20 febrero 2011

Qué fue de... Janković

Hoy recordamos a un no muy conocido, aunque excelente jugador que jugó en España a finales de los 80. Milan Janković, un yugoslavo de una clase infinita, un 'todocampista' elegante, de exquisito trato con el balón, que solo la mala fortuna de las lesiones y una obsoleta normativa de cupos de extranjeros, hizo que no se convirtiera en leyenda del madridismo.

Milan Janković nació el 31 de diciembre de 1959 en Belgrado (antigua República Federativa Socialista de Yugoslavia y actual Serbia). Se formó en la cantera del FK Crvena Zvezda (Estrella Roja de Belgrado), a la que llegó con 14 años y en donde estuvo jugando a nivel juvenil hasta los 18. Comenzó su carrera como profesional en 1978 en las filas del NK Maribor. Con el conjunto de la actual Eslovenia, que por entonces actuaba en la Segunda División yugoslava, jugó dos temporadas a un gran nivel, lo que propició que en 1980 volviera al Estrella Roja, por aquel entonces uno de los grandes equipos yugoslavos, con el que juega siete temporadas ganando dos campeonatos yugoslavos de liga (1980-81 y 1983-84) y dos Copas de Yugoslavia (1981-82 y 1984-85).

En enero de 1987 ficha por el Real Madrid, para suplir la baja del argentino Jorge Valdano, enfermo de hepatitis, hecho que forzó a la directiva del Santiago Bernabéu a buscar un recambio de urgencia, y el conjunto 'merengue' se fijó en el yugoslavo, no muy conocido, pero que había gustado al entrenador madridista Leo Beenhakker en la eliminatoria de la Copa de Europa con el Estrella Roja. El centrocampista balcánico apenas estuvo un año y medio en el Real Madrid, con el que ganó dos Ligas (1986-87 y 1987-88) y una Supercopa de España (1988). Una grave lesión de menisco en su rodilla derecha, con una reaparición peligrosa (por precipitada) ante el Nápoles de Maradona, y la contratación del alemán Bernd Schuster (que lo dejó sin plaza de extranjero), provocaron su salida del club, pero Janković se ganó para siempre el cariño de la hinchada merengue con su entrega, su mentalidad ganadora y sus milimétricos pases a Hugo Sánchez y Butragueño.

En el verano de 1988 ponía rumbo a Bélgica para jugar en las filas del RSC Anderlecht. Con el conjunto 'Mauve et Blanc' jugó dos temporadas en los que ganó una Belgian Cup (1988-89) y fue finalista de la Recopa de Europa de 1989-90 tras derrotar al Ballymena United FC, FC Barcelona, FC Admira Wacker y Dinamo Bucarest, pero en la final cayeron derrotados en la prórroga ante la UC Sampdoria de Gianluca Pagliuca, Pietro Vierchowod, Srečko Katanec, Gianluca Vialli y Roberto Mancini.

Con Yugoslavia fue internacional sub-20, participando en el Mundial de la categoría en 1979, que se disputó en Japón, y en el que la selección de Ivan Toplak no consiguió pasar de grupo. Debutó con la selección absoluta el 30 de abril de 1986 en un partido amistoso frente a Brasil, marcando el único gol de los 12 partidos que jugó como internacional yugoslavo. Participó en seis encuentros clasificatorios para el Mundial de Italia'90, pero sus problemas en el Anderlecht hicieron que el seleccionador balcánico Ivica Osim lo dejara fuera del equipo. La salida de Janković del equipo yugoslavo fue el catalizador para que el centrocampista tomara la decisión de colgar las botas en 1990, cuando tan solo tenía 30 años. "Podía haber seguido tres o cuatro años más, pero no me arrepiento porque lo dejé cuando estaba en lo más alto".

Tras su retirada, en 1991 se fue a vivir a North Queensland (Australia), de donde es originaria su mujer. Allí juega habitualmente al fútbol-sala. Entre 2003 y 2005 entrenó a la selección de Tonga, país encuadrado en la Confederación de Oceanía. En la actualidad es entrenador de niños de entre 12 y 15 años, y colabora con la AC Milan Academy de Sydney, que dirigen Misha Radović (ex-compañero suyo en el Estrella Roja) y el ex jugador milanista Andrea Icardi. Recientemente ha expresado su deseo de volver a Europa para trabajar de entrenador durante 4 o 5 años. "Mi idea es regresar a mi país por un par de años y tratar de ayudar al Estrella Roja, el club en el que me formé y pasé diez años de mi vida, a mejorar su situación. Después, España sería ideal".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada