23 junio 2012

ANÁLISIS EF: Francia (Cuartos de final)


Llegan los cuartos de final, donde España se verá las caras con Francia, un rival con nuevas ilusiones en la Eurocopa 2012, tras la polémica y el fiasco en el Mundial de Sudáfrica, y que terminó en el segundo puesto de su grupo y rompió una racha de 23 duelos invicto por una inesperada derrota frente a Suecia (2-0). Va a ser un partido duro en el que los hombres de Vicente Del Bosque jugarán contra la historia ya que España nunca ha ganado a Francia en competición oficial.

Al mando de la selección francesa está el carismático Laurent Blanc, campeón como jugador del Mundial de 1998 y la Eurocopa de 2000, y ahora en el banquillo de 'Les Bleus' con la dificil misión de devolver al conjunto galo su plaza entre los mejores del continente, un sitio habitual antes de las decepciones de los últimos años. Ha pasado página y no quiere que ocurra lo mismo, así que por ese motivo, este año lleva una serie de jugadores que han hecho una muy buena temporada en sus respectivos clubes para poder lograr así alcanzar el título europeo. Juegan con un 4-3-2-1 y es, en esa línea por delante de la defensa, donde actúan dos jugadores en los que haría más hincapié que en ningún otro. Alou Diarra que tiene una fuerza impresionante es el que hace prácticamente todas las coberturas a los dos centrales, y Cabaye, que es un jugador más de construcción, aunque también pelea bien. El mediocentro del Newcastle es el que inicia el juego de Francia para esa línea que juega por delante de ellos y que quizás sea la más ofensiva y donde tienen más calidad.

En la porteria es indiscutible Hugo Lloris. El guardameta del Olympique Lyonnais es el líder de Francia bajo palos por seguridad, regularidad y por sus reflejos felinos en el salto. Un portero de primera categoría mundial que pasó por el infierno de la selección de Domenech pero que vuelve con ganas de reivindicarse. En la defensa jugará seguro Mathieu Debuchy, y es que el lateral del Lille está siendo para mi el mejor lateral derecho de los vistos hasta ahora, e incluso el Newcastle inglés se ha unido a la puja por el jugador, y ha presentado una oferta de cuatro millones de libras. El centro de la defensa es más que probable que esté formada por Laurent Koscielny y Adil Rami (una de las grandes sensaciones defensivas de la temporada en la Liga BBVA). El defensa del Arsenal sustituirá a Philippe Mexès, sancionado por ver dos amarillas en la fase de grupos ante Ucrania y Suecia. En la izquierda ha estado alternando a Patrice Evra, que jugó el primer partido ante Inglaterra, y Gaël Clichy, que ha jugado los dos siguientes ante Ucrania y Suecia, por lo que a priori, parece lógico que sea el lateral del Manchester City el que forme de inicio ante España. 

En el centro del campo Blanc parece que seguirá apostando por la asociación de Alou Diarra, Yohan Cabaye y Samir Nasri, salvo que el seleccionador francés decida quitar al jugador del Manchester City para tener una opción más defensiva con Yann M'Vilapivote defensivo con una capacidad de robo y una velocidad que lo convierten en una de las mayores promesas futbolísticas del momento. Además, el supuesto enfrentamiento entre Nasri y Diarra nos puede indicar que el ambiente en el conjunto galo no sea el más sano antes del partido.

En punta, salvo sorpresas de última hora, Jérémy Ménez por la derecha, Franck Ribéry entrando desde la izquierda. Ménez ha alcanzado en el PSG su cumbre futbolística. Puede jugar en todas las posiciones del ataque sea en punta o más retrasado. Y que decir de Ribéry, uno de los mejores regateadores del mundo, imparable en carrera. Esta temporada ha brillado a un nivel altísimo en el Bayern y parece ser el jugador que condujo a Francia a la final del Mundial de Alemania. Por último, como pieza más ofensiva está Karim Benzema. El delantero del Real Madrid es un jugador impresionante lo tiene todo, arranque, desborde, técnica, disparo y además es de lo mejorcito sin balón, creando muchísimos espacios y descolocando a los centrales rivales.

No han dejado muy buenas sensaciones en la fase de grupos, pero todavía no han demostrado todo el poderío del actual fútbol galo. Tienen una buena línea defensiva y seguramente se van a echar atrás, no son de mucha presión, pero es una selección muy inteligente en el robo del balón y que juega a la contra esperando las individualidades de jugadores como los mencionados anteriormente Nasri, Ribéry y Benzema. Habrá que tener precaución cuando ellos revolucionan el partido con esos tres jugadores, pero España no debe volverse loca, debe tener su identidad e intentar abrir espacios, sobre todo en banda para contrarrestar la muralla defensiva que parece van a plantar por la zona central. Y es que Blanc ha repasado en rueda de prensa las actuaciones de Italia, una selección "potente, especialmente en la defensa", y de Croacia ante España. "Y nosotros queremos lo mismo. Croacia e Italia no pudieron ganar a España, pero tuvieron oportunidades, demostraron su solidaridad, unidad y ganas, y todo eso también lo vamos a necesitar nosotros mañana", analizó el técnico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada