31 agosto 2012

La absurda Supercopa de Europa


Para buena parte del mundo futbolístico, la Supercopa de Europa determina el mejor equipo del viejo continente. Esto sería cierto si el nivel fuera similar, pero desde su creación ha demostrado año tras año que tiene claros motivos económicos, además de ser considerada, para la mayoría de los equipos grandes (y por grandes me refiero a aquellos acostumbrados a llenar sus vitrinas con triunfos europeos), como un amistoso de pretemporada, pachangas de verano que sirven como presentación de la nueva temporada de fútbol a nivel continental.

Tradicionalmente, las tres competiciones europeas eran, por orden de importancia, la Copa de Europa, la Recopa de Europa y la Copa de la UEFA. Antaño, la Supercopa de Europa enfrentaba al campeón de la Copa de Europa con el campeón de la Recopa (o Copa de Europa de Campeones de Copa, como era llamada en un principio), una competición bastante seria, por lo general, y que se jugó a doble partido desde su creación hasta 1997.

En 1972, Anton Witkamp, redactor de deportes del diario holandés 'De Telegraaf', definió su idea para decidir cuál era el mejor club de todo el continente europeo y para probar al Ajax, campeón de la Copa de Europa en las ediciones de 1971, 1972 y 1973, a pesar de lo cual fue cuestionado por no competir con rivales de entidad. De hecho, en la edición de 1971, los holandeses se enfrentaron al Nëntori Tirana (Albania), Basilea (Suiza), Celtic de Glasgow (Escocia), eliminando al Atlético de Madrid en la semifinal y venciendo al Panathinaikos en la final. 

Hay que tener en cuenta que en aquel entonces, sólo accedían a la Copa de Europa los campeones de sus respectivas ligas, por lo que otros equipos de primera línea quedaban relegados, bien a la Recopa o bien a la UEFA, por lo que Witkamp planteó una competición que enfrentaría a los campeones de las competiciones europeas más potentes (la final de la Recopa de 1971 enfrentó al Chelsea y al Real Madrid). De esta manera, el partido definitivo determinaría al mejor equipo de Europa.

La primera edición se celebró en 1972, aunque no fue auspiciada por la UEFA. La disputaron el Ajax, reciente campeón de la Copa de Europa, y el Rangers, vencedor de la Recopa en la temporada 1971-72. Witkamp y Jaap van Praag, presidente del Ajax, intentaron inicialmente un acercamiento al presidente de la UEFA, Artemio Franchi, para buscar el reconocimiento oficial del torneo. Pero la suspensión europea de los escoceses por un año, debido a la mala conducta de sus seguidores, no fue de gran ayuda.

Sin embargo, en 1999, el sentido y objetivo con el que nació el torneo desaparecieron cuando la Recopa fue fulminada como consecuencia de la expansión de la Copa de Europa, que desde la temporada 1992-93, había pasado a denominarse Champions League, añadiendo más participantes y una primera fase de grupos. Los mejores equipos de las ligas europeas ya estarían incluidos en la mayor competición continental, y la Supercopa de Europa enfrentaría, desde entonces, al campeón europeo con el campeón de la UEFA, una competición que había quedado reservada a equipos de nivel relativamente inferior a los que participaban en la Champions League.

Con el nuevo formato de la Copa de la UEFA, ahora UEFA Europa League, se ha intentado hacer un lavado de cara a la competición, debido, en primer lugar, a una mayor generación de ingresos televisivos y, en segundo lugar, al bajo nivel del torneo. La inclusión en los bombos de dieciseisavos de final de los equipos clasificados en tercer lugar (y por tanto eliminados) en la fase de grupos de la Champions League le ha dado un plus de interés a la competición, aunque para estos no sea más que un premio de consolación.

Pero, ¿se puede considerar actualmente a la Supercopa de Europa como una competición que determina al mejor equipo del continente? para mi la respuesta es más que clara, por supuesto que no. Lo primero es que la competición ha quedado desvirtuada, ya no se enfrentan el campeón de todas las ligas de Europa que quedaba plasmado en la conquista de la Copa de Europa, con el campeón de todas las Copas nacionales (Recopa). Este año hemos visto como el Chelsea ganaba la Champions League sin ser campeón en su liga el año anterior, y es que en casos como los de Inglaterra, España o Italia van hasta cuatro equipos a la Liga de Campeones, tres de forma directa y uno más que tiene que pasar una ronda previa. 

En cuanto a la Europa League, los equipos participantes son aquellos que no han dado la talla para competir en la Champions League (ya sea en sus ligas la temporada anterior o en la propia competición), por lo que ya parten desde un escalón inferior. Puede suceder que un equipo de Europa League gane en un único partido al Campeón de la Champions (el Atlético de Madrid al Inter en 2010 sin ir más lejos), pero para llegar hasta esa final, ha debido eliminar a equipos de perfil medio y nunca se podrá comparar a un campeón de Europa League con un campeón de Champions.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada