05 abril 2011

DE GUANTE BLANCO: Angelo Peruzzi

Portero atípico en cuanto a tamaño y condiciones físicas, a pesar de lo cual fue un claro continuador de la tradición de los Dino Zoff y Walter Zenga. Representa un modelo de portero sobrio y atlético, de estos que desde que empiezan a jugar ya parece que son veteranos con experiencia. Su gran volumen de masa muscular era uno de sus puntos fuertes para imponer su poderío físico en las salidas, pero también hizo que fuera bastante propenso a las lesiones.


Angelo Peruzzi nació el 16 de febrero de 1970 en el pequeño pueblo de Blera, provincia de Viterbo (Italia). Creció en medio de un ambiente rural, con la pesca como una de sus actividades principales. De hecho, afirma que para mejorar sus condiciones como portero, se entrenaba tratando de atrapar peces en el río con sus propias manos. Se formó en la cantera de la Roma, equipo con el que debutó en la Serie A el 13 de diciembre de 1987, con tan solo 17 años, sustituyendo a Franco Tancredi. A pesar de que empezaba a contar para el técnico romanista Nils Liedholm, su juventud era excesiva para una afición que exigía resultados rápidos, así que al año siguiente, en la temporada 1989-90 fue cedido al Hellas Verona, donde se hizo un portero mucho mas completo. Su retorno al conjunto de la capital italiana no sería todo lo triunfal que se esperaba, pues en octubre de 1990 fue sancionado por un año tras dar positivo por fentermina.

Tras cumplir la sanción, en 1991 fichó por la Juventus FC. Aunque al principio le costara entrar en juego, en la temporada 1992-93, tras la retirada del mítico Tacconi, se hizo con la titularidad en la portería de la 'Vecchia Signora'. Con el conjunto 'bianconeri' consiguió sus éxitos más importantes, participando activamente en la consecución de 3 Scudettos (1994-95, 1996-97 y 1997-98), 1 Copa de Italia (1994-95), 2 Supercopas italianas (1995 y 1997), 1 Copa de la UEFA (1992-93), 1 Champions League (1995-96), 1 Supercopa de Europa (1996) y 1 Copa Intercontinental (1996).

A pesar de la buena marcha del conjunto turinés, y de ser nombrado mejor portero de la Serie A en 1997 y 1998, un sector de la afición siempre criticaba que no era un portero seguro por alto, y acabó siendo transferido al Inter de Milán en la temporada 1999-00. Con el conjunto interista, donde solo estuvo un año, no pudo ganar ningún torneo oficial de relevancia, a pesar de que el club 'nerazzurri' contaba, por aquel entonces, con jugadores de renombre como Ronaldo, Roberto Baggio, Recoba, Vieri o Zamorano.

En la temporada 2000-01 fue traspasado a la SS Lazio a cambio de 17,9 millones de euros. En el conjunto 'biancoceleste' de la capital italiana volvió a gozar de momentos dulces, logrando 1 Supercopa italiana (2000) y 1 Copa de Italia (2003-04). Participó en 192 partidos repartidos en siete temporadas. Se retiró en mayo de 2007 tras un partido contra el Parma, ese mismo año fue nombrado mejor portero del año en la Serie A.

Fue internacional con la selección sub-21 italiana, con la que jugó en 10 ocasiones. Además formó parte del equipo olímpico italiano que participó en los JJ.OO. de Barcelona’92. Con la selección absoluta debutó el 23 de marzo de 1995 frente a Estonia. Jugó un total de 31 partidos, disputando la Eurocopa de Inglaterra’96. Fue incluido como portero titular para el Mundial de Francia’98, pero debido a una lesión, tuvo que ser reemplazado por Gianluca Pagliuca. El seleccionador Giovanni Trapattoni, quiso incluirlo como tercer portero para el Mundial 2002, pero Peruzzi se negó. Solo dos años después, acudiría a la Eurocopa de Portugal en 2004 como tercer portero, tras Gianluigi Buffon y Francesco Toldo. Su última competición la disputó, como segundo portero, en el Mundial de Alemania en 2006, donde Italia se proclamó campeona. Desde el año 2010 ejerce como entrenador asistente de Ciro Ferrara en la selección sub-21 de Italia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada