10 septiembre 2012

James Rodríguez, el nuevo 'Pibe' de oro


El fútbol colombiano está aportando al panorama internacional grandes jugadores en los últimos años, uno de ellos es nuestro protagonista de hoy, James Rodríguez, quien por su juventud y talento se ha convertido en uno de los activos más importantes del Oporto portugués. Su nombre ya circula por los despachos de los grandes clubes europeos cuando cumple su tercera temporada en conjunto luso y se empieza a hablar de él como uno de los principales talentos del fútbol sudamericano.

James David Rodríguez Rubio nació el 12 de julio de 1991 en San José de Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander (Colombia). Nació en Cúcuta, pues su padre, Wilson James Rodríguez, jugaba con los 'Motilones', pero antes de que el pequeño cumpliera los dos años se trasladó con su madre a la ciudad de Ibagué, capital del Departamento del Tolima, donde el pequeño James comenzó su trayectoria como futbolista en algunas de las escuelas de fútbol de la ciudad, y formando parte de las selecciones de Tolima infantiles. Pero fue en la Academia Tolimense donde consiguió levantar el título de Pony fútbol 2004 en Medellín, demostrando todo su potencial con apenas 12 años. Fue declarado mejor jugador del torneo, además de ser el máximo goleador del certamen con 9 tantos.

Ese mismo año los técnicos del Envigado FC ponen sus ojos en él y James se tralada con su familia a Medellín para jugar con el Envigado FC, club donde el técnico Hugo Castaño lo haría debutar como profesional con tan solo 14 años en la Primera División. En 2006 el equipo descendió a la Primera B, concluyendo una participación de 15 años consecutivos en la Primera División. En la Primera B, y junato a Giovanni Moreno, resultó vital para el ascenso del 'Equipo Naranja', terminaron en la primera posición en los nonagonales y en los cuadrangulares finales, obteniendo el derecho de ascender directamente a la categoría A del fútbol colombiano.

A comienzos de 2008 el CA Bandfield de Argentina confió en su talento y lo adquirió a préstamo por dos años. Debutó en la primera jornada del Torneo Clausura 2009 contra el CD Godoy Cruz Antonio Tomba, conviertiéndose, con 17 años, en el jugador extranjero más joven en debutar y marcar un gol en el campeonato de Primera División del fútbol argentino. En el Torneo Apertura 2009 se asentó en el once titular, marcando algunos goles decisivos y proclamándose campeón del Torneo con 18 años, siendo el extranjero más joven en salir campeón de Argentina, logrando un hecho inédito y nunca antes ocurrido en la historia del club 'albiverde' del sur del Gran Buenos Aires. El colombiano tuvo una destacable actuación en la Copa Libertadores de 2010 marcando goles importantes y destapándose como unos de los principales talentos de Sudamérica.

A comienzos del 2010, Udinese Calcio y Juventus FC estuvieron muy interesados en su fichaje, aunque no fue hasta el mes de julio cuando dio el salto a Europa y fue presentado con el FC Porto de André Villas Boas. Su primera temporada en O'Dragão no pudo ser mejor ya que el equipo conquistó la Supertaça de Portugal, la Liga ZON Sagres, la Europa League y la Taça de Portugal, donde el colombiano marcó 3 de los 6 goles (6-2) marcados ante el Vitória SC de Guimarães. El 29 de septiembre de 2011 se estrenó como goleador en la Champions League frente al FC Zenit de San Petersburgo. Ganó el Trofeo Bravo 2011, que concede el diario deportivo italiano Guerin Sportivo al mejor futbolista del fútbol europeo menor de 21 años. Además fue nominado al Premio Golden Boy, que finalmente se llevó el alemán Mario Götze (cabe destacar que ha sido el primer futbolista en ser nominado a los dos premios que se entregan a jugadores menores de 21 años). También ganaría, en Portugal, el trofeo al 'Jugador Revelación del Año', gracias a sus 17 goles en 28 partidos, con solo 20 años de edad. La pasada temporada se convirtió en un habitual de las alineaciones de Vítor Pereira y logró conquistar nuevamente la Supertaça Cândido de Oliveira (supercopa de Portugal) y el campeonato liguero con 23 victorias, 6 empates y apenas 1 derrota. Esta temporada James ha heredado el dorsal 10 del Cebolla Rodíguez, estrenándolo en la Supercopa de Portugal, donde el conjunto 'blanquiazul' se impuso (1-0) a la Associação Académica de Coimbra.

El colombiano es un jugador tremendamente hábil, son muchas y muy buenas las cualidades que posee, pero las que destacan por encima de todas y las que le hacen ser ese jugador tan especial son, sin duda, su velocidad, su disparo y su descaro a la hora de encarar a los rivales. Tiene muy buena definición de cara a portería y una técnica individual increíble. Siempre es un hombre a tener en cuenta en las jugadas a balón parado por su potente disparo. Es muy hábil con el balón en los pies, principalmente con la izquierda, su pierna buena. Posee un gran regate con grandes cambios de ritmo y un gran desborde. Es un jugador polivalente, que puede jugar en cualquier posición de ataque, su puesto natural es el de mediapunta o enganche, aunque puede jugar como extremo, sobre todo en la banda izquierda, o de segundo delantero. Por encima de todo es un jugador de equipo, que trata cada balón que recibe con elegancia y criterio, siendo un gran asistente, sobre todo a la hora de dar el último pase. Quizás lo único que le hace falta a este jugador es mejorar algo el físico, y eso es algo que hará con los años.

Internacional por Colombia, ha jugado con la sub-15, sub-17 y sub-20. En 2007 fue convocado por Eduardo Lara para jugar el Sudamericano sub-17, donde terminó siendo el segundo máximo goleador de la selección 'cafetera'. Ese año disputó además el Mundial de la categoría, jugado en Corea del Sur. En 2011 fue convocado para jugar con la sub-20 en el Festival International Espoirs de Toulon donde James dirigió al conjunto colombiano a imponerse a Francia en la tanda de penaltis de la final. Así mismo, jugó el Mundial sub-20 de 2011, disputado en Colombia, donde fue elegido por la FIFA como candidato a Balón de Oro del torneo. Leonel Álvarez lo hizo debutar con la selección absoluta el 11 de octubre de 2011 ante Bolivia, convirtiéndose en la figura del partido. Ahora con el argentino Pékerman en el banquillo en un habitual en las alineaciones de Colombia en la clasificación de la Conmebol para el Mundial de Brasil'2014.

El 13 de junio de 2011 renovó su contrato hasta 2016 aumentando su cláusula de rescisión a 45 millones de euros. Este verano sonó como posible fichaje del Manchester United, que llegó a ofrecer 36 millones al conjunto portugués, y recientemente ha manifestado su deseo de jugar en España. "Es un campeonato que siempre seguí, diferente del inglés, por ejemplo, que es más físico. El estilo de juego en España es más técnico y de posesión de balón con toques y pases cortos. Es por eso que me gusta tanto". De cualquier forma ha afirmado que pretende seguir en el Oporto, por lo menos hasta la próxima temporada, y su nombre es firme candidato entre los equipos más fuertes del Viejo Continente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada