15 febrero 2011

DORSALES MÍTICOS: 9 Ronaldo

Considerado como uno de los mejores delanteros de la historia del fútbol mundial, su nombre siempre ha sido el más sólido sinónimo de gol. Conocido en todo el mundo por su habilidad con los pies y su impresionante facilidad para sortear defensas, su magia con el balón encandiló al fútbol mundial, que se rindió a los pies del espectáculo. Decir Ronaldo es decir gol, y hablar de goles soñados, de sprints letales y de ejecuciones inenarrables.

Ronaldo Luís Nazário de Lima nació el 22 de septiembre de 1976 en las favelas de Río de Janeiro (Brasil). Miembro de una familia humilde, dio sus primeras patadas a una pelota en las calles de su barrio, el suburbio de Bento Ribeiro, uno de los más pobres de Río de Janeiro. Comenzó su carrera jugando al fútbol-sala en el Tennis Club Valqueire. Desarrolló sus habilidades con prontitud y con 12 años su talento interesó a Jairzinho, leyenda del fútbol brasileño, quien trabajo con él cuatro años y lo llevó hasta la selección sub-17. Con 14 años estuvo a punto de jugar con el Flamengo, pero no tenía dinero suficiente para costearse los cuatro pasajes de autobús necesarios para llegar desde su casa hasta el club, así que empezó a jugar en el São Cristóvão, con el que jugó dos temporadas y que le valieron su primer contrato, a los 16 años, con un equipo de primera división, el Cruzeiro de Belo Horizonte. En aquel club se revalorizó rápidamente y todos los equipos pujaban por él. Con los azules de Minas Gerais marcó 12 goles en 14 partidos, consiguiendo un Campeonato Mineiro y una Copa de Brasil.

En el verano de 1994 ficha por el PSV Eindhoven. Romário, su compañero en la 'canarinha', fue quien le recomienda dar el salto a Europa y más concretamente al conjunto holandés, en donde él había jugado como delantero entre 1988 y 1993. Con los holandeses juega dos temporadas que le sirven para convertirse en uno de los delanteros más pretendidos del fútbol mundial. Su dulce periplo en el fútbol holandés se saldó con una cifra aplastante, 42 goles en 46 partidos, consiguiendo el título de máximo goleador en su primera temporada. Con el conjunto de la Philips conquistó una KNVB Cup (1995-96) y la supercopa holandesa, conocida como 'Johan Cruijff Schaal' (1995-96).

En 1996 Ronaldo se declara en rebeldía y es fichado por el FC Barcelona a cambio de 2.500 millones de pesetas (unos 17 millones de euros), convirtiéndose en el fichaje más caro de la historia. El jugador brasileño recibía un total de 250 millones de pesetas brutos por temporada, con una cláusula de rescisión de 4.000 millones. Con la camiseta azulgrana se ganó fama mundial, anotó 47 tantos en 49 partidos , 34 de ellos en Liga, lo que le valió el galardón al máximo goleador (1996-97); además, ganó la Recopa de Europa, la Copa del Rey y la Supercopa de España. Su gran temporada con el Barça lo llevó a hacerse con el FIFA World Player, convirtiéndose en el más joven en conseguirlo.

Al final de la temporada, tras unas duras negociaciones sobre la renegociación de su contrato, que finalmente no llegaron a nada en concreto, Ronaldo decidió aceptar la oferta del Inter de Milán, que abonó a los azulgrana los 4.000 millones de pesetas (unos 19 millones de euros) de la cláusula de rescisión. En Italia consiguió su máximo esplendor y junto a jugadores de la talla de Zamorano, Recoba o Zanetti entre otros, logró ganar en esa misma temporada la Copa de la UEFA, venciendo en la final a la Lazio. En 1997, se hizo por segundo año consecutivo con FIFA World Player y recibió el 'Balón de Oro', que concedía la revista France Football, demostrando que era el mejor futbolista del planeta. Con su estatus de súper estrella, su progresión se vio truncada cuando a finales de 1999, una lesión en la rodilla lo llevó al quirófano, dejándolo en el dique seco durante 5 meses. Regresó en abril de 2000, pero bastaron 8 minutos para que se resintiera y tuviera que abandonar el campo para someterse a una segunda cirugía por una rotura total del tendón rotuliano. La gravedad de la lesión puso en riesgo su carrera, la recuperación fue complicada y se perdió toda la temporada 2000-01. Con el conjunto 'nerazzurro' marcaría un total de 68 goles en 119 partidos.

Tras el Mundial de 2002, en el que demostró que seguía siendo un jugador desequilibrante, veloz y con mucho olfato de gol, fue traspasado al Real Madrid el último día de agosto de 2002 por 45 millones de euros. Su mala relación con el entrenador del Inter de Milán, Héctor Cúper, fue el motivo de su adiós. En los últimos días del año, brasileño recogía los dos galardones más presitigiosos en el mundo del fútbol; el 'Balón de Oro', y por tercera vez en su carrera, el FIFA World Player al mejor jugador. Varios meses después, también recogió dos premios Laureus como integrante de la selección brasileña y como mejor deportista de 2002. Junto a jugadores de talla mundial como Zidane, Figo, Roberto Carlos, Raúl, Beckham y Casillas entre otros, integró el llamado Real Madrid de 'Los Galácticos', conquistando 1 Copa Intercontinental (2002), 1 Supercopa de Europa (2002), 2 Ligas (2002-03 y 2006-07) y 1 Supercopa de España (2003). En la temporada 2003-04 las lesiones volvieron a empañar su carrera, y aunque recibió el 'Pichichi' como máximo realizador con 24 goles, el Real Madrid no consiguió un solo título. Esto provocó que la escuadra merengue contratara al holandés Ruud Van Nistelrooy, quien poco a poco relegó a Ronaldo.

Su enfrentamiento con Fabio Capello, entrenador madridista, acabó con el traspaso del jugador en el mercado de invierno de 2007 al AC Milan por unos 7,5 millones de euros. Una vez en Italia, expresó que estaba triste por tener que abandonar Madrid, además de dar las gracias a todos los técnicos que había tenido a lo largo de su estancia excepto a Capello. Desde su llegada al Milan, debió someterse a un tratamiento debido a una insuficiencia hormonal en la glándula tiroidea que le produjo un considerable aumento de peso. Su paso por la escuadra 'rossonera' fue con más pena que gloria, consiguió anotar 7 goles en 14 partidos disputados. Ronaldo luchó contra el sobrepeso y las lesiones, y fue una nueva rotura en el tendón rotuliano (esta vez en su rodilla izquierda) la que terminó por cerrarle las puertas, pues en su segunda temporada apenas pudo jugar en 6 ocasiones.

Una vez recuperado se rumoreó su posible cesión al Flamengo, pero el Milan negó cualquier negociación. Finalmente el club italiano no renovó su contrato y el 9 de diciembre de 2008 fichó por el SC Corinthians, adelantándose a clubes europeos como el Manchester City inglés o el Siena italiano. Ronaldo, acompañado de su gran amigo Roberto Carlos, ayudó al conjunto paulista a hacerse con 1 Copa Brasileña (2009) y 1 Campeonato Paulista (2009). Su exitosa campaña llevó a la directiva a extender su contrato hasta finales de 2011, sin embargo, el reciente fracaso del conjunto 'Coringão' en la Copa Libertadores y sus problemas físicos (entre los que destacó el hipotiroidismo que sufre desde hace 4 años) fueron el detonante para que decidiera poner fin a su estelar carrera el 14 de febrero de 2011.

Como internacional ha vestido la camiseta de la selección sub-17, sub-23 y la absoluta, con la que debutó cuando tan solo contaba con 17 años. Ha sido internacional en 97 ocasiones marcando 62 goles, hito sólo superado por Pelé. Participó en los Mundiales de USA'94, Francia'98, Corea y Japón 2002 y Alemania 2006, siendo campeón en las ediciones de 1994 y 2002. En 2006 logró convertirse en máximo goleador de la Copa Mundial con 15 goles en las fases finales, superando al alemán Gerd Müller que tenía 14 goles en ese entonces. Participó en las Olimpiadas de Atlanta'96, obteniendo la medalla de bronce, y quedó campeón, con Brasil, de la Copa Confederaciones de 1997, celebrada en Arabia Saudita. Además es bicampeón de la Copa América de Bolivia'97 y Paraguay'99, participando también en la edición de Uruguay'95, donde Brasil fue finalista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada