbol Indoor.

14 octubre 2010

Lennart Thy, un proyecto de 'killer' alemán

Es el delantero titular de la selección nacional alemana sub-19 en la actualidad y una de las más firmes promesas de la cantera del Werder Bremen. Thy lleva ya varios años destacando en los escalafones inferiores de 'la Mannschaft'.

Lennart Thy nació el 25 de febrero de 1992 en Frechen, localidad situada a unos 8 km de Köln (Alemania). Como casi todo jugador, sus inicios se dieron en su ciudad natal y desde los 6 años se formó en el filial del Viktoria Frechen, donde permanecería durante tan solo un año. Tras ello pasó a jugar hasta en tres equipos de Norden. Tres años en el FC Norden, otros dos en el PSV Norden y finalmente otros dos años en las filas del JFV Norden. Por entonces tenía tan solo 15 años cuando le llegó la oportunidad de su vida. En 2007 el Werder Bremen llamó a sus puertas para formarlo en su cantera y Thy no dudó un solo instante, era su gran oportunidad para convertirse en jugador profesional.

Pronto comenzó a entrar en las convocatorias de los escalafones inferiores de Alemania donde destacó como un gran goleador sobre todo en la sub-17, marcó 12 goles en 21 partidos siendo además Campeón de Europa y máximo goleador del torneo junto al holandes Luc Castaignos con 3 goles. También participó en la selección sub-16 y posteriormente en la sub-18. Ahora es el delantero titular de la sub-19. Su capacidad para mejorar no pasa para nada desapercibida para la dirección del Werder Bremen, ya juega con el segundo equipo en la tercera división alemana y lo está haciendo bien ganando experiencia y marcando goles.

Thy es un delantero centro nato, se caracteriza por ser letal cada vez que pisa área. Un jugador que vive del gol y que siempre 'tiene la caña preparada'. Destaca no por ser rápido, sino por saber moverse con inteligencia entre líneas buscando el desmarque y siempre estando en boca de gol para rematar la jugada. Le gusta participar en el juego, dejar el balón de cara al compañero. Sabe cubrir el esférico y ha demostrado tener buena visión de juego y criterio para asistir y no solo para anotar goles. No se esconde, tiene buen manejo de la pelota y siempre está dispuesto a venir atrás para ayudar a iniciar el ataque con la capacidad de acabar la jugada en el área. Destaca en el juego aéreo, gracias a su envergadura (184 cm), busca las cosquillas a los centrales, les gana la espalda y se anticipa en el salto. Es buen rematador al primer toque con simples desvíos del balón pero justos para hacer inútiles las estiradas de los porteros rivales. Su capacidad de finalización lo hace ser un jugador importante. No se pone nervioso en el mano a mano, siempre tiene alguna ocasión por partido porque sabe escaparse de la marca. Le pega fuerte y seco al balón, no apunta a la escuadra, simplemente marca. Pese a verse como un jugador alto con apariencia torpe siempre sorprende. Es bastante completo y además regular en su juego.

Tiene contrato con el conjunto de Bremen hasta el año 2012 y quizás en poco tiempo lo veamos como recambio de grandes jugadores del conjunto alemán como Hugo Almeida o Claudio Pizarro. Por ahora ese puesto lo tiene otro joven delantero, Sandro Wagner, pero al menos Thy ya tiene ficha con el primer equipo. No sería para nada de extrañar que antes de terminar ésta temporada en la Bundesliga lo veamos vestir la camiseta del primer equipo.

Bosman, el hombre que cambió el fútbol

El de hoy es un famoso futbolista, pero no por su oficio sobre el terreno de juego, desde luego. Pero hizo historia por su empeño, más o menos discutible, de reivindicar sus derechos como trabajador, que al fin y al cabo es lo que son los deportistas profesionales. Es Jean-Marc Bosman, el hombre que ‘sacudió’ los cimientos de todo el deporte profesional europeo.

Jean-Marc Bosman, nació el 30 de octubre de 1964 en Bélgica. Tras dar sus primeros pasos como centrocampista en el Standard de Liège (en donde permaneció cinco temporadas), en 1988 fichó por el otro equipo de la ciudad, el RFC Liège, en ese entonces de la Primera División de Bélgica. En junio de 1990, y tras dos temporadas en el club, la directiva le ofrece ampliar su contrato por una cantidad cuatro veces inferior a la que cobraba, algo que él rechazó de forma rotunda. El jugador es puesto en la lista de transferibles con una cláusula de indemnización de 11.743.000 francos belgas. Al mes siguiente llega a un acuerdo con el conjunto francés USL Dunkerque. El RFC Liège y el USL Dunkerque acuerdan la cesión del jugador por una temporada más una opción de compra, el Dunkerque no admite la cláusula de indemnización que propone el conjunto de Lieja, quien niega entonces al club francés el pase del jugador y lo aparta del equipo.

Fue entonces cuando, en 1990, Bosman presentó una demanda contra el RFC Liège, así como contra la Federación Belga de Fútbol y la UEFA porque alegaba que las normas de traspaso de la Federación Belga de Fútbol y de la UEFA-FIFA le habían impedido el traspaso al USL Dunkerque. El jugador basó su defensa amparándose en tres artículos del 'Tratado de Roma' para defender sus derechos,
alegando que la normativa belga y europea respecto a los fichajes contravenía las leyes sobre libre circulación de trabajadores en la Unión Europea.

Cinco años después de que se iniciaran sus problemas, el 15 de diciembre de 1995, el Tribunal de Justicia Europeo daba la razón al demandante, sin posibilidad de apelación. En su sentencia, declaró ilegales las cláusulas sobre jugadores que ya habían acabado su contrato y estipuló que a partir de ese momento, los jugadores de países miembros de la Unión Europea podían circular libremente por clubes de la Unión sin formar parte de las cuotas establecidas para extranjeros. Bosman se llevó una indemnización, además, de 780.000 euros.

Lo que pasó a partir de ahí ya es historia... Los clubes europeos no tenían límite para incorporar futbolistas de la Unión Europea y no tardaron en llenar sus equipos de extranjeros. En algunos casos, el tema fue muy perjudicial para algunos, ya que, en el caso de nuestra liga, abrió la puerta de muchas medianías de diversos países europeos que no sólo empobrecieron a los clubes, sino que cerraron la puerta a muchos y buenos jugadores nacionales.

Por otro lado, la llamada 'Ley Bosman' permitió a los clubes contratar a grandes futbolistas y a alinearlos juntos sin miedo a superar cuotas. En algunos casos, como en Inglaterra, algunos expertos consideran que fue el empujón que la hizo sino la mejor, una de las mejores del mundo. Asimismo, a nivel de competiciones europeas, elevó el nivel competitivo de los clubes, pero provocó que los clubes de tamaño medio no lo tuvieran tan fácil como antes para alcanzar finales como los grandes de Europa (claros ejemplos de ello son el Anderlecht, Steaua de Bucarest, Estrella Roja o Aston Villa, equipos que ni en sueños lo conseguirían ahora).

Después de todo el proceso judicial en el que se embarcó Bosman, primero consiguió permiso de un tribunal de su país para jugar en el Olympique Saint-Quentinois de la tercera división francesa. Finalizado el contrato con el club se acogió al subsidio de desempleo galo y acabó fichando por el CS Saint-Denis de Isla Reunión, en el Índico. Posteriormente regresó a Bélgica y puso fin a su carrera vistiendo la camiseta, primero del ROC Charleroi-Marchienne de tercera división, y posteriormente la del Vise, de cuarta división. Un final modesto y alejado de los focos para el hombre que, sin quererlo, cambió la situación del deporte profesional en el 'Viejo Continente'. En la actualidad se dedica a comercializar su propia línea de camisetas.

12 octubre 2010

Qué fue de... Ivanov

Mítico jugador de los noventa, fue conocido en su país con el sobrenombre de 'El Lobo', principalmente por su fortaleza en la zaga, pero también por su peculiar aspecto físico. No era muy amigo de los entrenadores ni de la disciplina y fue uno de los referentes defensivos de aquella maravillosa selección bulgara de 1994. Ivanov era el encargado de proteger el centro de la zaga de los ataques rivales y lo hacía con contundencia, "sin tomar prisioneros", como decía su compañero Stoitchkov.

Trifon Marinov Ivanov nació el 27 de julio 1965 en Gorna Lipnitza, una pequeña ciudad de la provincia de Veliko Tarnovo (Bulgaria). Comenzó su carrera en el FK Etar de la ciudad de Veliko Tarnovo. Empezó jugando como delantero y, aunque a los 11 años lo retrasaron a la posición de central, siempre conservó cierto instinto ofensivo. Debutó en la Primera División bulgara en 1983 de la mano de Georgi Vasilev, coincidiendo con unos jovencísimos Krasimir Balakov e Ilian Kiriakov. Con el conjunto 'morado' jugó 5 temporadas, disputando 62 partidos en los que marcó 7 goles.

En 1988 se traslada a Sofía y ficha por el CFKA Sredets (hasta entonces CSKA y renombrado de esta manera por decreto del Comité Central del Partido Comunista Búlgaro tras los incidentes de la final de Copa de 1985 con el Levski). Allí, entrenados por Dimitar Penev, coincide con Emil Kostadinov, Kostadin Yanchev y con unos emergentes Hristo Stoitchkov y Lyuboslav Penev. Juega 64 partidos y gana 3 títulos ligueros (1988-89, 1989-90 y 1991-92), 1 Copa de Bulgaria (1988-89) y 1 Supercopa (1989), además llegaron a las semifinales de la Recopa de 1989, donde cayeron ante el FC Barcelona de Johan Cruyff. 

Según la legislación de la época, los futbolistas búlgaros no podían fichar por un club extranjero hasta cumplir los 28 años, pero eso cambió con el desplome del comunismo y fichó por el Real Betis Balompié en el verano de 1990. No empezó con buen pié en el conjunto 'verdiblanco' que luchaba por mantenerse en Primera División, le costó adaptarse por su desconocimiento del idioma por lo que salió cedido, primero al Etar y después al CSKA Sofia. De regresó a España, jugó la temporada 1992-93 completa en Segunda División. Con los meses terminó hablando con cierto acento andaluz. Gracias a su carisma, coraje y franqueza no tardó en ganarse la estima de la grada y el respeto de sus compañeros, como demuestra su pronta elección como capitán, pero también desesperó por su incapacidad de ser constante, llegaba tarde a muchos entrenamientos, fumaba demasiado y conocía la noche sevillana de memoria.

Comenzó la siguiente temporada (todavía en Segunda División), pero los constantes episodios de indisciplina hicieron que la directiva bética lo vendiera, al inicio de 1994, al Neuchâtel Xamax FC de la liga suiza después de jugar un total de 52 partidos entre Primera y Segunda División con el conjunto de Heliópolis. En su segunda temporada los resultados no acompañaban al equipo 'Rouge et Noir' y una dura derrota puso de manifiesto su enfrentamiento con el técnico Gilbert Gress (al que acusó de "no tener ni idea de fútbol"). Este hecho terminó con la cesión de Ivanov al CSKA Sofia, donde jugó los últimos siete partidos de lo que quedaba en dicha temporada, la 1994-95.

En el verano de 1995 es traspasado al SK Rapid Wien, que paga unos 800.000 dólares por su traspaso. Allí vive sus mejores momentos, ganando en su primera temporada la ÖFB-Cup (Copa austríaca) al imponerse al DSV Leoben. Su segunda campaña fue todavía mejor, el conjunto 'Hütteldorfer' ganó el título liguero con seis puntos de ventaja sobre el SK Sturm Graz y alcanza la final de la Recopa de Europa, pero el Rapid pierde por 1-0 ante el Paris Saint-Germain de Luis Fernández. Además, a título personal, fue nombrado mejor jugador bulgaro del año, siendo el último defensor en ganar dicho premio hasta la fecha. En la siguiente temporada, su indisciplina e irregularidad lo enfrentan con el técnico Ernst Dokupil. Tras algunas buenas actuaciones en la Liga de Campeones, su rendimiento baja mostrando un pésimo estado de forma en la recta final del campeonato por lo que el técnico lo aparta del equipo y le prohibe jugar, pese a tener un año más de contrato.

La situación se agravó cuándo parecía que Ivanov no iba a encontrar un nuevo club y que debería jugar para el equipo aficionado del Rapid en la Cuarta División austríaca. Finalmente firma por el FK Austria Wien, rival directo del Rapid, pero tras jugar 11 partidos prefiere volver al CSKA Sofía, en la primavera de 1998, para preparar el Mundial de Francia. La parte final de su carrera transcurrió en las filas del Floridsdorfer AC de Viena, ciudad de la que no quiso moverse, y declinando otras ofertas mejores prefirió jugar en la Regionalliga Ost (tercer escalón del fútbol austriaco) hasta que decidió colgar las botas en el verano de 2001 tras tres temporadas, jugando 52 partidos y marcando 8 goles con el conjunto 'Blau-Weiß'.

Internacional por Bulgaria, jugó un solo partido con la selección sub-21 y debutó con la selección absoluta en un partido amistoso el 13 de abril de 1988 en el estadio Deveti Septemvri de Burgas ante la RDA (Alemania Oriental). Entró en el minuto 60 sustituyendo a Anio Sadakov y marcó el gol del empate a uno definitivo en el minuto 82). Disputó un total de 76 encuentros, en los que marcó seis goles. Participó en los Mundiales de EE.UU.'94 y Francia'98, y también en la Eurocopa de Inglaterra'96. Ivanov será recordado como el gran capitán de la mejor selección búlgara de la historia, la que finalizó en cuarta posición en 1994. En esa selección militaban jugadores de la talla de Mihailov, Sirakov, Balakov, Iordanov, Letchkov, Kiriakov, Kostadinov y Stoitchkov.

Tras su retirada de los terrenos de juego, regresó al norte de Bulgaria. Conocedor de sus limitaciones y su temperamento explosivo, enseguida tuvo claro que no quería dedicarse a los banquillos, sino alejarse de los focos y vivir tranquilo aunque ocasionalmente participa en algún partido con los veteranos de la selección bulgara. Montó un negocio de gasolineras y desapareció durante unos años hasta que le dieron un cargo en la Federación Búlgara de Fútbol. Se compró un lago cerca de su ciudad natal, donde disfruta de la pesca y la caza con sus amigos. 

11 octubre 2010

DORSALES MÍTICOS: 3 Paolo Maldini

Decir el nombre de Maldini, significa hablar de una leyenda. Nadie podría imaginarse cuando debutó ante el Udinese en la temporada 1984-85, que aquel niño de 16 años, que entraba en sustitución de Battistini, iba a llegar a lo más alto del panorama mundial. Se retiró con 41 años, y el fútbol, se quedó huérfano con la retirada de un jugador ejemplar, un icono del fútbol mundial, un ejemplo de lo que es sentimiento hacia una camiseta, de quien para muchos ha sido, el mejor lateral izquierdo de todos los tiempos.

Paolo Cesare Maldini nació el 26 de junio de 1968 en Milán (Italia). Hijo del ex jugador y entrenador italiano Cesare Maldini, quien fue también un jugador histórico del AC Milan en las décadas de 1950 y 1960. Paolo pasó su carrera entera con el AC Milan, club en el que entró a los 10 años. En la cantera del conjunto 'rossonero' fue pasando por los distintos equipos hasta que el entrenador sueco Nils Liedholm lo hizo debutar con el primer equipo cuando tenía 16 años. Fue el 20 de enero de 1985 frente al Udinese, cuando un jovencísimo Maldini sustituía a Sergio Battistini.

Nadie podía imaginar en ese momento que iba a conseguir jugar 25 temporadas, al máximo nivel en las filas del todopoderoso Milan, y pocos creían que acabaría portando el brazalete de capitán durante tanto tiempo. Son números de leyenda, una leyenda que acentuaría en el Milán, en forma de títulos: 7 Scudettos (1987-88, 1991-92, 1992-93, 1993-94, 1995-96, 1998-99 y 2003-04), 5 Champions League (1988-89, 1989-90, 1993-94, 2002-03 y 2006-07) , 5 Supercopas de Europa (1989, 1990, 1994, 2003 y 2007), 2 Intercontinentales (1989 y 1990), 1 Mundial de Clubes (2007), 1 Copa de Italia (2002-03) y 5 Supercopas Italianas (1988, 1992, 1993, 1994 y 2004)... un palmarés, al alcance de pocos, por no decir de nadie.

Con la selección italiana fue internacional en 126 ocasiones y marco 7 goles. Debutó el 31 de marzo de 1988, en el empate a 1 con Yugoslavia. Es el jugador con mas presencias en la selección nacional (todavía se mantiene), disputando 4 Mundiales (Italia’90, USA’94, Francia’98 y Japón/Corea’2002) y 3 Eurocopas (Alemania’88, Inglaterra’96 y Holanda/Bélgica’2000), consiguiendo ser el jugador que mas veces ha defendido capitanía en la 'azzurra', con 74 partidos. Maldini gano muchos títulos con el Milan, pero no logró ningún título internacional con la selección italiana. En el Mundial de Estados unidos logró el subcampeonato, donde Italia perdió en la tanda de penaltis frente a Brasil. Además disputó la final de la Eurocopa del año 2000, pero perdiéndola contra Francia. Su último partido lo disputó contra Corea del Sur el 18 de junio de 2002.

Es un defensa limpio como demuestran los datos, ya que, en toda su trayectoria tan sólo ha recibido una roja directa. Ha sido expulsado en cuatro ocasiones de las cuales, tres han sido por doble amarilla. Jugadores de la talla de Michel, Maradona, Ronaldo, Zidane, Raúl o Ronaldinho en algunas entrevistas han alabado su capacidad para defender y la dificultad para regatearle. Gracias a su colocación e inteligencia en los terrenos de juego, Paolo Maldini está considerado, junto a Scirea, Franco Baresi y Beckenbauer entre otros, uno de los grandes defensores de todos los tiempos. Cubriendo las posiciones de lateral, central u hombre libre, siempre ha ofrecido una gran seguridad y un trato exquisito de balón.

Pero dejando de lado su tremenda calidad futbolística, Maldini destacó por ser un auténtico caballero dentro y fuera del campo. Respetado por los hinchas rivales y admirado por todos sus compañeros de profesión, Maldini se ganó el afecto y cariño de todos los equipos del calcio. Porque más allá de los colores que llevara, su carisma, carácter y su elegancia le hicieron ganarse el respeto de todos. Sus más de 900 partidos con la camiseta 'rossonera' (que llegaron a los 1000 como jugador profesional) y su inteligencia siempre permanecerán en el recuerdo de todos. Solo un pero en su carrera, tuvo problemas con su propia afición, bueno para ser justos, no con todos, sino con los ultras del Milan. Nunca les profesó su apoyo como muchos otros jugadores han hecho, ni entendió como el club podía financiar sus desplazamientos y eso acabó por ponerlos en su contra.

En el Milan, ya sueñan con que Christian Maldini (que juega en la categorías inferiores de Milanello), tome el relevo de su padre, como ya hizo Paolo con Cesare, hace varias décadas. No obstante, difícil le será al pequeño quitarse de encima la etiqueta de 'hijo de', algo que sí consiguió su padre, pero ya se sabe, cuando uno se apellida Maldini, puede conseguir todo lo que quiera y llegar a lo mas alto.