22 enero 2014

El futuro de Seedorf ya es presente

El lunes de la pasada semana, se anunció lo que era un secreto a voces, Allegri, era destituido como entrenador del AC Milan. La situación nefasta del conjunto 'rossonero' al acabar la primera vuelta, significaba el adiós del técnico italiano tras más de tres años y medio al frente del club. La derrota en Reggio Emilia ante el recién ascendido UE Sassuolo Calcio, era el culmen a una nefasta primera parte de campaña, que dejaba al equipo lombardo undécimo, con solo seis puntos más de los que marca el descenso. Comenzaban a sonar nombres para ocupar el banquillo de San Siro. Filippo Inzaghi ganaba posiciones en esta lucha, también se habló de Mauro Tassotti como entrenador interino, pero la sorpresa llegaría cuando Clarence Seedorf anunciaba en Brasil que dejaba de ser jugador del Botafogo, para comenzar a dirigir al Milan. Un equipo en el que forjó su propia leyenda, y que ahora tratará de reflotar.

Seedorf a sus 37 años ha pasado, de la noche a la mañana, de ser futbolista a comenzar una nueva y trepidante etapa en su vida. Eso sí, el jugador nacido en Paramaribo (Surinam) coincidirá con muchos ex compañeros, ya que abandonó la entidad en 2012. La apuesta de la dirección de la entidad (llámese Berlusconi, Galliani o Braida), es arriesgada. Clarence no tiene experiencia como técnico, aunque sí ha pasado por varias y diversas manos en su trayectoria como jugador.

Los éxitos recientes de algunos ex jugadores en sus respectivos clubes (Guardiola, Conte, Simeone), han provocado que los dirigentes de la entidad milanista confíen en Seedorf, esperando que sepa transportar parte de la esencia histórica del club a un equipo que no es ni la sombra de lo que fue. Ahora tiene más nombre que realidad y Seedorf, tiene que empezar a hacer que este equipo haga honor a la historia del club, o al menos, para eso ha llegado. Los datos son demoledores, el Milan está a 30 puntos del líder, a 20 del teórico objetivo de la Champions League y a 10 de la Europa League, la hazaña es compleja y más teniendo en el horizonte al Atlético de Madrid en Champions, uno de los equipos más en forma del continente.

Más de la mitad del actual plantel ya conoce a Seedorf, al jugador claro está, lo que aprenderán de ahora en adelante será como es el de Surinam en el banquillo. Como futbolista era aguerrido, un portento físico, que no descuidaba la calidad técnica. Consiguió grandes gestas en su etapa vistiendo los colores del Milan, pero ahora el plantel es inferior, ya no hay tanta calidad media, o al menos, eso demuestra los resultados. Como jugador Seedorf fue pupilo de Van Gaal en el Ajax; de Eriksson en la Sampdoria; de Capello, Heynckes, Hiddink y Toshack en el Real Madrid; de Lippi, Tardelli y Cúper en el Inter; de Ancelotti, Leonardo y Allegri en el Milan; y de Oswaldo de Oliveira en el Botafogo. En el combinado neerlandés, estuvo bajo las órdenes de Advocaat, Hiddink, Rijkaard, Van Gaal y Van Basten, con el cual unas diferencias antes de la Eurocopa 2008, provocaron su abandono de la selección. Muchos entrenadores, muchas variantes de juego, pero, ¿cuál será la que acogerá Seedorf?

Ahora mismo solo el propio Seedorf sabe que idea de juego tiene para este equipo, si es que lo sabe. Su principal misión debe ser la de apuntalar una defensa que es la quinta más goleada del Calcio, cierto que se acaba de incorporar Rami al equipo, y veremos como cuaja en la defensa 'rossonera', pero uno de los principales bastiones históricos de la entidad, es ahora endeble. Allegri rotó mucho a los cimientos defensivos, algunas rotaciones fueron obligadas, pero el resultante es que solo confió en Zapata de los de la línea de atrás. Por otra parte, en el medio del campo no hay fútbol, Nocerino o Poli, no terminan de explotar, y la creación es inexistente. Por delante, ha llegado Kaká, que de momento está siendo de lo más destacado del equipo pero sigue a años luz del estado de su primera etapa. Otro reciente fichaje, que precisamente debutó en el batacazo ante el Sassuolo fue el japonés Honda, veremos como se aclimata al fútbol italiano. La línea más destacada del equipo es la ofensiva, pero con El Shaarawy (actualmente lesionado) y con Robinho y Balotelli alejados de su mejor versión, las expectativas no son positivas.

Los dos entrenadores que más influencia han tenido en la dilatada trayectoria como jugador del holandés han sido Van Gaal y Ancelotti. La forma de juego del primero difícilmente la podrá aplicar en este equipo, un juego demasiado atrevido puede significar el suicidio, teniendo en cuenta las limitaciones en la faceta defensiva del equipo. Se necesita orden en la zaga y quizás la  forma de entender el juego de Ancelotti puede ser más constructiva en este caso. Necesita crear el equipo desde los cimientos, dando galones a jugadores como Kaká o Balotelli, que deben cargar con las riendas del equipo en facetas más ofensivas. Quizás el secreto del éxito de Seedorf no esté en fijarse en un único mentor, sino en ir aplicando todo lo que ha aprendido con la gran variedad de entrenadores que le han dirigido, escogiendo un poco de cada uno.

Lo cierto es que Seedorf es una incógnita, el resultado de ésta se irá viendo paulatinamente. La realidad es que estamos ante uno de los peores Milan de la historia y se necesitaba un cambio, quizás Seedorf no sea el movimiento más correcto, o puede que sea lo que necesitaba este equipo, alguien que supiera transmitir la esencia del club. De momento no ha empezado mal, primer partido y victoria (1-0) ante el Hellas Verona FC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada