26 abril 2012

Nike T90 Tracer DOMA (Copa América 2011)


Si hace algunos post sobre balones viajabamos a Argentina para ver el balón del Mundial de 1978, hoy volvemos a las tierras del Río de la Plata para hablar del Total 90 Tracer DOMA, balón de la firma americana Nike, con el que se jugó la Copa América de 2011, y con el que la selección uruguaya de los Suárez, Forlán, Muslera o Cavani, se proclamó campeón por decimoquinta vez en su historia.

En 2011, la 43ª edición de la Copa América desembarcaba en Argentina, país que ya había organizado este prestigioso torneo en las ediciones de los años 1916, 1921, 1925, 1929, 1937, 1946, 1959 y 1987. Para esta ocasión, la firma norteamericana Nike (proveedora oficial del balón del torneo desde la edición de Perú 2004) puso a disposición de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) el Total 90 Tracer DOMA, que fue presentado el 15 de abril de 2011 en el Estadio Ciudad de La Plata con la presencia del ex jugador brasileño Ronaldo y el entrenador argentino Alfio Basile.

Tanto su nombre como su diseño remiten a las raíces gauchescas y la tradición de la doma, con elementos insignia como los colores azul cielo y blanco de la bandera argentina o las espuelas y los estribos, rindiendo claro homenaje a las costumbres argentinas (el mate, el poncho, los gauchos) que identifican al pueblo argentino en todo el mundo. Según los diseñadores de la empresa estadounidense, los principales atributos de este balón eran la precisión, la consistencia y el toque, asegurando que el nuevo balón tenía un sistema a 360 grados que aseguraba un contacto total y máxima respuesta en todos los puntos de contacto. Este modelo fue diseñado y producido para permanecer estable en el vuelo e ir exactamente donde los jugadores quieren que vaya. Gracias a sus paneles geométricos (12 pentágonos curvos y 20 hexágonos) que permiten distribuir la presión con mayor uniformidad en toda la superficie del balón, éste responde con la misma consistencia cuando recibe el impacto en cualquiera de sus paneles. Además, sin importar cómo el jugador esté manejando el balón, al recibirlo, atraparlo, regatear, pegarle o pasarlo, tendrá una excelente respuesta al golpeo.

El sistema único de cubierta del Total 90 Tracer, está diseñado en una estructura de cinco capas, facilitando el control del balón por parte de todos los jugadores. En su capa exterior lleva una cubierta microtexturada, cosida a mano, que revela su confección artesanal y garantiza la durabilidad del balón. Además, provee estabilidad aerodinámica y retención de la forma. La segunda capa es una espuma de nitrógeno expandido reticulado que garantiza una sensación de suavidad constante en todas las condiciones climáticas. Le sigue una capa de respuesta hecha en goma que almacena la energía del impacto y la libera en el lanzamiento. La cuarta capa es una tela soporte de poliéster que realza la estructura y la estabilidad. La quinta y última capa es una cámara de látex con seis aletas de carbono que distribuye por igual la presión para una perfecta sensibilidad y equilibrio.

Este balón también fue utilizado en la AFC Asian Cup de Qatar 2011, donde el diseño cambió ligeramente con respecto al DOMA. Se incluyeron tonos ocres y negros y además se acentuó la presencia del logotipo del torneo. También se utilizó este modelo en la Golden Cup 2011 disputada en los EE.UU., así como en la Copa Libertadores, Copa Sudamericana y Campeonato Brasileirão del mismo año. Además, en Europa, este balón, bajo el nombre de T90 Tracer Match, fue utilizado como balón oficial durante la temporada 2010-11 en las tres ligas más importantes de Europa: la Liga BBVA (España), la Barclays Premier League (Inglaterra) y la Serie A (Italia). El diseño en estos casos era similar al DOMA, aunque utilizaba colores más atrevidos (rojo, rosa y azul) e incluía los logotipos de las ligas mencionadas anteriormente. También hubo versiones en amarillo, que fueron utilizados en los citados campeonatos durante la época invernal.

17 abril 2012

DE GUANTE BLANCO: Chilavert


Sin lugar a dudas, nuestro protagonista de hoy es uno de los guardametas más carismáticos y con más personalidad de Sudamérica. Amado y odiado en la misma proporción, es idolatrado por igual en su Paraguay natal y en Vélez, donde vivió sus mejores años como profesional. 

José Luis Félix Chilavert González nació el 27 de julio de 1965 en Luque (Paraguay). Comenzó jugando como delantero con sus amigos del barrio. Su hermano, debido a que los rivales eran mayores que él, lo mandaba a la portería. "Me revolqué dos o tres veces y me gustó. Cuando me tocó ir a probarme a un club de verdad, me acordé de eso y le dije al entrenador que era arquero… no salí nunca más". Se inició en las categorías inferiores del Sportivo Luqueño, club con el que debutó en la segunda división, con tan sólo 15 años, de la mano de Modesto Sandoval, entrenador de porteros del club 'auriazul'. En el equipo de su ciudad natal empieza a destaparse en su faceta goleadora, sobre todo en el lanzamiento de faltas y penaltis, y marca 4 goles en 67 partidos. En 1984 Cayetano Ré lo ficha para Club Guaraní. Con el club del barrio Pinozá de Asunción tiene grandes actuaciones, juega 19 partidos y marca 1 gol, y el equipo se proclama campeón de liga por delante de Cerro Porteño. Se graduó de Perito Mercantil, y cursó dos años de Ciencias Económicas antes de dedicarse plenamente al fútbol.

Al terminar la temporada, y tras su gran año, ficha por el CA San lorenzo de Almagro de la liga argentina. Con el 'Ciclón de Boedo' jugó 122 partidos durante casi cuatro temporadas, no marcó ningún gol aunque todavía se recuerda "su atrevimiento a la hora de patear los tiros libres en el arco contrario". Además se le recuerda por su juego brusco que lo llevó a partirle la nariz al delantero peruano Franco Navarro, del CA Independiente de Avellaneda.

En 1988 sus problemas con la directiva 'azulgrana' hacen que sea traspasado al Real Zaragoza. En su primera temporada en el cuadro 'maño', a las ordenes de Radomir Antić, consiguió dejar al equipo en la quinta posición del campeonato de liga, lo que supuso la clasificación para la Copa de la UEFA. De su paso por el fútbol español queda el recuerdo de su sanción de 8 partidos por insultar al árbitro belga Alphonse Constantin en los dieciseisavos de final donde cayeron ante el Hamburgo alemán. Además en un partido en La Romareda ante el CD Tenerife se enfrentó con su propia hinchada a los que dedicó varios cortes de manga. En el club aragonés permaneció hasta 1991 jugando 79 partidos en los que marcó un único gol de penalti frente a la Real Sociedad, si bien a continuación recibió un gol de Jon Andoni Goikoetxea desde el centro del campo, cuando Chilavert no había llegado a posicionarse bajo palos.

En 1991 regresa al fútbol argentino, en primer lugar es ofrecido nuevamente a San Lorenzo, pero el club de Boedo lo rechazó, y tras un fichaje frustrado con River Plate, es traspasado al CA Vélez Sarsfield, club con el que viviría su etapa más exitosa. Con la llegada de Carlos Bianchi en 1993, 'El Fortín' ganó una seguidilla de títulos en los que Chilavert fue una de las principales figuras, no sólo por sus grandes actuaciones bajo los tres palos sino también por sus goles y su influencia en el vestuario. En los 10 años que vistió la camiseta de Vélez consiguió 1 Trofeo Apertura (1995), 3 Trofeos Clausura (1993, 1996 1998), 1 Copa Libertadores (1994), 1 Copa Intercontinental (1994), 1 Copa Interamericana (1994), 1 Supercopa Sudamericana (1996) y 1 Recopa Suramericana (1997). Además a título individual en 1996 ganó los trofeos como mejor portero de la Liga Argentina y Mejor Jugador Sudamericano del año. También consiguió el trofeo de la IFFHS como mejor portero a nivel mundial en los años 1995, 1997 y 1998.

En 2001 'El Chila' es traspasado al Racing Club de Strasbourg con el que juega temporada y media, disputando un total de 50 partidos, ganando la Coupe de France de 2001 y viviendo el primer y único descenso de su carrera. A finales de 2002, tras su nueva aventura europea, vuelve al fútbol sudamericano, esta vez a las filas del CA Peñarol de Montevideo. No cuenta mucho, por su bajo estado de forma, para Diego Aguirre a pesar de lo cual juega 14 partidos, marca 4 goles y gana el Campeonato Uruguayo de 2003 con el equipo 'aurinegro'.

En 2004 vuelve a Vélez Sarsfield para jugar exclusivamente la Copa Libertadores y posteriormente retirarse el 15 de noviembre de 2004. En su 'homenaje' participaron futbolistas de la talla de Iván Zamorano, Carlos Valderrama, René Higuita, Enzo Francescoli, Alex Aguinaga, Celso Ayala, Daniel Cáceres, Claudio Morel, Celso Esquivel, Marco Etcheverry, entre otras figuras del club de Liniers, campeones de América y del Mundo, brindando un gran espectáculo en el José Amalfitani acorde a la ocasión.

Internacional por Paraguay, debutó en 1989 y jugó un total de 74 partidos anotando 8 goles. El primero de ellos lo marcó de penalti ante Colombia el 27 de agosto de 1989 en las eliminatorias previas al Mundial de Italia'90. Participó en los Mundiales de Francia'98, donde Paraguay cayó en los octavos de final con un gol de oro ante Francia. A pesar de la eliminación ante el, a la postre campeón del torneo, fue proclamado mejor portero del campeonato. También participó en la edición de 2002 de Corea del Sur-Japón, donde fueron eliminados también en los octavos de final ante Alemania. Además jugó las ediciones de la Copa América de Chile'91, Ecuador'93 y Bolivia'97.

Chilavert siempre tuvo esa fama de provocador y desafiante (tanto dentro como fuera del campo), fama que supo ganarse con acciones como las que tuvo en 1997 en un Paraguay-Colombia, cuando se lió a tortas con Faustino Asprilla. También tras un partido clasificatorio para el Mundial de 2002 entre Paraguay y Brasil, fue sancionado por escupir a Roberto Carlos. Fuera del campo también ha criticado a jugadores de la talla de Maradona o Iker Casillas.

Tras su retirada, en 2005, recibió una sentencia de seis meses de prisión en Francia por falsedad documental en la rescisión de su contrato con el RC Strasbourg, aunque finalmente no debió cumplir la pena. Durante los Mundiales de 2006 y 2010 ha trabajado como comentarista para Univisión. También ha 'amenazado' en alguna ocasión con presentarse a la presidencia de la CONMEBOL, bajo la creencia de que un organismo del fútbol debía estar regido por ex jugadores, e incluso con optar a la presidencia de su país, "La gente me lo pide", decía. Además triunfa como empresario, tiene varios productos (vinos, bebidas energéticas, licores, agua mineral, aaceite de oliva o baba de caracol) que distribuye bajo su nombre, que ya es marca registrada en paises como Paraguay, Japón, Argentina o México.

15 abril 2012

ANÁLISIS EF: El Bayern de Múnich


Este viejo conocido de la afición madridista es sin duda alguna uno de los grandes equipos de Europa. Vienen en claro ascenso en la recta final de la temporada y, por si esto fuera poco, tienen un aliciente extra como es el jugar la final de la Champions League en su casa, el Allianz Arena.

Como buen equipo alemán, el Bayern siempre se ha caracterizado por moverse más por empuje que por técnica, pero sin duda este buen ramillete de jugadores con el que ahora cuenta y la dirección de un entrenador como Jupp Heynckes, amante de un fútbol de toque y con amplia experiencia internacional, lo han 'civilizado' un poco. Aún así, el espíritu del Bayern sigue siendo muy alemán, lo cual se traduce en intensidad y máximo esfuerzo a partes iguales.

En cualquier caso el Bayern es mucho más que esfuerzo e intensidad, y tiene bastantes mas armas aparte de los tiros lejanos y los balones al área. El ex técnico del Athletic, Tenerife y Real Madrid ha impimido claramente su sello en el equipo, convirtiéndolo en un equipo amante por naturaleza del juego ofensivo, el Bayern no se obceca si no encuentra el gol, pues no tienen reparos en probar con tiros desde media y larga distancia (suerte en la que cuenta con buenos especialistas), o colgar balones al área en busca de cualquiera que pase por allí. Es, además, como todo equipo alemán, un conjunto dificil de doblegar, incluso en el típico partido donde están a merced del contrario, un equipo alemán siempre goza de un periodo de tiempo en el que encierra a su rival en el área y si tenemos en cuenta que el Real Madrid no está pasando ahora por su mejor momento de juego, tanto en ataque como en defensa, este podría ser un punto a tener muy en cuenta.

En la portería Heynckes cuenta con el internacional alemán Manuel Neuer, que recaló el pasado verano procedente del Schalke 04, y que se ha consolidado como el portero titular del cuadro bávaro por delante del veterano Hans-Jörg Butt. Neuer es un grandísimo portero que este año, el primero en el conjunto muniqués, está siendo muy irregular y alterna grandes actuaciones con ocasionales cantadas. Oliver Khan criticó duramente su fichaje por la cantidad excesiva de dinero que se pagó por él. Y por si esto fuera poca presión, los ultras no paraban de abuchearle y la afición estaba dividida sobre su capacidad para salvaguardar una portería tan exigente como la del Bayern.

La defensa es quizás donde el conjunto bávaro sea más flojo, la baja por lesión del internacional belga Daniel Van Buyten, que cuenta ya con 34 años, se esta notando más de lo que en un principio se podía preveer, y su recambio, Jérôme Boateng, no está rindiendo al nivel esperado. El otro central, Holger Badstuber, es férreo pero algo lento y con la movilidad de hombres como Benzema, Cristiano y Di María puede sufrir más de la cuenta. En los laterales cuentan con jugadores muy rápidos y con clara vocación ofensiva, como son el capitán Philipp Lahm y el brasileño Rafinha, aunque el tener que tapar a Cristiano Ronaldo o a Di María u Özil puede hacer que no se les vea mucho más allá de la lína del centro del campo.

En el centro del campo está su mayor arma. Poseen un centro del campo bastante equilibrado, sobre todo cuando forman en el doble pivote con la dupla Schweinsteiger (el creador) - Tymoshchuk (el destructor). El internacional alemán comenzó, en sus orígenes, jugando de interior e incluso de mediapunta, posición en la que se empezó a labrar su buena reputación como futbolista. Fue más adelante y en la selección alemana, donde a Schweinsteiger se le empezó a probar como mediocentro. Los resultados a la vista salta fueron buenos, convirtiéndose en un mediocentro de enorme calidad y visión de juego, con mucha llegada a zona de peligro, debido principalmente a su gran disparo lejano y sus pases en largo.

Es un equipo tremendamente rápido y hábil en las bandas, donde destacan Franck Ribéry y Arjen Robben. El francés es, posiblemente, el jugador mas en forma del conjunto bávaro. Sus internadas por una y otra banda son una constante en el juego del equipo. Posee un fenomenal disparo cruzado, y una potencia física y aguante descomunal. Gusta de tirarse al centro durante el trascurso del juego, pero es partiendo desde la banda donde mas peligro genera con sus diagonales hacia dentro y sus potentes cambios de ritmo. Ribéry además es de esos futbolistas que contagian a sus compañeros con su espíritu de lucha, uno de esos jugadores que este mejor o peor siempre suma. En cuanto a Robben, el 'holandés de cristal' sigue como en su etapa madridista, casi que se pierde mas partidos por lesión de los que juega como titular. Aún así, sigue siendo uno de los dos o tres mejores jugadores del mundo en el uno contra uno y eso es mucho decir, pero es que hablamos de un jugador con el balón cosido al pie. El estilo de juego del Bayern, de transiciones muy rápidas le beneficia dada su punta de velocidad, y es un arma excepcional a la hora de montar contraataques.

En la mediapunta cuentan con hombres como Toni Kroos y/o Thomas Müller. Este último es una de las perlas de la cantera del Bayern, un jugador que mostró su carta de presentación en el pasado Mundial de Sudáfrica dejando destellos de gran calidad. A sus 22 años está llamado a ser una de las estrellas del equipo durante los próximos años, es un jugador de buena técnica y un extraordinario llegador. Un futbolista que desde su posición suele promediar un buen numero de goles. En cuanto a Toni Kroos, la ausencia por lesión de Bastian Schweinsteiger, le hizo dar un paso al frente destapándose como un hombre importante dentro del equipo, sobre todo durante el último mes. Su poderoso disparo y su visión de juego ha abierto grandes huecos a sus compañeros.

En la delantera destaca Mario Gomez, quien a base de goles se ha convertido en la referencia ofensiva del Bayern. Sus cifras superan a las de todos los goleadores que ha tenido el equipo en los últimos años, y solo tiene por delante al mítico Gerd Müller. Sus 11 goles en Champions lo dejarían en condiciones normales para ser el máximo goleador de la máxima competición continental, pero ocupa el segundo puesto por detrás de un imparable Leo Messi. La gran virtud de 'Super Mario' es su colocación en el área, ya que hablamos de ese típico delantero que siempre esta ahí. Eso unido a cierta facilidad para ganarle la posición a su marcador y a un potente disparo, lo convierten en un delantero centro realmente temible, ya sea dentro del área o en las cercanías de la misma. Su suplente es el croata Ivica Olić, quien contó con muchas más oportunidades en la etapa de Louis van Gaal al frente del equipo, aún así cada vez que Heynckes ha contado con él ha cumplido con creces, como se vió en los cuartos de final ante el Olympique de Marsella.

En definitiva, el conjunto de Mourinho se enfrenta, sin duda alguna, a su rival más duro en Champions. Está claro que todos los equipos a los que se han enfrentado los puplilos del portugués merecían el máximo respeto como equipos Champions, pero ninguno tenia nada que realmente hiciera sentir ese cosquilleo en el estomago que se siente cuando sabes que enfrente está un poderoso rival, uno con armas suficientes para plantarle cara a cualquiera. Un equipo que proviene de un país donde cada saque de esquina y cada balón parado, se celebra casi como si de un gol se tratara, del que no te puedes fiar ni un pelo.

05 abril 2012

El 'antihéroe' del 74

Seguramente que a la gran mayoría el nombre de Mwepu Ilunga no le diga nada, aunque muy posiblemente si habréis visto su 'mítica jugada' con la que ha pasado a la historia futbolística. Esta jugada (archirrepetida en reportajes de la historia de los Mundiales, y vista hasta la saciedad en internet), en contra de lo que muchos piensan, no fue un acto de desconocimiento del reglamento, sino un acto de nerviosismo y reivindicación política, pero vayamos por partes...

En 1974 Zaire se convertía en la primera selección del África subsahariana que se clasificaba para una fase final de un Mundial al superar la fase eliminatoria y quedar primero en el grupo final de clasificación superando a Zambia y a Marruecos. Quedó encuadrada en el grupo 2, junto con Escocia, Yugoslavia y Brasil. Los 'leopardos', así les llamaban a los jugadores zaireños, cayeron ante Escocia (2-0) y sucumbieron ante Yugoslavia con un rotundo 9-0. La abultada derrota contra la selección balcánica incendió las iras del dictador zaireño Mobutu Sese Seko, que pasó de prometer a sus jugadores coches y casas tras la clasificación mundialista, a amenazarlos de muerte.

El dramatismo se instaló en la concentración zaireña, Brasil necesitaba tres goles para clasificarse en la última jornada y la guardia presidencial del dictador Mobutu había hecho acto de presencia con órdenes claras del dictador. "Antes del partido enviaron a la guardia presidencial y nos amenazaron. Cerraron el hotel a todos los periodistas y nos dijeron que si perdíamos 4-0 ninguno de nosotros podría volver a casa".

En el minuto 78 Brasil ganaba 3-0 a Zaire (con goles de Jairzinho, Rivelino y Valdomiro) cuando el colegiado rumano Nicolai Rainea sancionó una falta en la frontal del área africana. Rivelino se disponía a lanzar y esperaba el sonido del silbato. En cuanto el árbitro pitó, de la barrera apareció la figura de Mwepu Ilunga, que salió como una exhalación para golpear el balón, evitando el lanzamiento hacia la portería africana y sembrando el desconcierto de todos los presentes en el Parkstadion de Gelserkinchen.

Siempre se dijo que Ilunga desconocía el reglamento y que por eso actuó de esa manera, aunque por todos es conocido que 'los leopardos' venían de ser campeones continentales, varios de estos jugadores también habían ganado el torneo africano a nivel clubes y en los partidos clasificatorios para el Mundial no se habían visto imágenes similares. Lo verdaderamente curioso es que Ilunga no tendría que haber jugado frente a Brasil, ya que frente al combinado balcánico cometió una fuerte infracción merecedora de expulsión, pero el colombiano Omar Delgado le mostró la roja a su compañero Ndaye Mulamba. "Quizás pensó, total son todos negros".

El partido finalmente acabo 3-0 y los zaireños salvaron el pellejo, aunque volvieron a su país en silencio e ignorados porque la campaña se consideró humillante. Zaire no sumó puntos, no anotó goles y recibió 14 tantos en contra. "Fue un enorme error creer que volveríamos de la Copa del Mundo como millonarios. Retornamos sin nada en los bolsillos. Mírame ahora, vivo como un vagabundo", comentaba el propio Ilunga en 1998 en un programa de la BBC, justo un año después del fallecimiento del dictador Mobutu.

Hoy en día Mwepu Ilunga sigue siendo el jugador más famoso del antiguo Zaire (hoy República Democrática del Congo) y su camiseta, con el número 2 a la espalda, es una de las más buscadas en internet por los amantes del fútbol internacional.

02 abril 2012

Días de fútbol

Título Original: Días de fútbol
Año: 2003
Duración: 118 min.
País: España
Director: David Serrano
Guión: David Serrano
Reparto: Ernesto Alterio, Alberto San Juan, Natalia Verbeke, María Esteve, Pere Ponce, Lola Dueñas, Eva Santolaria, Pilar Castro, Fernando Tejero, Luis Bermejo, Nathalie Poza, Secun de la Rosa, Roberto Álamo, Diego París, Diego Martín, Andrés Lima
Productora: Telespan 2000 / Estudios Picasso
Género: Comedia

Seguramente esta cinta sea una de las más sobrevaloradas del cine español de los últimos años. David Serrano nos trae este drama, disfrazado de comedia, que retrata la vida, un tanto cutre, de un grupo de amigos que se juntan para jugar al fútbol-7 en la liga de su barrio. El fútbol no es más que la excusa para levantarse el ánimo unos a otros y olvidarse de la vida que llevan entre las cuatro paredes de sus respectivos hogares, en definitiva, para volver a sentirse importantes y útiles.

El ex-presidiario violento reformado, el amigo al que le deja la novia, el policia que quiere ser cantautor, el conductor de autobús amargado por su alopecia, el aspirante a actor con aires de grandeza, el estudiante, etc... Todos estos personajes, felices en su ignorancia, alcanzan momentos impagables, aunque las repetitivas situaciones, un tanto ordinarias, le privan del ritmo necesario.

A pesar de todo, es una película muy recomendable para los amantes de la carcajada fácil, sobre todo para los aficionados a este deporte, y más para aquellos que en algún momento de su vida ha pasado los sábados o domingos en los campos municipales, seguramente se sientan muy identificados con alguno de los personajes.