18 agosto 2012

DE GUANTE BLANCO: Barthez


Excéntrico e impredecible, nuestro protagonista de hoy, es uno de esos guardametas que un día son imbatibles y, al siguiente, cometen los errores más infantiles. Pese a ello, es considerado como uno de los mejores porteros de su generación. Y es que Barthez fue un portero de grandes reflejos y agilidad felina, excelente en sus salidas, extraordinario por su sentido de la anticipación y muy claro en sus relances.

Fabien Alain Barthez nació el 28 de junio de 1971 en Lavelanet, pequeña localidad cercana a los Pirineos (Francia). Comenzó a jugar a los 7 años en el FC Lavelanet Mirepoix de su ciudad natal, Barthez supo que iba a ser portero cuando Aimé Goudoux, su primer entrenador, decidió que se pusiera los guantes porque se tiraba sin miedo ante los rivales. Desde entonces, su carrera se convirtió en una lucha contra su altura. "Hasta que cumplí 14 años no empecé a crecer. Medía 1'55 y los rivales se reían de mí. Por eso nunca me quedo pegado a la línea y siempre voy a por los balones por alto, si no estoy muerto". A pesar de su baja estatura sus grandes reflejos no pasan desapecibidos para el cuerpo de ojeadores del Toulouse FC lo incorporan al club con el que gana el campeonato cadete de 1987. En 1990 es ascendido al primer equipo con que debuta el 21 de septiembre de 1991 frente al AS Nancy-Lorraine. En poco tiempo se hace con la titularidad del arco 'le Tef' y su nombre comienza a sonar con fuerza en las agendas de los grandes equipos franceses.

En el verano de 1992 es traspasado al Olympique de Marseille donde coincide con jugadores de la talla de Abedi Pelé, Deschamps, Angloma o Desailly. En el club marsellés, Barthez se convirtió en uno de los mejores porteros de Europa. En su primera temporada gana el título liguero y vive el momento más álgido de su corta carrera al conquistar la Champions League frente al AC Milan de Fabio Capello, convirtiéndose, entonces, en el portero más joven en ganar dicho título. La temporada siguiente el equipo queda segundo por detrás del AS Monaco pero es descendido a la Segunda División por las irregularidades financieras cometidas por el entonces presidente del equipo Bernard Tapie. Pese a todo, Barthez continua el equipo y consigue devolver al equipo a la Primera División francesa tan solo un año después.

En 1995 es fichado por el Monaco, donde coincide con jugadores como Sonny Anderson, Victor Ikpeba, Thierry Henry, David Trezeguet, Marcelo Gallardo, Ludovic Giuly o Marco Simone. En el conjunto de la Costa Azul permaneció 5 años, que le sirvieron de vitrina, en los que juega 190 partidos, ganando dos campeonatos ligueros, los de las temporadas 1996-97 y 1999-00, y el Trophée des champions (Supercopa francesa) de 1997. Además, a nivel individual, fue reconocido con el trofeo al mejor guardameta de la Ligue 1 en la temporada 1997-98, así como los trofeos al mejor guardameta europeo en los años 1998 y 2000.

Sus excelentes actuaciones llaman la atención de Alex Ferguson, entrenador del Manchester United, que buscaba un titular para la porteria de Old Trafford tras el bajo rendimiento mostrado por el australiano Mark Bosnich y el italiano Taibi. Finalmente el francés se unió a las filas de los 'Red Devils', donde sus inicios fueron muy positivos, adaptándose rápidamente al club, donde ganó 2 Premier League (2000–01 y 2002–03), 1 FA Cup (2003–04), 1 Community Shield (2003). Sin embargo, no todo fueron alegrías y también vivió episodios no muy gratos con la camiseta del United. En marzo de 2001, Barthez protagonizó un desagradable incidente cuando golpeó deliberadamente a Ian Harte, futbolista del Leeds United por lo que fue sancionado por la FA. La temporada 2001-02 empezó como una auténtica pesadilla para Barthez, ya que varios fallos suyos provocaron goles comprometidos, aunque en la segunda mitad de la temporada, Barthez reparó su reputación asentándose de nuevo en la portería.

En octubre de 2003, con la llegada al Manchester del estadounidense Tim Howard para disputarle la titularidad, Barthez decidió rescindir su contrato y se fue cedido a su antiguo club, el Olympique de Marseille pero la FIFA decidió bloquear dicha cesión al no estar abierto el mercado de traspasos. Barthez no pudo debutar hasta enero de 2004 en una temporada en la que 'Les Phocéens' quedaron séptimos en liga y alcanzaron la final de la Copa de la UEFA, que perdieron frente al Valencia CF (2-0) y en donde Barthez se convirtió en triste protagonista al ser expulsado a los 45 minutos de partido. Tras finalizar la temporada ficha con el conjunto marsellés hasta 2006. En febrero de 2005 el portero fue sancionado con seis meses de suspensión, tres de ellos exentos de cumplimiento, por haber insultado y escupido al árbitro Abdellah El-Achiri en un partido amistoso que su equipo disputó contra el Wydad AC marroquí en Casablanca. El internacional francés se enfrentó con el trencilla cuando el centrocampista local, Abdelhaq Ait Laarif, asestó un puñetazo al defensa marsellés Abdoulaye Méïté.

Tras la finalización de la temporada 2005-06, y frustrarse su fichaje con el Toulouse FC decidió abandonar los terrenos de juego. Su amistad con Rudi Roussillon, presidente del FC Nantes Atlantique hace que en diciembre de 2006 anuncie su fichaje por 'Les Canaris'. Barthez fue rechazado desde un principio en el vestuario, que nunca le aceptó. Ni a él ni a sus caprichos. Una cláusula en su contrato le permitía no ir a los entrenamientos el día siguiente a los partidos, ni concentrarse un día antes con la plantilla. También podía fumar en el vestuario sin que nadie le dijera nada. El cigarrillo le acompañaba hasta en la ducha. Y había enganchado al vicio a su amigo el presidente. Los privilegios no se acababan ahí, ya que el club le pagaba los 10.000 euros mensuales que costaba el alquiler de su casa, un palacete con seguridad privada a cinco kilómetros de Nantes. Después de sufrir 23 goles en 14 partidos, con sólo tres victorias. El Nantes descendió a la Ligue 2, sus compañeros se hartaron de él, y la grada también. Tras confirmarse el descenso del equipo, los aficionados del club la tomaron con el veterano portero francés, quienes lo amenazaron a él y a su familia. Al día siguiente, Barthez anunció su marcha del club, pero no confirmó su retirada ya que buscaba un nuevo contrato, pero al no encontrar club, Barthez definitivamente se retiraba en 2007.

Internacional con Francia, debutó con 'Les bleus' el 26 de mayo de 1994 frente a Australia en Kobé (Japón), y jugó un total de 87 partidos. Aimé Jacquet lo convocó para la Eurocopa de Inglaterra'96, aunque fue suplente de Bernard Lama y no disputó ni un solo minuto. Si jugó en las ediciones de Holanda/Bélgica 2000 (donde se proclamaron campeones de Europa al derrotar en la final a Italia siendo elegido mejor portero junto al italiano Buffon), y la de Portugal 2004, donde la selección francesa cayó ante Grecia en los cuartos de final. Sin duda alguna el mayor éxito de Barthez con la selección fue el Mundial de 1998, disputado en Francia, y en el que se proclamó Campeón del Mundo, además de obtener el Premio Lev Yashin al mejor portero del torneo. También jugó los Mundiales de Japón/Corea del Sur en 2002 (donde quedaron últimos del grupo A por detrás de Dinamarca, Senegal y Uruguay) y el de Alemania 2006, donde quedaron subcampeones al perder en la final con Italia en la tanda de penaltis. Además jugó la Copa Confederaciones de 2003, disputada en Francia, y en el que quedaron Campeones al vencer en la final a Camerún.

Tras su retirada se ha convertido en un polifacético personaje, cambiando el fútbol por el poker o el automovilismo. Ha participado en el Grand Prix de Pau, en las calles de la capital del sudoeste francés, al volante de un Spider Peugeot, o en el 'Trophée Andros' de 2011. Desde 2008 se incorporó a Poker770, una de las mejores salas de poker online del país vecino. En 2010 aceptó la propuesta de su ex-compañero y amigo Laurent Blanc para hacerse cargo de los porteros de la selección gala en Clairefontaine. También colabora eventualmente como comentarista en la cadena francesa TF1 y ha sido imagen de una conocida cadena de comida rápida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada