08 diciembre 2011

Crisis europea en el fútbol inglés


Hoy no se habla de otra cosa en el panorama futbolístico internacional. La última jornada de la fase de grupos de la Champions League no le dejó un buen sabor a los equipos de Manchester.

Los pupilos de sir Alex Ferguson fueron sorprendidos por uno de los equipos revelación en esta competición, el Basilea que ganó al United por 2-1 en St. Jakob Park. Los 'Red Devils' solo necesitaban un empate para pasar de ronda, sin embargo los goles de Marco Streller y Alexander Frei permitieron una victoria histórica que permite la clasificación para los octavos de final de la máxima competición continental por segunda vez en su historia. Esta derrota ha removido los cimientos de Old Trafford y no han tardado en surgir voces críticas contra la figura del legendario entrenador escocés y su política de fichajes de futuro.

El otro equipo de la ciudad, el City, venció 2-0 al Bayern de Múnich, pero el triunfo del Nápoles ante el Villarreal deja a los hombres de Mancini fuera de la máxima competición europea. Otro año más el millonario proyecto de Al Mubarak tendrá que esperar para pelear por la Champions. Ahora tan solo queda centrarse en la Europa League (que parece poco consuelo después de haber estado en Champions) y en la Premier League.

Y es que nadie, ni entrenadores, ni periodistas, ni aficionados, se hubiera atrevido a decir, allá por el mes de septiembre cuando comenzó la fase de grupos, que los dos conjuntos de Manchester estarían hoy fuera de la competición.

La nota alegre, por contra, la pusieron los dos equipos de Londres, que se han clasificado como primeros de grupos. Sin embargo el juego de ambos conjuntos ha generado muchas dudas. En el Arsenal, Arsène Wenger lleva ya demasiado tiempo vendiendo humo a los propietarios del club y sigue estando en el centro de todas las críticas de aficionados y periodistas. Esto no es nada nuevo, y de la situación actual del conjunto 'Gunner' ya hablamos en un pasado post.

Y que decir del Chelsea... Desde que Mourinho abandonara Stamford Bridge en septiembre de 2007, el club de Abramovich lleva sumido en una crisis de identidad y de juego. Cinco han sido los entrenadores que han pasado por el banquillo azulón desde entonces y ninguno parece poder encauzar el rumbo del centenario club al oeste de Londres. Actualmente es cuarto en la Premier League, por detrás de City, United y Tottenham Hotspur, y por lo visto últimamente no parece que Villas-Boas haya dado con la tecla de un equipo que empieza a necesitar urgentemente un lavado de cara en todas sus líneas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada