24 enero 2014

Mohamed Salah, la nueva 'perla' egipcia

La liga suiza se esta especializando en sacar perlas al mercado futbolístico europeo. Nuestro protagonista de hoy fue distinguido como mejor jugador de la pasada temporada en el país helvético. Además representa a la perfección la nueva hornada del fútbol del país de los faraones que viene con mucha fuerza, y ya lo han demostrado en sus categorías inferiores.

Mohamed Salah Ghaly nació el 15 de junio de 1992 en Basyoun, en la región de El Gharbia (Egipto). Comenzó su carrera a los diez años en las filas del modesto Arab Contractors SC de la ciudad de Nasr. Debutó con el primer equipo de Al-Mokawloon Al-Arab el 3 de mayo de 2010 en el campo de El Mansoura SC. Su primer gol lo marcó el 25 de diciembre de 2010 ante el Al Ahly SC. En su último año con los 'Mountain Wolves' hizo un total de 16 goles en la Egyptian Premier League.

Tras la tragedia de Port Said, donde murieron casi 80 personas y cerca de mil resultaron heridas, el fútbol fue suspendido en Egipto propiciando que la selección sub-23 disputase un amistoso ante el FC Basel. Sus virtudes eran ya conocidas por los técnicos del club suizo (era un jugador pretendido por equipos como el Neuchâtel Xamax FC, Atalanta BC, Novara Calcio o AS Roma), pero a partir de aquel día lo serían aún más. Mohamed Salah necesitó apenas 45 minutos para hacer dos goles y demostrar a la dirección deportiva del conjunto 'RotBlau' que en su figura se hallaba un diamante en bruto. El técnico alemán Heiko Vogel le propuso entrenar con el equipo durante una semana, conocer las instalaciones del club y la ciudad. Una invitación que no pudo rechazar, firmando con el club suizo un mes después a cambio de 2,5 millones de euros. 

A pesar de perderse el inicio de liga por una lesión, pronto se hace con la titularidad en sus primeros partidos. La llegada de Murat Yakin al banquillo de St. Jakob-Park hizo que en un principio fuera más habitual verle salir desde el banquillo, pero poco a poco se fue ganando un sitio en el once inicial. Él sería el encargado de ocupar la banda derecha que hasta el año anterior había sido propiedad de Shaqiri, aquel bajito de origen kosovar que fascinó a todo el mundo. En su primera temporada Salah consiguió los títulos de la Raiffeisen Super League y la Schweizer Cup. Disputó 29 encuentros de liga, en los que anotó 5 goles. Marcó 3 goles en 6 partidos de Copa y anotó otras 2 dianas en 14 partidos de la Europa League,  competición en la que llegaron hasta las semifinales (eliminando al Tottenham Hotspur FC y cayendo en semifinales ante el Chelsea FC que era, en ese momento, vigente campeón de Europa).

Esta temporada comenzó para Salah con la conquista de la Uhren Cup ante el Grasshopper Club Zürich. Después ha disputado ya un total de 29 partidos y ha anotado diez tantos, dos de ellos en la Champions League, precisamente en las dos victorias de su equipo sobre el Chelsea FC. Gracias a su actuación en la presente edición de la Liga de Campeones, y más concretamente en sus partidos ante el conjunto inglés, a sus 21 años se ha convertido en el talento de moda en Europa y ha comenzado a llamar la atención de varios equipos de la Premier League y la Bundesliga, pero finalmente ha sido el equipo de José Mourinho el que ha conseguido su fichaje de cara a esta segunda vuelta de la temporada 2013-14.

Mohamed Salah es un atacante que puede desenvolverse en cualquier zona de la mediapunta, tanto en el carril central, como por cualquiera de las bandas, aunque lo más habitual es verle escorado en el costado derecho, a pesar de ser zurdo. Es un jugador muy dinámico, al que frecuentemente se le ve cambiar de posición durante el partido. Lo primero que llama la atención es el gran impacto que tiene en el juego de su equipo (participa continuamente, reclama la pelota, no se esconde nunca y no tiene el menor reparo en intentarlo, por difícil que pueda parecer), algo a destacar teniendo en cuenta su juventud. Sus virtudes físicas no las encontramos en la corpulencia ni en la fuerza, pero si en una velocidad y explosividad de las que hace uso constantemente. Está dotado de una técnica individual muy depurada, algo que muestra tanto en la conducción de balón como en el regate, una de sus características más espectaculares y utilizadas. Posee un espectacular cambio de ritmo, en el que se basa mucho para el desborde en el uno contra uno. Se maneja a las mil maravillas cuando encuentra espacios, donde explota su rapidez y verticalidad para salir hacia dentro sorprendiendo a la espalda de los centrales y buscar portería, haciendo gala de una interesante facilidad goleadora, además de una buena capacidad para asistir. Tiene un buen disparo con su pierna zurda, generalmente buscando ajustar el balón al palo. Debe mejorar aspectos, es algo precipitado y peca de exceso de individualidad ya que es bastante habitual que abuse de la posesión de la pelota.

Internacional por Egipto, en 2011 disputó el Mundial sub-20 en Colombia. Ese mismo año, el 3 de septiembre, debutó con la selección absoluta ante Sierra Leona. Un año después, dejó un rendimiento más que notable con los sub-23 que disputó los Juegos Olímpicos. En el torneo londinense convirtió 6 dianas y su juego rayó a muy buen nivel, llegando con su selección hasta los cuartos de final. Actualmente es uno de los fijos en las convocatorias del seleccionador Shawky Gharib, y ya ha jugado 27 partidos en los que ha marcado 17 goles, de los cuales seis los marcó en las eliminatorias de clasificación para el Mundial de Brasil 2014, empatando como máximo goleador con el también egipcio Mohamed Aboutrika y el ghanés Asamoah Gyan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada