20 marzo 2012

DORSALES MÍTICOS: 10 Platini

Es uno de los mejores centrocampistas de la historia dadas su creatividad, habilidad, visión de juego ante la presión del rival y olfato goleador. 'Le Roi', como fue apodado durante sus años de esplendor en los 80, se convirtió en depositario del talento y heredero de la corona europea que ostentó con firmeza Johan Cruyff. En su incansable labor por dejar impreso su sello en la historia del fútbol, se convirtió en el primer futbolista de la historia en conseguir tres Balones de oro de forma consecutiva.

Michel François Platini nació el 21 de junio de 1955 en Jœuf, pequeña población del departamento de Meurthe y Mosela en la Lorraine (Francia). Sus primeros pasos futbolísticos están unidos a la carrera de su padre, Aldo Platini, ex-jugador y entrenador, hijo de inmigrantes italianos, de la zona del Piamonte, que se establecieron en Francia tras el fin de la II Guerra Mundial. En 1966, con 11 años, comenzó a jugar en las categorías inferiores del AS Joeuf, club de tercera división que dirigía su padre. Con 16 años sorprendió jugando con el Joeuf en un partido contra el FC Metz de la Coupe Gambardella, competición sub-19 auspiciada por la Fédération Française de Football.

El joven Platini fue llamado para probar con el Metz pero, una lesión primero, y un examen médico en el que dictaminaron que tenía problemas de respiración y un corazón frágil (llegó a desmayarse en el spirometro), acabó frustrando su fichaje por el conjunto 'granate'. Fue entonés cuando en septiembre de 1972 se unió al equipo reserva del AS Nancy-Lorraine, cuyo primer equipo entrenaba su padre. Su debut como profesional se produjo en mayo de 1973 ante el Valenciennes FC marcando el primer hat-trick de su carrera. En 1974 sufrió una grave lesión al romperse la pierna izquierda en un partido contra el OGC Niza. El Nancy descendió ese año, pero gracias principalmente a la labor de Platini, al marcar 17 goles en la Ligue2, el Nancy regresó a la élite del fútbol francés un año más tarde. En el verano de 1976 firmó su primer contrato profesional, y dos años más tarde guió a 'Les Chardons' a conquistar la primera, y única, Copa de Francia del club, que lograron tras vencer al Niza con un único gol de Platini.

En 1979, tras finalizar su contrato, PSG, Inter y AS Saint-Étienne fueron los equipos más interesados en su contratación. Se decantó por 'Les Verts' con los que firmó por tres años. Con el equipo del Loira se proclamó campeón de la Liga (1980-81), décimo título del club verdiblanco que le vale para ser el único equipo de Francia que puede tener en su escudo la estrella que simboliza las diez ligas. Además el equipo llegó a jugar dos finales de la Copa de Francia, que perdieron contra el SC Bastia y el PSG respectivamente. En 1982, Roger Rocher, presidente del Saint-Étienne, ingresa en prisión a causa de impagos a los jugadores, lo que propicia la salida de Platini.

Fue entonces cuando Giovanni Agnelli se cruzó en su camino y lo ficha para la Juventus FC. Sus inicios en 'La Vecchia Signora' no fueron fáciles ya que Italia venía de ganar el Mundial de España'82 con un equipo formado en su mayoría por jugadores de la Juve. En su primera temporada en Italia logró el subcampeonato de liga y la Copa de Italia pero fue derrotado en la final de la Copa de Europa disputada en Atenas ante el Hamburgo alemán. Para la siguiente temporada se conformó un equipo donde destacaban Stefano Tacconi, Cesare Prandelli, Zbigniew Boniek, Massimo Bonini, Gaetano Scirea, Antonio Cabrini y el propio Platini. En esa misma temporada, el equipo obtuvo el Scudetto y la Recopa de Europa ante el FC Porto. En la temporada 1984-85, la Juventus obtuvo la Supercopa de Europa frente al Liverpool FC y la Copa de Europa en Bruselas ante el mismo rival, con lo que el equipo 'bianconero' entraba en la historia del fútbol europeo al ser el primero en conquistar las tres principales competiciones organizadas por la UEFA, hecho refrendado unos meses después al imponerse a Argentinos Juniors en la Copa Intercontinental.

Sin duda alguna Platini mostró su mejor fútbol, formando un deslumbrante tándem junto al polaco Boniek. Con el equipo dirigido por Giovanni Trapattoni conquistó 2 Scudettos (1983-84 y 1985-86), 1 Copa de Italia (1982-83), 1 Recopa de Europa (1983-84), 1 Supercopa de Europa(1985) y 1 Copa Intercontinental (1985). A este palmarés con su equipo hay que añadir los reconocimientos logrados a título personal, entre los que destacan los 'Balones de Oro' conseguidos en 1983, 1984 y 1985, años en los que además se proclamó 'capocannoniere' de la Serie A, un logro que nadie se ha atrevido a igualar hasta la fecha.

Internacional por Francia, jugó para la selección sub-18 con la que actuó en la Coupe Gambardella de 1973. Debutó con la selección absoluta el 27 de mayo de 1976 ante Checoslovaquia en el estadio del Parque de los Príncipes, en París. Ese mismo año fue seleccionado por la sub-23 para disputar las Olimpiadas de Montreal, en las que el combinado galo cayó en los cuartos de final ante Alemania Oriental. Con tan sólo 23 años, debutó en el Mundial de Argentina en 1978, La selección gala fue eliminada en la primera ronda, y Platini anotó su primer gol en un Mundial, concretamente, a Fialli, guardamenta argentino. Además participó en las ediciones mundialistas de España'82 (cayeron en semifinales, en la tanda de penaltis, ante la Alemania Federal) y México'86, donde desplegaron un juego espectacular, aunque volvieron a caer ante Alemania en semifinales.

En 1984, participó en la Eurocopa disputada en Francia. El torneo le llegaba en el mejor momento de su carrera siendo, además, el capitán de una selección francesa (dirigida por Michel Hidalgo y con aquel famoso cuadrado mágico en el centro del campo que formaban Luis Fernandez, Jean Tigana, Alain Giresse y el propio Platini) que ganaba en la final a España por 2-0 y con el recordado gol de falta al portero español Luis Miguel Arconada. Además el 10 francés se proclamó máximo anotador de campeonato con 9 goles.

El 17 de mayo de 1987 anunció su retirada como jugador, en uno de sus mejores momentos, a los 32 años de edad, con el depósito desbordante de talento pero según su criterio vacío de combustible y motivación para seguir deleitándonos con su fútbol. Creó su propia línea de ropa deportiva, a la que llamó 'Número 10', su dorsal en el terreno de juego. Inauguró también una escuela deportiva en Perpignan, y sus conocimientos le ayudaron para trabajar en la RAI, en un programa semanal sobre los goles más vistosos, y en radio Montecarlo. Tuvo sus escarceos como entrenador, dirigiendo a la selección de Francia, en sustitución de Henri Michel. El 11 de diciembre de 1989 prolongó su contrato por un nuevo período de cuatro años y medio más, pese a que Francia no se clasificó para la fase final del Mundial de Italia'90. No halló placer en ver el fútbol desde más allá de la línea de cal. Su futuro estaba más arriba, en los palcos, donde primero fue designado directivo de la Federación de su país, después copresidente de la organización del Mundial de 1998, más tarde entró en la FIFA, y desde enero de 2007 ocupa la presidencia de la UEFA (cargo que aún ostenta) tras vencer en la votación a Lennart Johansson.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada