27 junio 2012

ANÁLISIS EF: Portugal (Semifinales)


España afrontará esta noche un gran duelo ante Portugal para buscar colarse en la gran final de la Euro 2012 y tener así la oportunidad de defender el título que la selección logró hace cuatro años en Austria y Suiza. Sin embargo, los lusos no han sido un rival propicio para el combinado que dirige Vicente del Bosque: pese a caer derrotados en los octavos de final del pasado Mundial de Sudáfrica, nuestros vecinos jamás han caído derrotados en un partido de Eurocopa ante España.

Tras caer eliminados ante España en los octavos de final del Mundial de 2010, la Federação Portuguesa de Futebol le confió la dirección de la selección absoluta a Paulo Jorge Gomes Bento, ex jugador de Benfica, Real Oviedo y Sporting de Portugal, club en el que se estrenó como entrenador entre 2005 y 2010. Su actuación durante la fase de clasificación ha sido tremendamente irregular. Empezaron con un 4-4 en casa ante Chipre y perdieron su segundo partido ante Noruega. Luego las cosas fueron mejorando, aunque dolió la derrota en Copenhague en la última jornada, ya que esto les obligó a jugar la repesca, donde arrasaron a Bosnia en el partido de vuelta. El entrenador lisboeta dispone sobre el campo un claro 4-3-3, en el cual hasta ocho jugadores han disputado todos los minutos en esta Eurocopa y confía ciegamente en un once que ha repetido en todos los partidos.

Rui Patricio es el titular indiscutible de la portería lusa. La suplencia de Eduardo (titular en el Mundial de Sudáfrica) esta temporada en el Benfica se ha trasladado, como era de esperar, a la selección, y el prometedor Rui Patricio, tras un gran año con el Sporting de Portugal, es ahora el preferido por Paulo Bento ya que en los últimos tiempos ha crecido a pasos agigantados y se ha mostrado como un portero de garantías. Transmite seguridad como pocos han hecho en los últimos años bajo los palos de la selección portuguesa, y con él Portugal tiene portero para años.

En el lateral derecho está João Pereira, casi un recién llegado a la selección. Se afianzó en su puesto en la fase de clasificación y desde entonces no lo ha soltado. El recorrido y fortaleza física del nuevo lateral del Valencia le han convertido en una de las grandes sensaciones en esta Eurocopa. En el centro de la defensa tienen una buena pareja de centrales como son Pepe y Bruno Alves, quienes ya coincidieron en el centro de la zaga del FC Porto. El del Real Madrid es el defensa que lleva más tiempo jugando en un campeonato de prestigio, es el jefe de la defensa lusa y manda y ordena al resto de sus compañeros desde atrás. Paulo Bento confía el lateral izquierdo a Fábio Coentrão, quien a pesar de no ser titular en su club, está mostrando su mejor cara con su selección. Aporta rapidez, incisivas subidas por la banda y defensas más que correctas. Por ahora, todo lo está haciendo bien y no merece ninguna de las críticas que acumuló está temporada en su club.

La columna vertebral del centro del campo portugués la forman João Moutinho, Raul Meireles y Miguel Veloso. El jugador del FC Porto corre, sube, baja, conduce el balón, lo mueve con bastante corrección y además es un buen asistente como demuestran los dos pases de gol que ha dado en la Eurocopa. En su contra puede pesar el cansancio físico. Es el que más kilómetros ha recorrido de todo el equipo y no ha sido sustituido. En cuanto a Meireles, debe prolongar el 'estado de gracia' que vive en el Chelsea para dar esa dosis de garra a los suyos. Además posee un potente disparo y es un trabajador incansable. El centrocampista zurdo del Génova aporta dinamismo al centro del campo de Portugal. Su buena trabajo en las labores de creación y destrucción ha sido premiado por Paulo Bento con una titularidad indiscutible. Ha sido siempre titular y no ha descansado nada. Su calidad puede estar en los genes ya que es hijo de Antonio Veloso, que disputó con Portugal la Eurocopa de Francia en 1984.

La tripleta de ataque ha estado compuesta hasta ahora por Hélder Postiga como referente en ataque, Nani entrando desde la banda derecha y Cristiano Ronaldo haciendo lo propio desde la izquierda. La lesión del delantero del Zaragoza ha trastocado los planes de Paulo Bento y salvo sorpresa mayúscula sera Hugo Almeida quien ocupe esta demarcación. Es un ariete zurdo poderoso físicamente y muy peligroso para las defensas, pero intermitente en sus rachas goleadoras. El extremo del Machester United está en un buen momento de forma, aunque podría ofrecer une versión mejorable más similar a otras campañas con el conjunto inglés, representa la alegría, el desborde y la sorpresa de Portugal. En cuanto a Cristiano, él es Portugal para lo bueno y para lo malo. Es el referente número uno y el rival más a tener en cuenta para España. Se encuentra en un gran momento después de un inicio de torneo dubitativo, en el que fue criticado tras los dos primeros partidos. Ahora, alabado después de destacar por encima del resto contra Holanda y la República Checa, encabeza con tres tantos la tabla de máximos goleadores que comparte con Mario Gomez, Dzagoev y Mandžukic. Paulo Bento podría sorprender y poner en punta a Nélson Oliveira, aunque es poco probable ya que es el jugador más joven de la selección portuguesa. Ha llegado pegando fuerte desde las categorías inferiores, aunque todavía no ha encontrado su sitio en el Benfica. Es un prolífico goleador que fue un hombre clave en el subcampeonato logrado en el Mundial sub-20.

Hoy, ante Portugal, España disputará su partido decisivo del campeonato, el que eleva o el que mata. La historia nos dice que siempre que Del Bosque ha intuido un desafío mayúsculo y un peligro inminente ha cambiado algo. Y es que los críticos de España dicen que tira poco a puerta, y aunque es cierto, creo que en este partido les veremos encarar portería con mayor asiduidad. Además es por todos sabido que al juego de España le falta algo de profundidad y remate, dicho lo cual creo que España debe jugar ante Portugal con un referente en la punta, y no un falso nueve. Se vio claramente en el último partido ante Francia donde la entrada de Torres y Pedro dieron más 'alegría' al combinado español. Es posible que hayamos perdido la frescura en ataque que ofrecía David Villa, pero también es cierto que los planteamientos ultradefensivos de todos sus rivales, renunciando a su estilo propio, no han ayudado a la hora de poder elaborar nuestro verdadero juego. En cuanto al papel goleador de los lusos, volvemos a encontrar una gran dependencia de Cristiano Ronaldo, pues jugadores como Hélder Postiga o Hugo Almeida, no han demostrado ser argumentos ofensivos muy 'convincentes'. Pero nos equivocamos si pensamos que Portugal es sólo Ronaldo. Su juego en todos los partidos de esta Eurocopa ha sido a la contra, les gusta jugar así y no creo que cambien su estilo frente a España, cometiendo los mismos errores de selecciones como Francia o Croacia. Tienen futbolistas muy rápidos, que saben coger bien la espalda del contrario, y buscan muchos movimientos en largo para 'probar' a los centrales. Y es que viendo cómo juegan, presionan y atacan, creo, sinceramente, que es la selección que más nos puede complicar las cosas.

23 junio 2012

ANÁLISIS EF: Francia (Cuartos de final)


Llegan los cuartos de final, donde España se verá las caras con Francia, un rival con nuevas ilusiones en la Eurocopa 2012, tras la polémica y el fiasco en el Mundial de Sudáfrica, y que terminó en el segundo puesto de su grupo y rompió una racha de 23 duelos invicto por una inesperada derrota frente a Suecia (2-0). Va a ser un partido duro en el que los hombres de Vicente Del Bosque jugarán contra la historia ya que España nunca ha ganado a Francia en competición oficial.

Al mando de la selección francesa está el carismático Laurent Blanc, campeón como jugador del Mundial de 1998 y la Eurocopa de 2000, y ahora en el banquillo de 'Les Bleus' con la dificil misión de devolver al conjunto galo su plaza entre los mejores del continente, un sitio habitual antes de las decepciones de los últimos años. Ha pasado página y no quiere que ocurra lo mismo, así que por ese motivo, este año lleva una serie de jugadores que han hecho una muy buena temporada en sus respectivos clubes para poder lograr así alcanzar el título europeo. Juegan con un 4-3-2-1 y es, en esa línea por delante de la defensa, donde actúan dos jugadores en los que haría más hincapié que en ningún otro. Alou Diarra que tiene una fuerza impresionante es el que hace prácticamente todas las coberturas a los dos centrales, y Cabaye, que es un jugador más de construcción, aunque también pelea bien. El mediocentro del Newcastle es el que inicia el juego de Francia para esa línea que juega por delante de ellos y que quizás sea la más ofensiva y donde tienen más calidad.

En la porteria es indiscutible Hugo Lloris. El guardameta del Olympique Lyonnais es el líder de Francia bajo palos por seguridad, regularidad y por sus reflejos felinos en el salto. Un portero de primera categoría mundial que pasó por el infierno de la selección de Domenech pero que vuelve con ganas de reivindicarse. En la defensa jugará seguro Mathieu Debuchy, y es que el lateral del Lille está siendo para mi el mejor lateral derecho de los vistos hasta ahora, e incluso el Newcastle inglés se ha unido a la puja por el jugador, y ha presentado una oferta de cuatro millones de libras. El centro de la defensa es más que probable que esté formada por Laurent Koscielny y Adil Rami (una de las grandes sensaciones defensivas de la temporada en la Liga BBVA). El defensa del Arsenal sustituirá a Philippe Mexès, sancionado por ver dos amarillas en la fase de grupos ante Ucrania y Suecia. En la izquierda ha estado alternando a Patrice Evra, que jugó el primer partido ante Inglaterra, y Gaël Clichy, que ha jugado los dos siguientes ante Ucrania y Suecia, por lo que a priori, parece lógico que sea el lateral del Manchester City el que forme de inicio ante España. 

En el centro del campo Blanc parece que seguirá apostando por la asociación de Alou Diarra, Yohan Cabaye y Samir Nasri, salvo que el seleccionador francés decida quitar al jugador del Manchester City para tener una opción más defensiva con Yann M'Vilapivote defensivo con una capacidad de robo y una velocidad que lo convierten en una de las mayores promesas futbolísticas del momento. Además, el supuesto enfrentamiento entre Nasri y Diarra nos puede indicar que el ambiente en el conjunto galo no sea el más sano antes del partido.

En punta, salvo sorpresas de última hora, Jérémy Ménez por la derecha, Franck Ribéry entrando desde la izquierda. Ménez ha alcanzado en el PSG su cumbre futbolística. Puede jugar en todas las posiciones del ataque sea en punta o más retrasado. Y que decir de Ribéry, uno de los mejores regateadores del mundo, imparable en carrera. Esta temporada ha brillado a un nivel altísimo en el Bayern y parece ser el jugador que condujo a Francia a la final del Mundial de Alemania. Por último, como pieza más ofensiva está Karim Benzema. El delantero del Real Madrid es un jugador impresionante lo tiene todo, arranque, desborde, técnica, disparo y además es de lo mejorcito sin balón, creando muchísimos espacios y descolocando a los centrales rivales.

No han dejado muy buenas sensaciones en la fase de grupos, pero todavía no han demostrado todo el poderío del actual fútbol galo. Tienen una buena línea defensiva y seguramente se van a echar atrás, no son de mucha presión, pero es una selección muy inteligente en el robo del balón y que juega a la contra esperando las individualidades de jugadores como los mencionados anteriormente Nasri, Ribéry y Benzema. Habrá que tener precaución cuando ellos revolucionan el partido con esos tres jugadores, pero España no debe volverse loca, debe tener su identidad e intentar abrir espacios, sobre todo en banda para contrarrestar la muralla defensiva que parece van a plantar por la zona central. Y es que Blanc ha repasado en rueda de prensa las actuaciones de Italia, una selección "potente, especialmente en la defensa", y de Croacia ante España. "Y nosotros queremos lo mismo. Croacia e Italia no pudieron ganar a España, pero tuvieron oportunidades, demostraron su solidaridad, unidad y ganas, y todo eso también lo vamos a necesitar nosotros mañana", analizó el técnico.

22 junio 2012

La genialidad de Panenka

Desde 1960, año en que arrancó la primera Eurocopa, ha habido muchos lanzamientos de penalti, pero quizás el más famoso fue uno de los primeros en un evento internacional, el Campeonato de Europa de 1976. Checoslovaquia, que había vencido por 3-1 a Holanda en la prórroga de la semifinal, viajó a Belgrado para enfrentarse a los campeones del Mundo y de Europa, la República Federal de Alemania. Allí, en el campo del Estrella Roja, Antonín Panenka nos regaló el momento más espectacular de la historia de la Eurocopa.

El 20 de junio de 1976 fue un día histórico para el mundo del fútbol. Las selecciones de Checoslovaquia y de la República Federal Alemana se enfrentaban en el Stadion Crvena Zvezda de Belgrado por el Campeonato de Europa. Al igual que en la semifinal ante la anfitriona Yugoslavia, la RFA remontó dos goles en contra para forzar la prórroga en esta trepidante final. Dieter Müller y Bernd Hölzenbein, en el tiempo de descuento, neutralizaron los tantos de falta de Ján Švehlík y Karol Dobiaš. Pero esta vez, los Los Beckenbauer, Müller, Maier y compañía no lograron marcar en la prórroga, esa teórica superioridad alemana no quedó reflejada en el terreno de juego, y por primera vez en un torneo internacional de este calibre se llegó a la tanda de penaltis en la final. 

Recuerda el mítico Sepp Maier que hubo una cierta trampa psicológica en aquel partido. "Los checoslovacos ya sabían días antes que si la prórroga concluía en empate, habría penaltis por primera vez en una final de Eurocopa, y no partido de desempate", según dijo que le contó Panenka. El presidente de la DFB, Hermann Neuberger, se lo dijo a los jugadores alemanes en la concentración. "¡Ojo, muchachos, que si hay empate, hay penaltis!", advirtió. "No se preocupe presidente que no se dará el caso, porque los vamos a barrer del campo", dijeron los futbolistas. "Llegados los penaltis, nos preguntó el entrenador quién quería tirar y todos miraron para otro lado: ¡qué bonito es el estadio!, ¡mira, un avión! Cuando faltaba por elegir el quinto lanzador, yo me ofrecí voluntario y Beckenbauer me dijo: Anda imbécil, vete a la portería y para el que te tiren. Entonces se oyó a Hoeness decir: Ya lo tiro yo. En ese momento supe que íbamos a tener un problema", recordaba Maier en un acto de la Fundación Ebert en 2011.

Los siete primeros lanzadores lograron marcar, antes de que Uli Hoeness fallara el suyo. Noveno lanzamiento. Antonín Panenka coloca el balón en su marca y se separa lentamente de él para coger carrerilla. Se sitúa fuera del área, a unos siete metros del esférico, y espera la indicación del árbitro para ejecutar su pena máxima. El italiano Sergio Gonella hace sonar su silbato y Panenka sale como una exhalación hacia la pelota. Parece dispuesto a reventar la portería defendida por Sepp Maier. Pero no, un segundo antes de que su pie derecho conecte con el cuero, colocó su pie derecho bajo la pelota y con un sutil toque elevó una parábola a media altura. Sepp Maier se venció a la izquierda de su portería cuando la pelota entra suavemente, a media altura, sin querer molestar a nadie, por el centro de la portería. Checoslovaquia gana su primera Eurocopa y Panenka acaba de inventar el penalti más famoso de la historia.

"Mis compañeros sabían de esa jugada especial y se negaban a que la ejecutara, pero el técnico Václav Ježek respaldó mi decisión... Mi confianza era plena, sabía que Sepp no se quedaría parado en el centro de la portería. La clave fue tomar varios pasos de carrera para que él esperara un remate fuerte. Cuando llegué al balón, lo impulsé suavemente con la pierna derecha hacia el centro de la portería y Maier eligió su costado izquierdo" afirmaba Panenka. El jugador checoslovaco, nacido en Praga el 2 de diciembre de 1948, narraba como "después de cada entrenamiento solía quedarme con Viktor, nuestro portero, ya que me gustaba ensayar penaltis, y siempre apostábamos una tableta de chocolate o una cerveza. Mi compañero era un gran portero, era más difícil para mí marcarle mis lanzamientos. De esta forma, antes de ir a dormir, intentaba pensar en formas de batirle, de mejorar mis errores. Así tuve la idea de que si retrasaba el inicio y sólo levantaba el balón, el portero, que se había lanzado a un lado de la portería, no podría rectificar en el aire. Esa fue la base de mi filosofía. Empecé a probarlo lentamente y a ponerlo en práctica. Aparte de que empecé a ganar peso porque ganaba las apuestas, comencé a emplearlo en amistosos, en ligas menores, y finalmente lo perfeccioné hasta usarlo en el Campeonato de Europa. Nunca quise ridiculizar a Maier porque no conozco a nadie que sea capaz de hacer algo divertido cuando el Campeonato de Europa está en juego. Elegí esa forma de tirar un penalti porque me di cuenta de que era el camino más fácil y simple para marcar un gol".

Panenka ha reconocido en muchas declaraciones que jamás pudo liberarse de su famoso penalti. "Me persiguió toda la vida, como si solo hubiera hecho eso en toda mi carrera". En Alemania, Maier, tan grande, futbolísticamente (16 títulos nacionales, continentales y mundiales), y con ese porte que le hacía parecer más insuperable por sus largos brazos, le trasladó el problema a su compañero. Lo que en el resto del fútbol fue el penalti de Panenka, en Alemania fue el penalti de Hoeness. Lo del delantero checoslovaco fue en Alemania tan solo 'la vaselina de Panenka', sin más. Maier salió indemne de aquella enorme sorpresa. "Si me hubiera quedado quieto lo habría parado, pero decidí hacerle el favor y dejé pasar el balón. Tirando así el penalti, si no lo mete toda Checoslovaquia le hubiera considerado un estúpido y habría concluido su carrera deportiva", decía el portero alemán. "Pero aprendí a no lanzarme muy pronto, aunque en realidad seguí sin parar muchos penaltis".

18 junio 2012

ANÁLISIS EF: Croacia (Grupo C)


Muchos han apuntado que si la selección croata está a un buen nivel podrían ser el gran 'tapado' del torneo, ya que  la calidad de sus jugadores es indudable y sólo hace falta que lleguen a ser un bloque muy fuerte. De cualquier forma es una selección al más puro estilo de la ex Yugoslavia, de la que siempre se espera que salga al campo a competir y plantear dificultades, son de esos conjuntos muy pegajosos y capaces de incomodar a cualquier rival. Contra España esperan dar la sorpresa y clasificarse para cuartos, ya sea como primeros o segundos de un grupo, en el que a priori todo parecía indicar, venían de invitados.

Después del desastre mundialista de 2006, la federación croata confió el banquillo a Slaven Bilić, ex jugador de Hajduk Split, Karlsruher, West Ham o Everton, que entonces contaba con tan solo 37 años, y que venía de entrenar a la sub-21. Clasificó al equipo para la Eurocopa de 2008, donde quedaron primeros de grupo, por delante de Alemania, aunque cayeron ante Turquía en cuartos de final. No lograron clasificarse para el Mundial de Sudáfrica, y en esta edición, aunque la fase previa no fue brillante para ellos (no pudieron ser primeros de grupo ante una selección griega que les superó en el computo general), les hizo llegar a la repesca en una teórica eliminatoria emocionante ante Turquia. Lejos de la realidad, en tierras otomanas golearon y sellaron su pase a esta Eurocopa. Bilić ha estructurado una selección que tiene en el Dinamo de Zagreb (este año lo pudimos ver en la Champions League) al equipo con mayor representación. Utiliza el 4-4-2 clásico donde mezcla juventud y veteranía, con un sistema de presión al rival, defensa atrasada, pegada a la línea de medios y los delanteros presionando a partir del centro del campo a su rival para dificultar el pase.

En la porteria continúa inamovible Stipe Pletikosa. El actual portero del Rostov ruso lleva defendiendo la porteria 'Vatreni' desde 1999 cuando sustituyó a toda una leyenda del fútbol croata como Dražen Ladić. La defensa (algo lenta en el repliegue) está comandada por su lateral derecho y capitán, Darijo Srna, en su haber 90 partidos como internacional, segundo máximo goleador por detrás de Eduardo. Un jugador que juega en el Shakhtar de extremo y que su condición de centrador le permite desarrollar su juego más retrasado de su zona natural, aunque sin perder su habilidad goleadora. El lateral izquierdo es para Ivan Strinić, a quien Juande Ramos se llevó al Dnipro ucraniano el pasado año. En el centro de la defensa son indiscutibles el defensa del Bayer Leverkusen (y ex Tottenham) Vedran Ćorluka, y Gordon Schildenfeld, defensa del Eintracht Frankfurt nacido en Croacia, aunque con orígenes en Eslovenia y Austria. El problema de Croacia no es tanto la propia zaga, sino en la forma en la que llegan los contrarios. Su apuesta ofensiva en la medular, con pocos futbolistas que reculen, permite invasiones frontales hacia su área con demasiada frecuencia.

El centro del campo está comandado por Luka Modrić. No es para menos, pues pocos tienen su calidad técnica y precisión para dar pases decisivos. Con él entre la organización inicial y el último pase aseguran el éxito de su juego interior. Llega en el mejor momento, 26 años, pero viene arrastrando molestias físicas en los últimos meses. Además, a nadie se le escapa que el centrocampista del Tottenham es un futbolista irregular, que necesita el balón para trascender en el juego, y ante España no lo tendrá. Pero si aparece el mejor Modrić será clave para el juego de su selección. Es un jugador que ha demostrado en numerosas ocasiones que suele 'desaparecer' en las grandes citas, como ya ocurriera hace cuatro años en la cita de Austria y Suiza.

Es probable que lo acompañe en el doble pivote Vukojević, quien será el encargado de cohesionar a su selección, demasiado creativa cuando el doble pivote es ocupado Modrić. Las bandas estrán ocupadas por Rakitić, jugador del Sevilla, y al que Bilić escora en la banda donde pierde gran parte de su visión y peso en el juego. En la izquierda ha venido jugando Ivan Perisić (con tan solo 23 años milita en el Dortmund), quien ha mostrado según la prensa especializada una gran proyección, debido a su polivalencia y la virtud de ser ambidiestro. Milan Badelj no será titular, pero este centrocampista del Dinamo de Zagreb es un futbolista bastante interesante. A sus 23 años, juega en el carril central y destaca por su llegada y peligroso disparo. Es probable que tenga minutos, quizás en partido atascados. Entonces podremos ver si no le intimida el escenario.

Con Ivica Olić fuera del torneo, por la lesión que sufrió en el amistoso ante Noruega, en la delantera han jugado en los últimos partidos Nikica Jelavić y Mario Mandžukić. El primero se ha convertido en el jugador revelación del combinado croata, y desde su llegada al Everton inglés, ha mostrado un gran rendimiento marcando 9 goles en 13 partidos. Su compañero en el ataque, Mandžukić, era hasta ahora un gran desconocido para el público en general, sin embargo el delantero del Wolfsburg alemán viene de hacer 13 goles en los 33 encuentros que disputó en la Bundesliga la temporada pasada. Lleva 3 goles en el torneo, es máximo anotador junto a Mario Gomez y el ruso Dzagoev, y su nombre ha empezado a sonar con fuerza el las agendas de algunos de los principales equipos de España, Italia e Inglaterra. Otro jugador a tener en cuenta es Eduardo, quien está teniendo algunos minutos entrando desde el banquillo. Cuando en 2008 los tacos de Martin Taylor se cruzaron en el camino del jugador de origen brasileño, le tuvieron que reconstruir la pierna. Nunca volvió a ser el mismo futbolista. Se mostró tímido en el campo, reticente al contacto con los defensas, inseguro. En 2010, fue traspasado al Shakhtar Donetsk, aunque no ha podido afirmarse en la titularidad ni en su club ni en la selección.

En definitiva, es una selección que tiene un gran potencial pero que ofrece dudas en su funcionamiento como colectivo, y aunque tiene a delanteros de grandísimo nivel, y en un gran momento, como Mandžukić o Jelavić, creo que si Modrić, Rakitić y  Perisić no lucen en el centro del campo no van a poder con el juego de toque de España, y no podrán superar la fase de grupos (ya que partimos de la base de que Italia pueda doblegar a la República de Irlanda).

17 junio 2012

Oxlade-Chamberlain, el nuevo Walcott


Este mes quiero dedicarlo en exclusiva a la Eurocopa y por ello todos, o por lo menos, la gran mayoría de las entradas estarán relacionadas con este torneo. Hoy traemos a uno de los jugadores revelación en la pasada edición de la Premier League y que el pasado 16 de mayo saltó a los titulares de la prensa inglesa al ser incluido por Hodgson en la lista de convocados para disputar el torneo en tierras polacas y ucranianas. Hablamos de Alex Oxlade-Chamberlain, pura dinamita en banda. Jugador eléctrico, descarado y que ha logrado dejar en el banquillo a Theo Walcott, toda una institución en la banda del Emirates.

Alexander Mark David Oxlade-Chamberlain nació el 15 de agosto de 1993 en Portsmouth (Inglaterra). De origen jamaicano, a 'Alex' el fútbol le viene de cuna ya que su padre, Mark Chamberlain (internacional ingles con Bobby Robson), jugó en Port Vale, Stoke City, Sheffield Wednesday, Brighton y Exeter City. Pero en el club que más permaneció fue el Portsmouth FC. También su tío, Neville Chamberlain, fue jugador del Port Vale, Soke City, Plymouth Argyle y Mansield Town. Ingresó en la Academia del Southampton FC en el año 2000, cuando apenas contaba con 7 años. Con los 'Saints' fue creciendo temporada a temporada. Creció en el centro del campo. Aprendió desde sus inicios a tratar bien el balón, a moverse entre líneas y a generar juego. Pero poco a poco fue abandonando esa posición para desenvolverse en el extremo, lugar donde se  dió a conocer. Con 16 años ya jugaba en el segundo equipo, lo que hacía vaticinar que este jugador no era uno más de la entidad, tenía algo especial y los técnicos supieron sacárselo sin tener en cuenta su prematura edad. El 2 de marzo de 2010 Alan Pardew, entonces entrenador rojiblanco, lo hizo debutar con 16 años y 199 días en la victoria de los Saints por 5-0 sobre el Huddersfield Town FC de la Npower League One (tercer escalón del fútbol inglés), siendo el segundo jugador más joven de la historia en hacerlo por detrás de Theo Walcott. Esa temporada volvió a tener minutos contra el Southend United, y el club consiguió el ascenso a la Npower Football League Championship (2ª división).

La temporada 2010-11 no pudo empezar de mejor manera para Alex ya que fue ascendido a la primera plantilla y comenzó a ser un habitual del banquillo como uno de los primeros cambios. Además el 10 de agosto de 2010 hizo su estreno como goleador ante el AFC Bournemouth en la Carling Cup jugando como titular. Diez días después firmó su primer contrato profesional con el Southampton, con una duración de 3 años. No olvidará el partido ante el Dagenham & Redbridge FC, donde anotó su primer 'doblete' como profesional, además de dar una asistencia, por lo que fue elegido como 'Jugador del Partido' por primera vez en su carrera. El 22 de marzo de 2011 sufrió una lesión en su pie que lo mantuvo en reposo durante poco más de un mes. A pesar de esto consiguió terminar la temporada con 10 goles y fue incluido en el 'Equipo del Año de la Football League Championship' gracias a su excelente temporada.

El joven llamó la atención de los más grandes de Inglaterra, aunque finalmente fueron los 'Gunners' quienes consiguieron llevarse al jugador por unos 15 millones de euros, la mayor cantidad que se ha pagado por un futbolista de la Championship. Arsène Wenger, desde el primer momento confió en el jugador y lo incluyó en el equipo, y esta temporada le ha dado 16 partidos (10 saliendo desde el banquillo) en los que ha marcado dos goles, siendo clave en la remontada del equipo hacia los puestos altos de la tabla. Las comparaciones con Walcott no se han hecho esperar, relacionaban su edad de llegada (Oxlade lo hizo con 17 años y Walcott, con 16), su posición (extremo) y su club de origen (Southampton). Una unión que los tenía atados el uno al otro. Una comparación con la que ha tenido que vivir Oxlade durante una temporada entera y que, a su término, ha terminado por conseguir alejarse de ella.

Es un extremo diestro, que basa su juego en su gran capacidad de desborde y sus cada vez más asiduas internadas al área partiendo desde la banda, generalmente la izquierda, aunque puede jugar por ambos costados. La clave de su juego reside en su gran velocidad, es un jugador tremendamente veloz y eléctrico, que rompe a sus rivales con continuos cambios de ritmo y que a la hora de encarar hace gala de un desparpajo nada común en jugadores de su edad. Sus 'slalons' y bicicletas en carrera están revolucionando la Premier League y no es para menos. Además es capaz de combinar con sus compañeros, de tener esa pausa necesaria para levantar la cabeza o para pensar en las posibilidades que le ofrece el juego y elegir siempre la mejor opción. Comparándolo con Walcott podríamos decir que es menos directo pero más pausado, menos decisivo, por ahora, pero con más capacidad de asociación. Aunque para mí es más completo que Theo, se maneja mejor en un mayor número de registros y es capaz de rendir bien en posiciones muy diferentes.

Internacional inglés sub-18, sub-19 y sub-21, tras cuajar sus mejores actuaciones frente al Blackburn y Milan se comenzó a especular con su llamada para la Eurocopa... y se confirmó, el recientemente estrenado seleccionador, Roy Hodgson lo incluyó en la lista de 23 para disputar la Eurocopa 2012 de Polonia y Ucrania. Su debut con la selección absoluta se produjo el 26 de mayo en el amistoso ante Noruega, cuando en el minuto 73 saltaba al campo para sustituir a Ashley Young. Una semana más tarde, lo hacía como titular en Wembley contra Bélgica, jugando 67 minutos antes de ser sustituido por su compañero de equipo Theo Walcott. El 11 de junio debutaba como titular en el primer partido de la Eurocopa ante Francia.

Con sus 18 años de edad, es una de las más firmes promesas del fútbol inglés. Quiere aprovechar su oportunidad en esta Eurocopa para regresar al Emirates Stadium en verano y hacerse fijo con el extremo izquierdo del Arsenal. Lo mejor es que hasta ahora tan solo hemos visto una pequeña parte del potencial que se le augura en el futuro, esto es solo el comienzo de un jugador con unas cualidades brutales y que apunta a estar entre los grandes de Europa en no muchos años.

14 junio 2012

ANÁLISIS EF: Irlanda (Grupo C)


La selección de la República de Irlanda vuelve a disputar la fase final de una Eurocopa 24 años después. En aquella ocasión quedaron terceros del Grupo B por detrás de la Unión Soviética y Holanda. Una victoria sobre Inglaterra (0-1), un empate a un gol ante la extinta URSS y una derrota ante Holanda (0-1) fueron su tarjeta de presentación en la única participación, hasta la de este año, en la máxima competición continental de selecciones. Sin embargo, si la hemos podido ver en tres de los últimos seis Mundiales. Un duro golpe para ellos fue la eliminación para el mundial de 2010, con aquella 'pillería' del veterano Thierry Henry.

A priori, son los claros favoritos para marcharse por la puerta de atrás en esta Eurocopa. Sin embargo, cuentan con la experiencia de su técnico, Giovanni Trapattoni, un hombre que ha dedicado su vida al fútbol, y que con sus 73 años continua siempre fiel al 'catenaccio'. Su extenso palmarés y currículum, le hacen ser un entrenador muy experimentado. Para el técnico lombardo lo que importa es ganar y por ello resulta vital la base del trabajo defensivo. Esto podemos observarlo en los últimos 12 partidos de los 'Boys in green', que solo han recibido tres goles. 

Sin tener muchas estrellas, 'Trap' ha conseguido formar un equipo solido que funciona muy bien a nivel colectivo. El italiano sabe que su equipo no tiene demasiado y plantea los partidos bajo el pretexto de no recibir un solo gol y anotar si surge la ocasión. La defensa, como no podía ser de otro modo, es su línea más importante. Se posicionan en línea de cuatro, todos con gran habilidad en el juego aéreo. En el centro del campo suele darse un perfil común en todos los jugadores elegidos por el veterano entrenador, jugadores que corran y se sacrifiquen. Todos, a excepción de Aiden McGeady, quien junto a Damien Duff y Robbie Keane, es el futbolista más importante. Es un extremo puro, con muchísima proyección, que tiene gran capacidad para desequilibrar los partidos y generar ocasiones de gol. Además será el punto de referencia en los lanzamientos de falta, por su habilidad de remate a balón parado. La referencia en el ataque es Robbie Keane, quien a pesar de su edad, continua siendo el referente ofensivo y el gran culpable de que Irlanda pueda disputar esta Eurocopa. En un equipo que defiende bien, pero ataca con pocos efectivos, todo aquello que invente Keane será fundamental para tratar de conseguir el milagro de cuartos.

A pesar de su evidente inferioridad, la selección de Trappatoni ha demostrado que sabe competir al más alto nivel. Y es que quitando a McGeady, Duff o Keane, el conjunto británico apenas tiene jugadores capaces de generar peligro, ocasiones y goles por sí solos. Jugador por jugador son inferiores a España en casi todas, por no decir todas, sus posiciones. Veremos si el trabajo de grupo y el entramado defensivo con líneas muy juntas que seguro posicionará Tapattoni sobre el campo, consigue compensar estas diferencias. Aún así no hay que confiarse ya que es un equipo del que se espera que sea un rival durísimo de superar ya que pelean cada balón como si fuera el último.

06 junio 2012

ANÁLISIS EF: Italia (Grupo C)


A tan solo dos días para que comience la Eurocopa, vamos a analizar durante estos próximos posts el Grupo C, un grupo especial para los aficionados españoles porque aquí están encuadrados los chicos de Del Bosque que llegan a esta cita con el objetivo de revalidar el título conseguido hace cuatro años en Austria.

Nuestro primer rival (10 de junio) será la Italia de Prandelli, la selección que más portadas está llenando en estos días previos a comenzar el torneo, y aunque no se está hablando precisamente bien de los jugadores (ni del fútbol italiano), siempre es una selección temida ya que cuentan con un bloque muy fuerte y peligroso.

Su clasificación para esta Eurocopa de 2012 ha sido brillante (primeros de grupo por delante de Estonia y Serbia sin haber perdido ningún partido), desplegando incluso buen juego en algunas fases. En Polonia y Ucrania veremos una nueva versión de la clásica Italia, jugando mejor que otras veces, pero con vicios que no se pueden controlar. La mano de Cesare Prandelli se ha dejado ver desde el primer día. El técnico lombardo es un entrenador muy respetado en el país transalpino, sus ideas de creación de juego y de tratar bien a la pelota han sido respetadas por todos, además ha conseguido eliminar, o por lo menos disimular, el cartel de selección dura, defensiva y poco vistosa que hasta ahora ha colgado del cuello de los italianos, apostando por un juego más bonito de la mano de una estrategia como es la 4-3-2-1, donde los centrocampistas desempeñan tanto labores defensivas como de creación. Prandelli, ha apostado por la jubilación de viejas glorias y la incursión de sangre nueva. Finalmente, cabe destacar que pese a la re-estructuracion de la 'azurra' y su acercamiento al juego de toque y posesión, seguramente sigamos viendo la garra, agresividad y ganas características de Italia.

La columna vertebral del equipo estará formada por jugadores de la Juventus, puesto que a los incombustibles Buffon y Pirlo se unen los dos centrales, Andrea Barzagli y Giorgio Chiellini; y el centrocampista Claudio Marchisio. Prandelli en las últimas sesiones de entrenamiento previas a viajar a tierras polacas ha probado a Daniele De Rossi como central, una demarcación en la que ya ha jugado muchos partidos esta temporada en la Roma con Luis Enrique. La ausencia por lesión de Barzagli y las dudas sobre el rendimiento de Leonardo Bonucci (también de la Juve) tras su implicación en la red de apuestas ilegales, abren esta nueva posibilidad en la defensa italiana frente a España. En la parte ofensiva, los encargados de perforar la portería enemiga serán Antonio Cassano (felizmente recuperado tras haber sufrido el pasado mes de octubre un ictus isquémico que lo tuvo alejado seis meses de los terrenos de juego), Antonio Di Natale y Mario Ballotelli.

Para mi, la estrella del equipo es sin dua alguna Andrea Pirlo, es el jugador con más talento de la selección italiana y posiblemente de las últimas décadas del fútbol transalpino (sin olvidar por supuesto la mejor versión del gran Roberto Baggio). Su temporada con la Juventus ha sido fantástica y en el Milan aún se preguntan porqué lo dejaron escapar. Por sus botas pasa todo el fútbol ofensivo de la selección italiana y es un jugador imprescindible para Prandelli. Un organizador clásico, con muy buen pase, potente tiro y mentalidad de liderazgo total, si este jugador se encuentra con buenas condiciones físicas y psicológicas Italia llegará muy lejos en esta Eurocopa de Polonia y Ucrania.

Además quisiera destacar dos nombres como son los de Sebastian Giovinco y Mario Balloteli. El jugador turinés ha hecho una excelente temporada con el Parma, este pequeño jugador tiene un gran desborde y un remate de mucha calidad, y su nombre ha sonado durante el tramo final de la temporada para formar parte el próximo año del FC Barcelona. Le pesó mucho la responsabilidad en la Juventus y que tuvo que emigrar para demostrar que no era un espejismo, puede ser una de las sorpresas de la Euro. En cuanto al delantero del Manchester City, su calidad esta fuera de toda duda, además él ha declarado que esta motivado para ayudar a conseguir algo bonito. Es un jugador con una calidad abismal y un físico privilegiado pero con una cabeza que le juega malas pasadas, si logra centrarse tiene ante sí una gran oportunidad para realzar su carrera.

El estado anímico en que lleguen algunos de sus jugadores puede jugarles en contra, y es que el amaño de partidos ha hecho que muchos de los componentes de la 'azurra' estén en el punto de mira de todos los focos. Pero no hay que olvidar que esta selección es grande por sobreponerse a estos momentos, los precedentes nos llevan a los años 1982 y 2006, años en los que Italia se encontraba con escándalos similares que en estos momentos y el resultado fue que Italia ganaría ambos Mundiales, por lo que no hay que subestimar a este equipo y mucho menos por cosas externas. Además no hay que olvidar que en la pasada edición del torneo continental cayeron en cuartos ante España, y que ahora buscaran su particular 'vendetta'.