29 diciembre 2011

DE GUANTE BLANCO: 'El Loco' Gatti


Para muchos un genio, para otros tantos un payaso. Tal vez lo mejor de su carrera haya sido su compromiso por innovar, romper moldes y salirse del camino. Ídolo para la afición de Boca, es considerado uno de los mejores porteros de la historia del fútbol argentino. Excéntrico donde los haya, llegó a jugar como delantero, con la camiseta número 9 de Boca, en un amistoso frente al CA Platense. En la actualidad posee el récord de partidos disputados en la Primera División Argentina (765), y comparte con el 'Pato' Fillol el mayor número de penaltis detenidos (26).

Hugo Orlando Gatti nació el 19 de agosto de 1944 en Carlos Tejedor, Provincia de Buenos Aires (Argentina). Se crió junto a sus cuatro hermanos con los que empezó a jugar al fútbol. En aquel entonces jugaba como delantero, lo que le ayudó en el futuro para saber como tienden a pensar y comportarse. A los 16 años asistió al campo de River y pudo ver en directo el juego de Amadeo Carrizo, que se convertiría en uno de sus modelos a imitar como un portero. Ese mismo año se incorporó a las categorías inferiores del CA Atlanta de Buenos Aires con los que debuta en Primera División dos años después, en 1962 contra Gimnasia y Esgrima La Plata. Con 'Los Bohemios' pronto empieza a destacar por sus excentricidades. Tenía la costumbre de salir a cortar el ataque rival fuera del área, utilizar los pies e incluso a ejecutar los saques de banda, algo impensable para un portero en aquella época. Como su admirado Cassius Clay gustaba de autopromocionarse con ruidosas declaraciones en las que decía ser el mejor en su puesto.

En 1964 fue traspasado al CA River Plate, que pagó una suma considerable para la época. En el club de Núñez alternó la titularidad con el mítico Amadeo Carrizo. El primer partido de Gatti con River fue el 26 de abril en campo de Chacarita. Apenas jugó 4 partidos oficiales en su primer año y otros tantos amistosos, pero un año después de su llegada, su presencia se volvió mas asidua en el once titular por los problemas físicos de un Carrizo que se acercaba a los 40 años. Con continuidad bajo la portería franjirroja fue protagonista de grandes intervenciones y de fallos inconcebibles. El 10 de noviembre de 1968 le regaló un gol a Vélez en el estadio José Amalfitani. Una semana después, el técnico Ángel Labruna lo cambió por Alfredo Gironacci y Gatti no volvió a jugar más en River.

A principios de 1969 es traspasado al Club de Gimnasia y Esgrima La Plata. Con 'Los Triperos' jugó un total de 244 partidos en los que tuvo actuaciones destacadas y fueron muchos los que aseguran que allí se vio la mejor versión de Gatti. Aún varios años después de su salida del club, cuando volvía al estadio Juan Carmelo Zerillo vistiendo otros colores, la afición de La Plata, que lo considera uno de sus máximos ídolos, le hacía sentir su respeto y admiración.

En 1975, Juan Carlos Lorenzo (que había dirigido al Mallorca, a la selección Argentina, Lazio y Roma en Italia, fue campeón con San Lorenzo y regresaba a Argentina desde el Atlético de Madrid,), lo lleva al CA Unión de Santa Fé. Su concurso es decisivo y el conjunto rojiblanco hace una campaña histórica, cumpliendo con todas las expectativas generadas, y logrando el cuarto puesto por detrás de Ríver, Huracán y Boca.

Al año siguiente, el 'Toto' Lorenzo es fichado por el CA Boca Juniors y pide a Gatti como primer refuerzo. Tras unas durísimas negociaciones Gatti fianlmente desembarca en el cuadro 'xeneize' y en su primera temporada se convierte en pieza fundamental del equipo para conseguir los dos campeonatos, primero el Torneo Metropolitano y luego el Nacional. Y más destacada aún fue su participación en la primera Copa Libertadores que ganaba el club en 1977, en cuya final detuvo el remate decisivo de Vanderlei, jugador de Cruzeiro. Al año siguiente Boca volvía a conquistar la Libertadores, y se proclamaba campeón de la Copa Intercontinental frente al Borussia Mönchengladbach con otra gran actuación de Gatti en el Wildparkstadion de Karlsruhe.

Los años 80 fueron realmente difíciles para el cuadro 'xeneize', y Gatti vivió periodos de inactividas perdiendo la titularidad en favor de Carlos Rodríguez. Tras más de 25 años en Primera División, el 11 de septiembre de 1988 Gatti jugaba su último partido como profesional frente al Deportivo Armenio. 'El Loco' salió a cortar un pase largo hacia Silvano Maciel, delantero del 'Tricolor', falló y la jugada terminó reflejando en el marcador el único gol del partido. José Omar Pastoriza, entonces entrenador bostero, le quitó la titularidad en beneficio de un joven Navarro Montoya, recien llegado al club del barrio de La Boca.

Gatti se resistió a su retirada y buscó su fichaje con varios clubes, pero sus excentricidades y salidas de tono pesaron demasiado. En 1990 organizó un partido homenaje en el estadio José Amalfitani, propiedad del CA Vélez Sarsfield, por sus persistentes disputas con la directiva de Boca. Finalmente y después de diez años retirado, Gatti tuvo su homenaje al participar en los festejos por la consecución del Torneo Apertura de 1998.

Ha sido internacional por Argentina en 18 ocasiones. Juan Carlos Lorenzo lo incluyó en la lista de 22 hombres que formaron parte del combinado albiceleste en el Mundial de Inglaterra'66, aunque no debutó hasta el 13 de agosto de 1967 frente a Paraguay. Fue titular durante gran parte de la clasificación para el Mundial de 1978, pero tuvo que renunciar a formar parte de la selección, a la postre campeona, por un problema en una de sus rodillas. Además participó en la Copa América de 1975 (no tuvo sede fija), en la que Argentina no se clasificó para las semifinales al quedar segunda de grupo por detrás de Brasil.

Tras su retirada de los terrenos de juego ha colaborado con diferentes medios, tanto en Argentina como en España, manteniendo su perfil un tanto excéntrico y una gran facilidad para ganarse enemigos. En España ha sido columnista en el diario deportivo As, fue co-presentador del programa 'Club de Fútbol' en La 2 de Televisión Española, y actualmente es colaborador habitual del programa 'Punto Pelota' de Intereconomía TV, donde se ha declarado simpatizante del Real Madrid y así lo hace ver en cada una de sus apariciones.

27 diciembre 2011

Adidas Tango (Mundiales 1978-1982)


Si en el anterior post sobre balones utilizados en los Mundiales viajabamos a los años 70 para ver el mítico Telstar, hoy vamos a recordar al Tango, un balón que ha llegado a ser tan simbólico como su antecesor y cuyo diseño marcó el ritmo (y nunca mejor dicho) durante buena parte de la historia del fútbol.

En 1978 el Mundial llegaba a Argentina y qué mejor que bautizar al balón oficial con el nombre del baile argentino por antonomasia: el tango, uno de los símbolos del país sudamericano, al que se considera apasionante y elegante, las caracteristicas que Adidas decía haber impreso en el balón. La firma alemana puso a disposición de la FIFA varias versiones del mismo balón, el Tango Durlast (modelo principal), Tango Rosario y Tango River Plate (con el que se jugó, además, la Eurocopa de Italia en 1980).

Con respecto al modelo anterior, el Tango ofrecía mejoras en el apartado de impermeabilidad. De nuevo estaba fabricado íntegramante en cuero, y la principal diferencia del Tango con el Telstar era el diseño. Aunque mantenía el formato de 12 pentágonos y 20 hexágonos, el dibujo era diferente. Se crearon unas estructuras triples en color negro, que incluidas en los hexágonos, creaban el efecto óptico de que había dibujadas 12 esferas blancas.

Cuatro años después, de cara al Mundial de España, Adidas no renovó el diseño ni el nombre, si bien le añadió como apellido el nombre del país y llevó a cabo mejoras técnicas. Así, las costuras estaban hechas con material impermeable, lo que reducía considerablemente la absorción de agua y, por tanto, reducía al mínimo el aumento de peso del balón durante el partido en caso de lluvia. Aún así, durante el torneo, el balón fue sustituido en varios partidos por problemas de presión.

El Tango España fue el primer balón de la historia que tuvo versiones oficiales coloreadas para jugar sobre la nieve (en naranja y amarillo). Además, también se desarrollaron  versiones 'hijas' de este balón, como el Tango Málaga (óptimo para superficies duras), el Tango Alicante (modelo especial para iluminación artificial) y el Tango Indoor para fútbol-sala. Fue, además, el último balón elaborado para un Mundial confeccionado en cuero 100%.

En 1984, para la Eurocopa de Francia, se utilizó el Tango Mundial, de diseño idéntico al Tango Madrid con el que se jugó la temporada 1984-85 en la liga española. Fue el cuarto balón 'Tango' empleado en competiciones de élite, y la única diferencia con los modelos anteriores es que las letras de este balón estaban impresas en color rojo. Ese mismo año veía la luz el Tango Sevilla, que fue utilizado en los Juegos Olímpicos de Los Angeles'84, y cuyo diseño se diferenciaba, únicamente, en la inclusión del logotipo de la cita olímpica.

Para la Eurocopa de Alemania en 1988 aparecía el Tango Europa. De diseño idéntico a los anteriores, fue el último modelo de Tango (como tal) de todos los que se realizarón. Se fabricaron 2 versiones de este balón. La primera con el logotipo de la Eurocopa, y la segunda versión con el logo de la UEFA y que fue utilizado en las competiciones europeas hasta 1990. Una tercera versión salía a la luz bajo el nombre de Tango Séoul, siendo el balón oficial de los XXIV Juegos Olímpicos, celebrados en la capital coreana. Como sucedía cuatro años antes con el Tango Sevilla, tan solo se diferenciaba de modelos anteriores por la inclusión del logotipo del torneo.

En 1989 se editaron una serie de balones con otros nombres de ciudades o paises como Italia, Roma, Verona, Siena, Napoli, Milán o Santiago, aunque con estos modelos no se disputaron torneos importantes. Como señalabamos con el Telstar, este diseño ha sido uno de los míticos de la historia del fútbol y se utilizó durante más de dos décadas (hasta la Eurocopa del año 2000). También como su antecesor lo podemos ver casi a diario en ilustraciones, escudos deportivos, etc. Por motivos de diseño hemos sacado de este post modelos como el Azteca, Etrusco, Questra, Tricolore o Terrestra, que aunque siguiendo el diseño básico del Tango, tuvieron variaciones considerables según el país organizador del torneo. De ellos iremos hablando en sucesivas entregas.

25 diciembre 2011

El equipo más navideño del mundo


Hoy es Navidad y hablar de otra cosa parecería casi un sacrilegio. Por ello vamos a hablar del equipo más navideño del mundo, el FC Santa Claus de Finlandia, cuyo presidente (no podría ser de otro modo) es el propio personaje gordito, vestido de rojo y con barba blanca.

En 1992, la fusión de los dos equipos más importantes de Rovaniemi, el Reipas y el Lappi, hizo posible el nacimiento de este club, al que llamaron Rovaniemen Lappi. Enseguida el club cambió su nombre por FC Santa Claus y en el año 1993 jugó sus primeros encuentros, convirtiéndose en el orgullo de Laponia. La universalidad del personaje fue decisiva a la hora de nombrar al club con su versión inglesa y no con la local (en finés se dice Jouluppukki).

La modestia del equipo se percibe en dos detalles: la juventud de la plantilla y el hecho de no contar con jugadores profesionales en sus filas. Aunque eso no siempre fue así, ya que hace dos temporadas contaron con los servicios del delantero brasileño Rafael de Oliveira Rodrigues, quien se adaptó bien a pesar del frío, la nieve y el idioma.

Al no haber jugadores profesionales en nómina, el club se toma la molestia de buscar trabajo a los jugadores que aún cursan estudios cuando no hay competición: unos ejercen como vendedores en el mercado navideño de Rovaniemi, otros lo hacen despachando en la tienda oficial que el equipo tiene en la aldea de Santa Claus, mientras que el resto colabora con la empresa turística local montando los partidos de fútbol-nieve. Su colaboración con UNICEF tiene multiples ramificaciones, como la donación de 10 euros por cada camiseta vendida o como miembro de los distintos proyectos de UNICEF Finlandia, en donde trabajan para crear un futuro mejor para que todos los niños puedan gozar de una vida digna en el mañana.

El club lapón actualmente compite en el Grupo C de la Kakkonen League que es el tercer escalón del fútbol finlandés por detrás de la Veikkausliiga (Primera División) y la Ykkönen (Segunda División). Además participa en la Suomen Cup (Copa de Finlandia). Juegan sus partidos en el modesto estadio Susivoudin, situado a tan sólo 8 km. del Círculo Polar Ártico. De césped artificial, tiene capacidad para 2.000 personas, aunque la asistencia durante el campeonato liguero no supera los 800 seguidores.

El actual entrenador es Tapio Haapaniemi, de 47 años, que se hizo cargo del equipo en enero de 2011. La tres últimas campañas ha estado dirigiendo al AC Oulu de la Segunda División. Haapaniemi fue jugador del Oulun Palloseura que se enfrentó al Liverpool FC en la Copa de Europa 1981-82. Del 2005 al 2010, Matti Hiukka, de 36 años, ha sido entrenador-jugador del FC Santa Claus. Natural de Rovaniemi y ex-jugador del Rovaniemen Palloseura (RoPS), FC Jokerit, Helsingin Jalkapalloklubi (KJK), Tampere United (TamU) y Hapoel Ironi Kiryat Shmona FC de Israel, regresó al equipo de su ciudad natal para ayudarlo desde el banquillo y también desde el terreno de juego.

La temporada del fútbol se realiza de abril a octubre, por razones climáticas. Para la Navidad, el termómetro puede marcar -35°C y la mínima histórica, registrada el 28 de enero de 1999, cayó hasta los 47,5 grados bajo cero. Sin embargo, el verano del hemisferio norte le regala a la ciudad de Rovaniemi un bonito fenómeno: el sol de medianoche, que puede ser observado desde el 6 de junio al 7 de julio.

24 diciembre 2011

Qué fue de... Alemão


Cuando a finales de los años 80 se hablaba de un mediocentro la primera idea que venía a la cabeza del aficionado, era la del jugador de corte defensivo, para marcar y matar la jugada en el medio del campo. El brasileño Alemão comenzó a cambiar este concepto puesto que él era un jugador habilidoso, capaz de comenzar la jugada en el centro del campo y hacer algo más.

Ricardo Rogério de Brito nació el 22 de noviembre de 1961 en Lavras, en el estado de Minas Gerais (Brasil). Nació en el seno de una familia pobre y de pequeño tuvo que hacer de todo para poder salir adelante. Conocido popularmente como Alemão ('el alemán' en portugués), por sus facciones y el color rubio de su pelo, similares a las de los inmigrantes alemanes. Comenzó jugando en la cantera del Fabril EC, club de su ciudad natal que jugaba en las categorías regionales del fútbol brasileño. En 1881 es fichado por el Botafogo FR de Rio de Janeiro, con el que debuta en el Brasileirão (campeonato brasileño de Serie A).

Muy pronto se hace con la titularidad en el conjunto albinegro y empieza a demostrar su técnica y visión, además de su habilidad y llegada. Tenía un extraordinario talento y en 1985 es galardonado con la 'Bola de Plata', premio anual que concede la revista mensual brasileña Placar a los mejores jugadores del fútbol brasileño en cada posición.

En el verano de 1987 el Club Atlético de Madrid fichó al jugador, al que venía siguiendo desde su actuación en el Mundial de México, el verano anterior. El brasileño fichó por dos temporadas con el conjunto rojiblanco, que estaba en plena transición. Con él liderando el centro del campo rojiblanco, el Atleti mostró muy buenas maneras y en su segunda temporada realizó una extraordinaria campaña siendo premiado por la revista 'Don Balón' con el trofeo al mejor jugador extranjero de la liga española.

Dos años después de su llegada a Europa es traspasado al SSC Napoli por 350 millones de pesetas (poco más de dos millones de euros). Allí tuvo el privilegio de jugar junto a Maradona y Careca, compañero suyo en la selección brasileña. En las filas del conjunto napolitano jugó 93 partidos en los que marcó 9 goles. En 1989 se proclamó campeón de la Copa de la UEFA y un año después se proclamó campeón de la serie A y la Supercopa de Italia. No cabe duda que la figura de Maradona fue esencial para convertir un modesto conjunto del sur de Italia en un equipo campeón, pero la presencia del brasileño en el centro del campo celeste, aportó mucho equilibrio al equipo de Corrado Ferlaino.

En 1992 firma con el Atalanta BC que entonces dirigía Marcello Lippi. En el conjunto de Bérgamo permaneció dos temporadas, en la primera juega 22 partidos y marca 2 goles. La segunda temorada fue más complicada, por el banquillo del estadio Atleti Azzurri d'Italia pasan tres entrenadores (Francesco Guidolin, Andrea Valdinoci y Cesare Prandelli), el mediocentro brasileño tan sólo juega 18 partidos y no puede impedir que la 'squadra orobici' descienda a la Serie B, por lo que decide abandonar Europa y volver al fútbol brasileño. En 1994 ficha por el São Paulo FC con el que ganó ese mismo año la Copa Conmebol al Peñarol uruguayo. Durante un buen tiempo, fue el hombre de confianza de Telê Santana y jugó en el conjunto tricolor hasta 1996, cuando decidió acabar su carrera deportiva en el Volta Redonda FC, modesto equipo de Rio de Janeiro.

Fue internacional por Brasil en 39 ocasiones y marcó 6 goles. Debutó en 1983 y disputó dos Mundiales, el de México'86 e Italia'90. Su último partido con la 'verdeamarelha' fue el 24 de junio de 1990 en el Stadio delle Alpi, en el que Brasil cayó eliminado ante Argentina en los octavos de final de la Copa del Mundo. Fué sustituido en el minuto 84 por Renato Gaucho.

Desde su retirada ha vivido en Río junto a su familia, donde se dedicó en una primera etapa a la representación de jugadores y a sus negocios. Además es un destacado miembro de Atletas de cristo y en 1995 creó en su ciudad natal la 'Casa de Transformação Betânia', un centro de desintoxicación. En 2007 debutó en los banquillos dirigiendo al Tupynambás FC de Juiz de Fora, de la Segunda Divisão, en 2008 al América FC de Belo Horizonte, al que ascendió al 'Módulo I da Primeira Divisão' y en 2010 entrenó al Nacional FC de Manaus, en la Série D del Campeonato Brasileiro.

22 diciembre 2011

EQUIPOS DE LEYENDA: El Nottingham Forest de Brian Clough


El bosque de Sherwood es quizá, uno de los más famosos bosques de toda Inglaterra donde en la edad media convivían mitos y leyendas. Hoy es la casa de uno de los conjuntos con más historia dentro de la liga inglesa, un equipo que marcó una época en Europa tras la llegada de Brian Clough, polémico entrenador y probablemente el icono más importante de toda la historia del Forest. Después llegaron épocas oscuras, nunca más ganó un título a nivel local, y la estadística revela, de hecho, que es el único equipo que tiene más títulos de Copa de Europa que de liga inglesa.

Después de la aventura fallida en el banquillo del Leeds United, Brian Clough llegaba al Nottingham Forest en enero de 1975 sustituyendo a Allan Brown. Con el equipo en segunda división y ocupando la decimotercera posición, Clough no perdió el tiempo y pronto logró que el club cerrara los traspasos de John McGovern, John O'Hare (a los que había dirigido en el Leeds) y del experimentado defensa Frank Clark, futbolistas con los cuales el equipo logró salvarse angustiosamente del descenso a la tercera división.

La siguiente temporada no fue tampoco fácil y el equipo queda en octava posición. La cosa no comenzó a funcionar hasta que Peter Taylor (segundo entrenador con Clough en el Derby County) dejó el Brighton & Hove Albion para incorporarse al conjunto de los East Midlands. Juntos lograron quedar en tercera posición por detrás del Wolverhampton y Chelsea, y de esa forma volver a vivir un ascenso a la Football League First Division, la Primera División del fútbol ingles en aquellos años.

De regreso a la elite, el equipo incorporó a Archie Gemmill, Peter Shilton, Garry Birtles y Kenny Burns, sumandolos a una base que ya contaba con futbolistas como Martin O'Neill y John Robertson, ambos en venta cuando Clough llegó al club en 1975. El equipo que Clough armó congenió a la perfección e increíblemente el equipo consiguió alzarse con el título de Liga, imponiéndose al entonces todopoderoso Liverpool de Bob Paisley, al que también venció en la final de la Carling Cup. El equipo perdió solo tres encuentros, todos en la primera vuelta, y logró permanecer un año invicto en Liga (del 26 de noviembre de 1977 al 25 de noviembre de 1978).

Llegaba entonces, ya en la temporada 1978-79, en la que logró revalidar su título en Carling Cup derrotando al Southampton, el momento para que el equipo hiciese su estreno oficial en la Copa de Europa, así que el Forest decidió invertir en un exquisito futbolista del Birmingham City que juegaba de mediapunta: Trevor Francis. Sin embargo, una absurda regla de la UEFA impidió que el fichaje estrella, por el que el Nottingham pagó un millón de libras, puediera jugar hasta la final de la Copa de Europa en Múnich.

Para llegar allí antes dejaron atrás al vigente campeón y absoluto dominador, el Liverpool, en primera ronda. Posteriormente, en el camino quedaron el AEK Atenas, el Grasshopper suizo y aquel gran Colonia alemán que contaba, entre otros, con futbolistas de la talla de Harald Schumacher, Dieter Müller y Bernd Schuster. En la final de Múnich esperaba el Malmö sueco, al que los hombres de Clough derrotaban 1-0 con un gol de cabeza de Trevor Francis, en una final muy discreta.

Moldeado de forma majestuosa, aquel era un equipo cuya base tenía en Peter Shilton, Larry Lloyd y Kenny Burns a sus principales baluartes defensivos. Del centro del campo hacia delante, el equilibrio estaba representado en la figura de John McGovern, símbolo y capitán, quien a su vez era muy bien secundado por el también incansable Ian Bowyer. Un factor de desequilibrio fundamental era el extremo escocés John Robertson, un futbolista de condiciones realmente estupendas y que se entendía muy bien con otro gran talento, Trevor Francis. Garry Birtles y Tony Woodcock formaban una letal pareja de ataque.

Quinto en Liga y derrotado en la final de la Carling Cup por el Wolverhampton, al año siguiente se repetía la gesta europea. Esta vez el escenario era el Santiago Bernabéu y el rival el Hamburgo de Kevin Keegan. Cuentan que, en los días previos al choque, Shilton se quejó del estado del césped en los campos de entrenamiento y que Clough le prometió llevarle a un lugar perfecto para poder ejercitars: el centro de una rotonda. La ocurrente idea funcionó, Shilton mantuvo su portería a cero y el Forest se impuso en la final con un gol de John Robertson.

Las salidas de jugadores como Woodcock al Colonia, o Robertson al Derby County, donde Peter Taylor había emigrado un año antes, acaba con la relación de Clough y su ayudante, ya deteriorada desde la publicación de la biografía del propio Taylor. Este fue el fin de la relación entre ambos y Taylor dejó definitivamente el fútbol al año siguiente, en 1984. La estrella de Clough como entrenador fue apagándose poco a poco y, aunque conseguiría algún título más, todos menores, no volvería tan siquiera a vislumbrar la gloria que tuvo en otra época. Siguió como entrenador del Forest hasta la temporada 1992-93, momento en el decidió retirarse tras el descenso del equipo habiendo ocupado la última plaza casi toda la temporada.

21 diciembre 2011

Eduardo Vargas, la nueva joya chilena


Se ha convertido de la noche a la mañana en la nueva joya sudamericana. Sus actuaciones con el Universidad de Chile han despertado el interés de grandes equipos europeos. Ha sido el gran artífice de la Copa Sudamericana que logró la 'U', donde el joven delantero marcó 11 goles, convirtiéndose en máximo goleador del torneo, lo que le ha llevado a ser nominado como uno de los mejores jugadores sudamericanos del 2011 junto a su compañero de equipo Jhonny Herrera y los brasileños Neymar y Ganso.

Eduardo Jesús Vargas Rojas nació el 20 de noviembre de 1989 en Santiago (Chile). Comenzó a jugar en las divisiones inferiores de Universidad Católica y CD Palestino, aunque no era muy regular ya que le costaba muchísimo acudir a los entrenamientos. Las instalaciones de estos clubes se encontraban muy lejos del lugar donde vivía y nadie podía asumir los gastos de su transporte. En 2005 fue invitado a participar en el 'Adidas Selection Team', un Reality Show de Fútbol 7, patrocinado por la marca alemana y emitido por Fox Sports. Formó parte de la selección que se enfrentaba a equipos de 36 colegios de la Región Metropolitana de Santiago. Un año después realizó la pretemporada con los Puerto Rico Islanders, debido a la amistad de su representante con la dirección del club isleño. La fama adquirida se reflejó meses después en el torneo juvenil de Puerto Montt donde fue máximo goleador. Allí llamó la atención de Osvaldo Hurtado, ex futbolista y entrenador, que lo recomendó al CD Cobreloa.

En 2006 se incorpora al cuadro 'Naranja', donde se encuentra con Alexis Sánchez, que era la figura y le cerraba el paso, por lo que es incorporado al equipo filial. Tras la marcha del 'Niño Maravilla' al Colo-Colo, Eduardo Vargas es incorporado al primer equipo con el que debuta frente al CD Puerto Montt en el Estadio Regional de Chinquihue. Ese año jugó tan solo cuatro partidos, siempre saliendo desde el banquillo. Lo mismo ocurrió en los sucesivos años, donde alternó minutos y fue creciendo como jugador. Con el conjunto de la región de Antofagasta jugó un total de 53 partidos en los que marcó sólo 10 goles, sin embargo, destacaba por su estilo de juego, regates y amagues al estilo de Alexis Sánchez.

En 2010 el técnico Gerardo Pelusso lo fichó para el Club Universidad de Chile. Sin embargo, el nivel del joven delantero no fue el esperado y el técnico uruguayo lo relegó a la suplencia. Incluso llegó a ser apartado del equipo por un acto de indisciplina. Pero con la llegada de Jorge Sampaoli al banquillo 'azul' todo cambió. El nuevo esquema con tres hombres en punta que impuso el argentino encajó a la perfección con el perfil encarador y rápido del atacante, que lo llevó a alcanzar el Trofeo Apertura. En 2011 Vargas ha sido la gran figura en la campaña del 'universitario laico' campeón de la Copa Sudamericana. Con once goles en doce partidos jugados, titular en todos ellos, el atacante se dio el lujo de marcar a todos los equipos a los que se enfrentó. Además, rompíó el récord que ostentaba su compatriota Humberto Suazo, con 10 tantos en el mismo torneo, que logró con el Colo-Colo en el año 2006.

Ha sido internacional por Chile sub-18, con la que se proclamó campeón en el Torneo João Havelange disputado en México. En 2008 fue convocado con los sub-23 para participar en un gira por Oceanía y en el Torneo Esperanzas de Toulon. En 2009 participó en la Milk Cup con la selección sub-19, siendo elegido como el mejor jugador del campeonato, y nuevamente en el Torneo de Esperanzas de Toulon, donde se consagró campeón y fue elegido como uno de los mejores jugadores del torneo. Estas buenas actuaciones no pasan desapercibidas para Marcelo Bielsa que lo hace debutar con 'La Roja' el 4 de noviembre de 2009 en un amistoso ante Paraguay, luego jugó siete minutos ante Panamá en enero de 2010 y todo el partido ante Venezuela en marzo de 2010. Con Claudio Borghi en el banquillo chileno ha pasado a ser uno de los fijos en las convocatorias de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Brasil 2014. Vargas marcó su primer gol oficial ante Perú el 11 de octubre de este año.

Se trata de un delantero que se mueve con comodidad por todas las posiciones ofensivas, puede actuar como extremo o incluso en la media punta, y sus desmarques en diagonal son sinónimo de gol. El atrevimiento es una palabra que podría definir su estilo de juego. No destaca por su físico (mide 175 cm), pero tiene en la velocidad su mejor arma que debe, en gran parte, a su poderoso tren inferior. Una de sus mayores virtudes es la arrancada, tiene ese cambio de ritmo desequilibrante que lo convierte en un jugador al que es difícil quitarle la pelota, ya que además va acompañado de una más que aceptable técnica, le encanta regatear y alterna jugadas por dentro con jugadas más escoradas a la banda, normalmente la derecha. Maneja bien ambas piernas pero la diestra es la 'menos mala'. Muy bueno en la definición ante el portero dentro del área, es capaz de finalizar el mismo las jugadas o llegando desde atrás, pero también es muy generoso dentro del área, busca al compañero mejor situado y no duda en asistirlo. Muy luchador y con buena visión de juego, no le gusta que lo cataloguen como un segundo Alexis Sánchez aunque su juego es similar al del delantero azulgrana.

La 'U' quiere intentar mantenerlo en plantilla para la Copa Libertadores del próximo curso pero va a ser complicado porque equipos como Inter, Milan y Nápoles en Italia, Sevilla, Valencia y Villarreal en España, Wolfburgo en Alemania, Spartak de Moscú y Zenit en Rusia, o Arsenal y Chelsea en Inglaterra, han mostrado interés por el joven delantero, y ya se habla de unos 12 o 14 millones de euros por su pase.

20 diciembre 2011

El 'milagro' de Avellaneda

Existen hechos en la vida que a priori no pueden ser explicados por el sentido común o que pueden hacer pensar que son resultado de la influencia de una fuerza sobrenatural. Estos sucesos los encontramos en el mundo del fútbol de vez en cuando, siendo hitos difíciles de presenciar. Uno de estos 'milagros' futboleros se produjo hace ahora casi 39 años en Buenos Aires, en el estadio Libertadores de América, propiedad del CA Independiente de Avellaneda.

Eduardo Andrés Maglioni fue un delantero que jugó en CA Rosario Central, CA Sarmiento de Resitencia, CA independiente de Avellaneda y CA Huracán. Le daba a la pelota con ambas piernas y se caracterizaba por ser un auténtico especialista del área. Era el típico 'cazagoles-rematador', el prototipo del delantero centro de siempre, y que parece estar desapareciendo en la actualidad. Aquel 18 de marzo de 1973, el jugador no era del todo consciente de lo que había logrado cuando se encontraba en el vestuario de Independiente, aplicándose hielo sobre su pierna izquierda. Tuvo que pedir el cambio a mitad del segundo tiempo, cuando no podía más.

Era la tercera jornada del Torneo Metropolitano, e Independiente ganaba 4-0 a Gimnasia y Esgrima de la Plata. El primer tiempo finalizó con la mínima diferencia a favor del conjunto local, gracias a un gol del uruguayo Ricardo Pavoni. Tras el descanso, Maglioni consiguió un récord todavía no igualado a fecha de hoy, y que probablemente, figurará en los anales de la historia del fútbol por muchísimos años más. Aquélla tarde los dioses futbolísticos se fijaron en él, lo iluminaron, y decidieron guiarle hasta la gloria. Y lo mismo a los afortunados que pudieron presenciar en 'la doble visera' lo que allí sucedió.

Entre los minutos 4 y 6 del segundo tiempo, concretamente en un intervalo de 1 minuto y 51 segundos, Maglioni consiguió un hat-trick, tres goles en un abrir y cerrar de ojos, casi sin respirar. El primero, con un pase de su compañero Semenewicz que le llegó un poco atrasado pero que supo revolverse y mandarlo al segundo palo, cuando su intención era enviarlo al primero, según él mismo reconoce con franqueza. A continuación vino el saque de centro de Gimnasia y Esgrima. Los puntas de Independiente tenían ensayada la ilegalidad de salir en dirección al campo contrario un momento antes de ponerse el balón en juego. Y así cayó el segundo. Ricardo Pavoni robó el balón al receptor del saque, Pignani. Maglioni en plena carrera hacia el marco contrario levantó su brazo pidiendo el balón. Cuando lo recibió de Pavoni había ganado la espalda a la defensa y sólo ante el meta Gurruciaga fusiló el segundo. El tercero siguió el mismo esquema, pero esta vez fue su compañero Montero-Castillo quien robó e inició la jugada. Aquí Eduardo acompañaba la jugada en posición de interior derecho. Aquél amagaba el pase a su compañero y la escondía, hasta llegar al semicírculo del área grande donde fue trabado por Gotfrit, central de Gimnasia, con la suerte para Eduardo de quedarle el balón franco para el disparo. Le pegó con el alma y logró lo increíble. Como era de esperar la locura se desató en la grada ante la desesperación de 'Los Triperos'.

En el mundo del fútbol existen y existirán siempre records que superar, pero volver a tener noticia en el ámbito profesional de un hito como el descrito en esta crónica, lo intuyo imposible. El japonés Masashi Nakayama posee el récord del hat-trick más rápido de la historia a nivel internacional, cuando anotó con Japón tres goles a Brunei en 3 minutos y 3 segundos. Le sigue Willie Hall, futbolista inglés que en 1938 marcó a Irlanda tres goles en 3 minutos y medio. Increíbles ambos, pero necesitaron el 'doble de tiempo' que nuestro protagonista.

A pesar de nuestra historia de hoy, Maglioni no es un mito de Independiente como lo son Arsenio Erico, Ricardo Bochini o Daniel Bertoni, pero siempre será querido y admirado. De lo que no hay duda es que es historia viva de 'El Rojo', incluso existe una peña con su nombre que lo recuerda, y periodistas de todo el mundo que le llaman cada 18 de marzo para revivir con él su 'milagrosa' hazaña.