17 octubre 2011

Qué fue de... Totò Schillaci


Para muchos aficionados al fútbol si se les cita el Mundial de Italia‘90 son capaces de recordar la Alemania de los Matthäus, Klinsmann y compañía, la cantada de Higuita ante Camerún o el hat-trick de Michel ante Corea del Sur. Sin embargo si algo recuerdo de aquel Mundial fue a Totò Schillaci, un pequeño delantero italiano, que de la noche a la mañana paso de ser un total desconocido a ser el 'Il Salvatore di la Patria'.

Salvatore Schillaci nació el 1 de diciembre de 1964 en Palermo (Italia). Nacido en el seno de una familia pobre, comenzó a dar sus primeros pasos futbolísticos en su ciudad natal, en el equipo amateur AMAT Palermo. A los 18 años fichó por el ACR Messina, que por aquel entonces alternaba sus actuaciones en las series C1 y C2 del campeonato italiano. Con la ayuda de 'Totò', el conjunto siciliano fue subiendo de categoría y en 1986 consiguieron el ascenso a la Serie B, donde se asentaron en las temporadas siguientes. En la temporada 1988-89 Schillaci fue el máximo goleador de la Serie B, anotando la mitad de los 46 goles del Messina esa temporada y atrayendo la atención de los grandes de Italia, que se disputaron su fichaje. En total, Schillaci disputó 219 partidos con los 'Giallorossi' anotando 61 goles.

En el verano de 1989, siendo todavía un total desconocido para los aficionados en general, fue contratado por la todopoderosa Juventus de Turín, en la era post-Platini. En su primera temporada anota 15 goles en 30 partidos, contribuyendo así en la conquista de la Copa de Italia y la Copa de la UEFA. Tras su excepcional Mundial en 1990, la siguiente temporada es decepcionante para Schillaci, consiguiendo anotar sólo 11 goles antes de entrar en una crisis de lesiones que acabarían con su venta al Inter en 1992. Su paso por conjunto 'neroazzurro' fue fugaz, no rinde al nivel deseado y tan solo juega 30 partidos en dos temporadas, anotando 11 goles y ganándose los abucheos del público en San Siro y sus insultos fuera de él, llegando incluso a utilizar a Schillaci como excusa de los malos resultados del Inter.

En 1994, harto de las críticas se marcha a Japón a jugar con el Júbilo Iwata, siendo el primer jugador italiano de la historia en competir allí. La recién creada J-League se encargó de contratar con grandes sueldos, estrellas europeas en el declive de sus carreras tales como Dunga, Littbarski o Lineker que de inmediato fueron ídolos en sus respectivos equipos. Con el conjunto de la empresa Yamaha jugó un total de 78 partidos en los que marca 56 goles. En el país del sol naciente estuvo tres temporadas hasta que anunció su retirada en mayo de 1997, a los 33 años, por una grave lesión.

Totò Schillaci no se distinguió por su técnica, fue un delantero de poca calidad pero mucho olfato, oportunismo y movilidad en el área rival, siendo un cazagoles excepcional. Además, su carismática personalidad le ayudo a ganarse a la prensa y al público, lo que propulsó su carrera.

Con la selección italiana Schillaci disputó 16 partidos y anotó 7 goles, 6 de ellos en el Mundial de Italia‘90. Azeglio Vicini, seleccionador italiano, convocó a Totò por recomendación de Ruud Gullit, a pesar de que acababa de salir de la Serie B, levantando la polémica y la sorpresa en Italia. Fue el último jugador en la lista final para el Mundial. Tenía reservada una plaza en el banquillo y no contaba en 11 titular donde Gianluca Vialli y Andrea Carnevale le cerraban el paso. Con el bajo estado de forma de Vialli pudo hacerse un hueco en el once 'azzurro'. Schilacci terminó la competición con seis tantos, se adjudicó la 'Bota de Oro' y se hizo mundialmente famoso. Italia quedó finalmente tercera en el campeonato y su número 19 fue la camiseta más comprada por los tifosi.

En la actualidad vive en su Palermo natal. Allí dirige la escuela de fútbol 'Louis Ribolla'. Tras un breve paso por el mundo de la política (Concejal primero y Consejero Regional de Deportes después), es comentarista deportivo en la RAI. Puesto que consiguió gracias a su participación, en 2004, en 'La isla de los famosos'. Este año se ha vuelto a poner delante de las cámaras interpretando a Toto Mannino, el jefe de la mafia de Messina, en la serie 'Squadra antimafia'. No es la primera vez que actúa ya que en 2008 intervino en la película 'Amore, bugie e calcetto'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada